¿Qué sueldo me pongo?

Patricia Nuño

Acabas de empezar con tu negocio, y no sabes el futuro que le depara. No sabes cuándo empezarás a vender productos, no sabes cuándo los clientes empezarán a confiar en lo que ofreces y, ni siquiera cuándo esas pocas ventas se traducirán en beneficios. Con toda esa serie de dudas, te preguntas: ¿Qué sueldo me pongo? Pues, pese a toda esta incertidumbre, cuando vas a crear una empresa debes fijarte un sueldo desde el principio; otra cosa sea que vayas a poder cobrarlo o no.

¿Qué sueldo debo ponerme si soy jefe de mi empresa?

Una de las grandes dudas que asaltan a cualquier emprendedor es: ¿Cuánto tengo que cobrar en mi empresa? En tu empresa eres jefe, pero también trabajador. Por tanto, lo primero que deberás hacer es fijarte qué sueldo hay en el mercado para un puesto como el tuyo, con las funciones propias del mismo. Por ejemplo, no será lo mismo el sueldo que se pueda cobrar en el sector de la abogacía, que en el de la construcción. En función del puesto, las funciones y el sector en el que trabajes, así se definirá tu duda sobre qué salario debo cobrar.

Qué sueldo debo ponerme

Imagen: Cressida studio || Shuttertock

Es fundamental definir el salario que vas a cobrar, puesto que esto te va a ayudar también a averiguar si tu negocio realmente es viable a nivel económico. El primer sueldo como emprendedor siempre es algo complicado de definir. Sin embargo, es necesario. He aquí algunas claves para saber qué salario debes cobrar:

1. Salario de otros profesionales en el mismo puesto.

Pregunta a conocidos que tengan un negocio parecido al tuyo o mira ofertas de empleo en internet. Esto te dará una referencia de cuánto es lo habitual en tu sector y en tu posición concreta.

2. Capacidad del negocio para asumir el coste.

Si recién empiezas con el negocio, es probable que la capacidad de asumir el coste del sueldo sea más bien baja. No obstante, en un medio plazo debes asegurarte que entrará dinero suficiente para cubrir tu sueldo, así como otros costes habituales de producción y gestión.

3. Objetivos.

Como primer sueldo como emprendedor, es muy habitual también asignar un salario mínimo que cubra los gastos básicos para vivir. Con el tiempo, y en función de una serie de variables a cumplir y objetivos alcanzados, éste irá subiendo de manera paulatina. Aparte de ser una forma de motivarte y esforzarte para ir alcanzando esas metas a corto plazo para incrementar tu propio sueldo, es una forma de que la empresa vaya generando más beneficios y mayor respiro económico.

4. Qué hacer con los beneficios.

Está claro que, una vez tu empresa vaya obteniendo más beneficios, debes saber qué hacer con ellos. Lógico es que si reinviertes en tu propio negocio, más probabilidad hay de que éste crezca.




 

Estos son simplemente algunos consejos para que sepas cuánto tienes que cobrar en tu empresa. Sin embargo, ante todo, debes pensar con cabeza y fijarte un sueldo de manera honesta. Por ejemplo, no tendría cabida estar empezando un proyecto empresarial y fijarte un sueldo de 2.500€ simplemente porque eres el jefe. Eso te llevaría directo a la ruina. Toma una decisión coherente y ve revisando tu sueldo cada determinado tiempo, porque así analizarás cómo evoluciona el negocio, sus necesidades y, en base a ello y de manera objetiva, ir adaptando tu salario a la realidad a la que se enfrenta tu compañía.

Diferencia entre salario y sueldo

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No