Conoce cuáles son los gastos e impuestos en la venta de un inmueble

Paula García

¿Qué gastos e impuestos existen en la venta de un inmueble?


Durante la pandemia, y tras los meses de confinamiento, algunas personas se han planteado vender su casa. Del mismo modo, muchas empresas se han visto obligadas a cerrar sus negocios y han decidido poner a la venta locales y oficinas. Sin embargo, cuando vendemos un inmueble, no es nada fácil. Por tanto, antes que nada, debemos tener en cuenta una serie de gastos e impuestos que se deben asumir.

Para estar seguros y analizar correctamente todos los gastos y procesos que hay que realizar, siempre puedes contar con la ayuda de agencias inmobiliarias. De esta manera, ahorrarás tiempo y tendrás el asesoramiento adecuado sobre la venta del inmueble. A continuación, comentamos cuáles son los gastos e impuestos que conlleva la venta de una vivienda. ¡Empezamos!

Principales gastos de la venta de un inmueble

Si tu objetivo es poner una propiedad a la venta, debes conocer los principales procedimientos que se deben realizar y los gastos que suelen surgir antes, durante y después del proceso de venta.

Gastos previos a la venta

Por un lado, encontramos:

  • El certificado energético: Refleja el consumo de energía de una vivienda. Para obtener este certificado, es necesario que un técnico inspeccione la casa. De este modo, posteriormente, pueden surgir mejoras en el gasto energético del inmueble con el fin de que disminuya dicho gasto.
  • La nota simple: Se trata de un documento que indica la titularidad de la vivienda y la identificación de esta, además de sus cargas. Para conseguirlo, primero hay que acceder a la web del Colegio de Registradores.
  • La célula de habitabilidad: Es el trámite que certifica que la vivienda cumple con los requisitos de seguridad. Por ello, tener este certificado significa que un inmueble está capacitado para poder entrar a vivir. Para obtenerlo, debes seguir los mismos pasos que con el certificado energético y, para ello, será un técnico el que redactará un informe de habitabilidad.
  • Los gastos de cancelación de la hipoteca: Si tienes una hipoteca contratada, deberás elaborar una escritura pública de cancelación de la hipoteca firmada por un notario. Y, por otro lado, se encuentra el coste de inscribir la cancelación en el Registro con el objetivo de liberar la vivienda de cargas económicas.

Gastos durante la venta

A su vez, durante la venta del inmueble, existen los siguientes gastos:

  • El contrato de arras: Es un acuerdo privado entre el comprador y el vendedor en el que se pactan ciertas condiciones. Este documento no es necesario, pero es recomendable, ya que asegura la reserva de la vivienda y que no se venderá a otra persona interesada.
  • Los gastos de notaría: Se incluyen aquellos gastos que surgen tras la realización de la escritura pública, como por ejemplo los honorarios del notario.
  • La comisión de la inmobiliaria: En caso de que sea una agencia inmobiliaria la que gestione la venta de la propiedad, deberás pagar una comisión. Es decir, la cuota que se lleva la inmobiliaria por actuar como intermediaria entre el comprador y el vendedor.

Impuestos después de la venta

No debemos olvidar que en todo proceso de venta de una vivienda, también surgen una serie de impuestos:

  • IRPF: Generalmente, cada año solemos reflejar en la declaración de la renta los beneficios obtenidos durante el año anterior. Al vender una casa, se debe pagar el IRPF por la ganancia patrimonial obtenida con este proceso.
  • Plusvalía municipal: Este impuesto se debe pagar al ayuntamiento por el incremento de valor que ha tenido el terreno. Normalmente, se paga desde que compras la vivienda hasta que la vendes. En este caso, la plusvalía municipal se paga dentro de los 30 días hábiles posteriores a la venta del inmueble.
  • Impuesto de bienes inmuebles (IBI): Este impuesto se paga anualmente por ser propietario de la vivienda. Concretamente, se conoce al propietario de la vivienda como el titular del inmueble. Sin embargo, si se vende la casa a mitad de año, el pago del IBI puede suponer una incertidumbre. Cuando esto ocurre, el importe a pagar se debe repartir entre el comprador y el vendedor.

Todos estos gastos e impuestos tienen un peso muy importante a la hora de vender un inmueble. Por ello, es esencial entender que cada gasto o impuesto tiene un determinado precio. Y, al considerar todo esto, podremos vender nuestra vivienda con éxito.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No