¿Qué consecuencias tiene el abandono del puesto de trabajo?

Juanma Caurin
Ante una discusión o sucesivos impagos de la nómina, un trabajador puede decidir abandonar su puesto de empleo de forma repentina y sin comunicarlo. Sin embargo, esto tiene consecuencias legales que no se han de pasar por alto. En este artículo, las analizamos en profundidad.

El abandono del puesto de trabajo implica la decisión voluntaria del empleado de rescindir su contrato laboral, que puede desarrollarse de dos formas distintas: a través de notificación o sin previo aviso. En función de la estrategia a seguir, el resultado para el trabajador puede llegar a ser muy diferente.

Siempre que el trabajador comunique su decisión de abandonar el puesto de trabajo por escrito con al menos 15 días de plazo, no existen grandes complicaciones. El resultado es que en estos casos, el empleado no tendrá derecho a la prestación por desempleo ni indemnización por despido. En caso de que el convenio colectivo de su sector estipule otros plazos, deberá regirse a ellos.

¿Cuándo se considera abandono del puesto de trabajo?

Como comentábamos al inicio del artículo, el requisito imprescindible es la decisión voluntaria del empleado de no ocupar ese puesto de trabajo. Es por ello, que no podrá considerarse abandono aquellos casos en los que el trabajador no pueda acudir a su puesto por fuerza mayor. Hay empresas que han utilizado este argumento para eludir el pago de indemnización o desempleo. Frente a estos casos, el trabajador puede reclamar la situación.

abandono de trabajo

Ahora bien, en ocasiones el trabajador no llega a expresar por medio escrito su disconformidad a seguir ocupando el puesto de empleo, sino que simplemente deja de acudir a la empresa. En estos casos no hay una legislación clara que se ocupe de regular esto, sino que es el Tribunal Superior de Justicia el que con su jurisprudencia ha expuesto una serie de principios.

Consecuencias legales para el empleado

En este segundo caso, determinar la fecha de extinción del contrato puede ser un problema al no existir ningún documento por escrito que acredite que el trabajador no quería volver a su puesto de empleo. La empresa por tanto, deberá hacer indagaciones y asegurarse de que esto es así, dejando un margen de inasistencia continuada.

No existe un plazo legal para el que se estipule que con un número establecido de faltas, la situación se considere abandono de puesto de trabajo. La empresa deberá recurrir a su convenio para utilizar el número de faltas que habilita para un despido disciplinario por la no asistencia al trabajo.

No obstante y en función de la situación, el trabajador deberá abonar una indemnización por los daños y perjuicios provocados por el abandono del puesto de empleo, en caso de no haber avisado antes o en función de las cláusulas contenidas en el contrato de trabajo, como por ejemplo, la permanencia.

Puedes dejar el trabajo por WhatsApp

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) con su jurisprudencia, ha sido muy claro en cuanto a los medios que se aceptan para notificar la decisión de abandonar el puesto de trabajo: “la dimisión puede manifestarse de forma expresa o de manera tácita, no siendo preciso que se ajuste a una declaración formal”. El TSJ entendió que las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de comunicarse dentro y fuera del entorno laboral.

Este argumento permitió considerar el WhatsApp como una herramienta válida para comunicar el cese voluntario a un superior, siempre que esté respondiera al mensaje y por tanto fuera aludido a él, y se certifique la autenticidad de los mismos.

En este caso es muy útil aportar, además, testigos o personas que puedan acreditar la decisión del trabajador para dejar la empresa. Otros medios útiles para comunicarlo son el correo electrónico y el sms, siempre que haya una respuesta por parte del superior.

Carta de abandono de trabajo

Sea como sea, lo mejor es realizar la baja voluntaria de un trabajo de la mejor forma posible para no perder tus derechos como trabajador y para no verte envuelto en ningún problema legal. Por ello, es recomendable realizar una carta de renuncia del trabajo con el preaviso de 15 días para poder acceder al paro y a la indemnización por despido que pertenece al empleado. Aquí puedes encontrar un modelo de carta para presentar tu dimisión.

Carta de abandono de trabajo

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No