¿Qué es y cómo se hace un clipping para tu empresa?

Cada vez que los medios de comunicación hablan de nosotros deberíamos analizar qué dicen y qué efectos puede tener esa noticia sobre la reputación de la empresa. Pues bien, el clipping consiste en el seguimiento de las informaciones que los medios publican sobre tu negocio, de modo que puedes actuar a partir de esas informaciones. Aunque originalmente estaba pensado en los recortes de prensa, la aparición de nuevos medios hace que el clipping press incluya la prensa escrita, la radio, la televisión y los medios de comunicación digitales.

¿Por qué es necesario un clipping?

Para entender la necesidad del clipping hay que comprender los beneficios que aporta esta técnica de marketing. El clipping de prensa nos permite conocer las apariciones de la empresa en los medios de comunicación, de modo que sabremos qué reputación tiene la compañía en la sociedad, y nos podremos anticipar ante posibles crisis de comunicación. También nos ayuda a medir el efecto de las diferentes estrategias de marketing y comunicación que hemos puesto en marcha a partir de su repercusión mediática.

Cómo hacer un clipping

Otra razón de peso para hacer un clipping press es que, directa o indirectamente, también haremos un seguimiento de la competencia, de modo que conoceremos mejor sus movimientos y acciones de marketing y podremos situarla en el sector. Es una forma más de compararnos con la competencia. No podemos pasar por alto que el seguimiento mediático nos ayuda, en cierta medida, a cuantificar económicamente la rentabilidad de nuestro trabajo comunicativo, ya que cualquier acción que se haga -aunque no sea publicitaria- tiene como objetivo atraer la atención mediática.


Conviene destacar que el clipping press es cuantitativo y cualitativo. Está bien saber cuántas veces han hablado de nosotros a lo largo de un periodo de tiempo determinado -clipping cuantitativo-, pero eso no significa que tenga que ser bueno. Ahí es donde entra en acción el clipping cualitativo, ya que las menciones que se hagan de la compañía pueden ser positivas, negativas o neutras. Por mucho que cambie el ecosistema comunicativo, el clipping press sigue siendo una herramienta de marketing muy actual.

Cómo hacer un clipping press

Hay dos formas de gestionar un clipping press: lo puede hacer la empresa a través del departamento de comunicación y marketing o se puede encargar a una empresa externa. Por suerte, el desarrollo de ciertas herramientas hace que sea relativamente fácil realizar el clipping desde dentro de la propia empresa. Aunque no es difícil, sí que es una tarea laboriosa que nos exigirá bastante tiempo, pero como hemos visto es algo necesario y muy interesante para la empresa.

Gracias a las herramientas disponibles, la propia empresa puede recoger las apariciones que ha tenido en medios analógicos y digitales. De hecho, muchos medios analógicos ofrecen también sus contenidos en formato digital, de modo que podemos acceder rápidamente a esta hemeroteca donde buscaremos noticias protagonizadas por la empresa. Es más, algunas de estas herramientas se han adaptado a las redes sociales, aunque realizar un seguimiento global de todo lo que se dice de una empresa en redes sociales es una misión casi imposible.

Cuando tenemos todas las apariciones en medios recogidas, seleccionamos las más destacadas y se hace un balance general de las mismas. Cuando la información puede dar paso a un conflicto, hay que analizar el tono y el sentido de las publicaciones para saber cómo se trata el tema y saber si va a tener efectos positivos o negativos para la empresa. A partir de ahí, podemos tomar las medidas que se crean oportunas para mejorar esa imagen que transmitimos en los medios. Toda la información recopilada se puede presentar ante la dirección de la empresa para orientar nuestras estrategias.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No