4 consejos para crear la sala de espera ideal para tu negocio

Paula García

Diseña una sala de espera para tu negocioAfrica Studio || Shutterstock

¿Tienes un negocio y te gustaría crear una sala de espera cómoda y atractiva para tus clientes? Pues hemos preparado para ti 4 consejos para crear la sala de espera perfecta.

Consejos para crear la mejor sala de espera para tu empresa

La sala de espera es el primer lugar que visualizarán los clientes cuando entren en tu negocio, por lo que es importante que se lleven una buena impresión de este espacio. Ten en cuenta que tus clientes esperarán un tiempo hasta ser recibidos, y deberían sentirse cómodos y confortables en esta sala de espera.

Sigue estos sencillos consejos para crear una sala de espera perfecta, cómoda y atractiva a la vista:

  1. Mobiliario

El mobiliario de una sala de espera perfecta debería ser ergonómico y vanguardista, ya que este tipo de muebles transmiten un mejor aspecto general a la estancia. En primer lugar, es imprescindible colocar unos asientos para que tus clientes puedan esperar cómodamente a que les toque su turno.

Puedes escoger bancadas para la sala de espera, o bien unos sofás, varias sillas o unas modernas butacas exentas de bordes y salientes, para evitar los tropezones y golpes. Además de los asientos, es conveniente colocar unas cuantas mesas de apoyo, para que las personas que visiten tu negocio puedan ojear la prensa y las revistas que dispongas encima de estas mesas para ellos.




Otros accesorios que pueden hacer más amena y entretenida la espera de tus clientes cuando vayan a visitar tu negocio son, por ejemplo, una pantalla de televisión, una máquina de bebidas calientes (café y té) un dispensador de agua o una bonita estantería con libros. Con estos sencillos elementos, tus visitas se sentirán más confortables.

  1. Decoración

No es necesario que la sala de espera esté sobrecargada de elementos decorativos, pero sí que resulta interesante seleccionar una serie de pequeños detalles que hagan más atractiva la sala de espera de tu negocio.

En este caso, te podría valer una bonita planta, alguna lámina o cuadro que aporte luz y color a la pared de la sala de espera, o una lámpara que proyecte luz indirecta y que dé un toque de confort a esta estancia.

  1. Delimitar el espacio

Si la sala de espera de tu negocio está integrada en la misma recepción o se trata de un espacio diáfano, te conviene dejar bien delimitado este espacio a través de algún elemento de separación fijo. Los más utilizados en este caso son las estructuras metálicas o de madera (tipo biombos). Incluso las mamparas de cristal pueden cumplir esta función.

A veces también se puede recurrir a los revestimientos para definir la sala de espera desde un punto de vista visual, utilizando un color de pintura diferente en los suelos, techos o paredes de la sala de espera. Puedes emplear un software de reservas de puestos de trabajo para la organización de tus empleados.

En caso de que esta salita tenga un espacio muy reducido y no tengas hueco para colocar un elemento de separación fijo, puedes utilizar, simplemente, una alfombra que delimite el mobiliario de tu sala de espera con el del resto de la oficina.

  1. Iluminación

La luz es la clave para que tus clientes se sientan cómodos en la sala de espera de tu negocio. Por ello, si tu sala de espera está ubicada en una habitación cerrada, deberías procurar que este espacio cuente con un foco de luz natural, como por ejemplo, la luz de una ventana.

Si no te es posible contar con una ventana en la sala de espera, puedes plantearte la opción de tirar una de las paredes y colocar un cerramiento de cristal en su lugar. De esta forma conseguirás un espacio más grande y luminoso.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Sin categoría