¿Qué es el Fondo Social Europeo (FSE) y cómo funciona?

Paula Masegosa

El FSE+ es el sucesor del actual FSE (Fondo Social Europeo). Es el principal instrumento de la UE para invertir en las personas y aplicar el pilar europeo de derechos sociales, contribuyendo a una Europa más Social; a una cohesión económica, social y territorial. Forma parte de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), al igual que el Fondo de Desarrollo Regional FEDER, el Fondo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), Fondo de Cohesión (FC ) y Fondo Marítimo y de Pesca (FEMP).


Este fondo estructural apoya las políticas y las prioridades orientadas a contribuir a alcanzar el pleno empleo, potenciar la calidad y la productividad en el trabajo, aumentar la movilidad geográfica y laboral de los trabajadores y trabajadoras dentro de la Unión, mejorar los sistemas de educación y de formación, y promover la inclusión social y la salud.

Objetivos del Fondo Social Europeo 2021-2027

Las prioridades de inversión de Fondo Social Europeo +  deberán trabajar en consonancia con el objetivo “Una Europa más social en aplicación al Pilar Europeo de Derechos Sociales”, por lo que irán dirigidas a tres ámbitos:

  • Empleo, fundamentalmente, a través de la igualdad de acceso al empleo,
    condiciones de trabajo justas, fomento del emprendimiento y mejora de la
    empleabilidad
  • Educación, formación y aprendizaje permanente
  • Inclusión social y lucha contra la pobreza.

Además para el período 2021-2027 también se trabajarán las siguientes prioridades: la igualdad de género, la conciliación familiar y laboral, los sistemas de protección social y sistemas de asistencia sanitaria; el acceso a los servicios básicos y
la privación material.

Los objetivos del Fondo Social Europeo también irán dirigidos a  promover las transiciones ecológica y digital en consonancia con la estrategia industrial de la Unión, que exigirá nuevas capacidades para nuevos tipos de empleo.

Programas del Fondo Social Europeo

Como novedad del FSE+ se unificarán diferentes programas existentes hasta la fecha en uno solo. El nuevo programa del Fondo Social Europeo agrupará otros como:

  • el anterior FSE
  • el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más
    Desfavorecidas (FEAD)
  • la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ)
  • el programa de la UE para el Empleo y la Innovación Social (EaSI)
  • el programa de Salud de la UE.

Además el Fondo Social Europeo y sus programas operativos trabajarán de la mano de otros instrumentos de la UE orientados a "trabajar con personas", como Erasmus+, el Fondo de Asilo y Migración, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, y el Instrumento de Apoyo Temporal para Atenuar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE).

Subvenciones del Fondo Social Europeo

Para el período 2021-2027, se proponen objetivos temáticos del Fondo Social Europeo en torno a sus dos principales prioridades: la lucha contra el desempleo, especialmente el desempleo juvenil y apoyar actuaciones para promover la inclusión social y la lucha contra la pobreza. Las subvenciones cofinanciadas por el Fondo Social Europeo irán destinadas en último término a:

  • Invertir en los jóvenes, que se han visto particularmente afectados por la crisis socioeconómica tras la pandemia de coronavirus. Los Estados Miembros (EM) cuyas tasas se encuentran por encima de la tasa media de la UE de jóvenes que no trabajan, ni estudian ni reciben formación (los denominados "ninis", de entre 15 y 29 años) deberán dedicar al menos el 12,5% de sus recursos del FSE + a ayudar a estos jóvenes a encontrar una titulación o un trabajo de buena calidad.
  • Apoyar a los más vulnerables que sufren la pérdida de empleo y la reducción de ingresos: los EM tendrán que asignar al menos el 25% de sus recursos del FSE + para promover la inclusión social.
  • Proporcionar alimentos y asistencia material básica a los más desfavorecidos, integrando en el FSE + el actual FEAD. Todos los EM dedicarán al menos el 3% de sus recursos del FSE + a este objetivo.
  • Invertir en los niños que han sufrido los efectos de la crisis. Los EM con un nivel de pobreza infantil superior a la media de la UE deberían utilizar al menos el 5% de sus recursos del FSE + para abordar este problema. Todos los demás deben asignar una cantidad adecuada a acciones específicas para luchar contra la pobreza infantil.
  • Apoyar directamente la innovación social a través del nuevo capítulo de empleo e innovación social del FSE + con una dotación financiera específica de 676 millones de euros.

En definitiva, las ayudas del Fondo Social Europeo contribuirán a conseguir una Europa socialmente más justa y con más oportunidades para todas las personas que la componen.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No