¿Qué es la exportación de productos?

Iván García
El concepto de exportación en términos económicos hace referencia al envío de un producto o servicio a un país extranjero con fines comerciales, ya sea por vía terrestre, marítima o aérea. Estas operaciones están reguladas por una serie de controles impositivos y disposiciones legales que actúan como marco contextual de las relaciones comerciales entre territorios. Las exportaciones son una parte fundamental de la internacionalización empresarial de las compañías, ya que les permite llevar sus producto a cualquier parte del mundo.

El proceso de exportación implica un respeto de las legislaciones vigentes en el país de origen y en el que recibe la mercancía. Este término, junto con la importación, supone una herramienta importante dentro de la contabilidad de un país. Consulta todos los requisitos necesarios para exportar productos y saber la normativa exigida por la administración.

Qué es exportación
Imagen: Krunja || Shutterstock

¿Qué significa exportar?

La exportación de las empresas es todo bien o servicio que el país emisor envía como mercancía a un tercero para su uso o compra, desempeñando este último la labor de importador.

El ente físico encargado de este trámite es la aduana. Esto implicará por lo tanto, que una mercancía que salga de un territorio pase por aduanas, y siga el mismo procedimiento a la hora de entrar en el país receptor. Estas transacciones entre distintos estados suelen acarrear un elevado grado de complejidad en términos fiscales y legales, ya que estos varían de forma considerable de un país a otro. Además, los gobiernos buscan proteger el producto nacional, poniendo obstáculos a las importaciones con impuestos

La exportación de productos se encuadra en la división internacional del trabajo. Su objetivo es satisfacer las necesidades de un mercado concreto. Y es que no todos los países producen los bienes que requieren, por lo que se ven obligados a recurrir a otros territorios para hacerse con ellos.

¿En qué consiste la exportación de productos por parte de las empresas?

Hay varios motivos que empujan a estados y empresas a la exportación. Por ejemplo, un país puede tener la necesidad de exportar con el propósito de reducir el desequilibrio que se registra en la balanza comercial con el extranjero, para de esa forma conseguir ingresos que le permitan financiar el proceso productivo del país. Por su parte, las organizaciones empresariales recurren a la exportación para conseguir más ganancias y disponer de una vía de ingreso en otro mercado, obteniendo así una importante ventaja competitiva con respecto a la competencia.

La apertura de mercados en el extranjero supone una gran oportunidad para la expansión de los negocios a nivel global, favoreciendo además la oferta de servicios y productos a un mayor número de usuarios, lo que favorecerá el aumento de los ingresos y de la cartera de clientes.

Hay que aclarar que la exportación de productos no es algo exclusivo de las grandes compañías, ya que cada vez son más los emprendedores y pymes que recurren a su salida al exterior ante la elevada competencia que hay en el mercado doméstico y las opciones de éxito en otro territorio. De ahí que cobre relevancia aprender qué se debe tener en cuenta sobre el IVA en las exportaciones, tal y como nos explica la web especializada Factufácil. De lo contrario corremos el riesgo de infringir algunas leyes. Además, debe valorarse que contribuye a la consolidación de cualquier empresa, ayudando a ofrecer unos precios más rentables al existir una mayor demanda de artículos.

Este proceso de exportación mejora la imagen de la empresa, lo que servirá para incrementar el número de clientes, acceder a nuevos proveedores, obtener financiación y disponer de otras muchas más ventajas.

Este sistema se utiliza desde la antigüedad y hace referencia al acto de enviar y recibir mercancías, cuyo objetivo es la ganancias por parte del país o empresa emisor. Hay varios procedimientos de exportación, como pueden ser las transacciones hechas desde una empresa base a una sucursal de otro país, las operaciones hacia clientes independientes o hacia el consumidor final a través de una compañía intermediaria, como ocurre en el caso de Amazon.

También suele ser muy frecuente exportar bienes semiacabados o materia prima para que la entidad importadora lo pueda acabar de manufacturar.

Para conseguir la exportación de productos en una empresa es necesario estudiarlo y planificarlo de la mejor forma posible para hacerlo correctamente. Por ello, te recomendamos que consultes los pasos necesarios que debe seguir la empresa para poder exportar.

¿Cómo exportar productos?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No