5 claves para montar tu puesto de trabajo freelance al menor coste

Paula García

Cómo montar tu puesto de trabajo freelance

Según vaticinan muchos economistas y expertos en el mundo laboral. Caminamos hacia un mercado de trabajo formado, principalmente, por profesionales independientes que ofrecen sus servicios como autónomos. ¿Quieres poner en pie un negocio propio por poco dinero? Anota estas claves para montar tu puesto de trabajo freelance al menor coste.

Aprende a crear tu puesto trabajo como freelance al menor coste posible

Si no eres de los que se ven trabajando toda la vida para una empresa y jubilándose dentro de la misma compañía. Quizá ha llegado el momento de ofrecer tus servicios como profesional freelance.

Cada vez hay más gente con estudios universitarios (o sin ellos) que decide lanzarse al mundo emprendedor y montar su propio puesto de trabajo freelance. Si este es tu caso, y quieres montarlo al menor coste posible, sigue estos sencillos pasos:

1. Empieza como autónomo

Aunque las ideas de los emprendedores suelen ser muy ambiciosas desde el primer momento. No deberías arriesgarte, sin embargo, a constituir una empresa desde cero cuando empieces a ofrecer tus servicios como freelance.

Si quieres ahorrar dinero en este paso, lo mejor es que te des de alta simplemente en el Régimen General de los Trabajadores Autónomos. Porque, además, te beneficiarás de descuentos y bonificaciones desde el principio. El coste de constituir una sociedad empresarial es, a nivel tributario, mucho más elevado que el de darte de alta en el régimen de autónomos.

2. Monta el despacho en tu domicilio

Si vas a ofrecer servicios profesionales como asesor financiero, abogado, logopeda, periodista...etc. No necesitarás disponer de mucho espacio físico para llevar a cabo tu actividad.

Por ello, te resultará mucho más beneficioso, desde el punto de vista económico, reservar una de las habitaciones de tu casa y montar en ella tu propio despacho profesional. Además, recientemente se ha aprobado una ley que reconoce el derecho de los autónomos a desgravarse hasta el 30% del espacio total disponible en su domicilio en concepto de despacho profesional.

3. Incluye tu propio equipamiento ofimático

Si montas tu propio espacio de trabajo y ofreces tus servicios como freelance. Necesitarás disponer de tu propio equipamiento ofimático para poder desarrollar tu labor profesional.


Afortunadamente, a día de hoy existen muchas e interesantes ofertas para comprar material ofimático de última generación. Un buen ejemplo de ello es la impresora HP OfficeJet Pro 6970.

Esta impresora te permite imprimir a doble cara y a todo color. Gastando hasta un 50% menos de tinta en cada página si la comparamos con impresoras láser. Lo que a nivel de oficina es todo un ahorro dado el volumen de impresiones que se realizan habitualmente en el trabajo. Además, puedes imprimir, escanear y copiar cualquier documento con un simple toque en su pantalla táctil. Y si necesitas imprimir un documento alojado en tu móvil, tableta u ordenador portátil, solo tienes que enviarlo a la impresora mediante wifi. Adiós a los cables.

En cuanto a los recambios de tinta, es posible usar indistintamente consumibles originales y compatibles para HP OfficeJet Pro 6970. Que, además de ofrecerte un servicio de una alta calidad, te costarán mucho menos dinero que otros consumibles para impresoras.

4. Ahorra costes con una oficina virtual

Si tu actividad profesional te obliga a recibir a clientes de vez en cuando. Tienes que disponer sí o sí de un domicilio social, o puede que necesites un servicio de atención telefónica con desvío de llamadas. En tal caso no dudes en alquilar una oficina virtual que, a día de hoy, ofrecen algunos centros de negocios en muchas ciudades.

También dispones de la opción de montar tu propia oficina en un espacio de 'coworking'. Este tipo de oficinas, además de ofrecer interesantes ventajas fiscales, te permitirá trabajar en un entorno adecuado, a la vez que socializas con otros trabajadores freelance, consigues nuevos contactos, y te aportará una imagen más profesional.

5. Incrementa tus tarifas al cabo del tiempo

Si cuando empezaste como freelance decidiste establecer una tarifa algo más ajustada para poder acaparar una mayor cuota de mercado y atraer a más clientes. Transcurrido un tiempo, deberías revisar todas tus tarifas al alza.

Esto se debe, principalmente, a que tu tarifa original se basaba en las habilidades y experiencia que tenías al principio de tu actividad como freelance pero, transcurrido un tiempo, lo más normal es que hayas incrementado todas esas habilidades y experiencia, lo que te permitirá empezar a cobrar una tarifa más alta.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Sin categoría