Obtén un aval para conseguir la financiación de tu empresa

Cómo obtener un aval para tu pymeG-stockstudio || Shutterstock

Que obtener la financiación necesaria es uno de los grandes hándicaps con los que se encontrará tu empresa, en especial si es una pyme, no es ningún secreto. Lo que no todo el mundo sabe es que ya puedes conseguir el aval para tu pyme a través de las SGR, que han puesto en marcha ConAvalSí, un programa dirigido a pequeñas y medianas empresas que necesitan acceder a un aval para que el banco les conceda el préstamo necesario para financiar sus proyectos empresariales, y que de otra forma no tienen acceso a ese dinero.

Qué son las SGR

Las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR), son entidades financieras que facilitan el acceso a la financiación de pymes, micropymes y autónomos. Para ello conceden avales directos y apoyan los proyectos de estos emprendedores a través del asesoramiento y la formación financiera o una promoción empresarial de calidad. Todas las SGR están supervisadas por el Banco de España y apoyadas por el CERSA, compañía que garantiza parte de los riesgos de las SGR y que depende del ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Así, los avales de una SGR pueden convertirse en la puerta de acceso a financiación para pymes. A parte de ayudarte a conseguir el dinero necesario para el crecimiento de la empresa, las SGR negocian a través del aval para que el emprendedor obtenga las mejores condiciones en cuanto a plazos e intereses, una negociación que llevan a cabo directamente con el banco que concede el préstamo. Durante todo el proceso de financiación contarás con el apoyo del grupo de expertos de la SGR, que te asesorarán en todo lo que necesites.

 Cómo conseguir un aval a través de una SGR

Conseguir el aval de una SGR es muy fácil. Lo primero de todo será decidir qué tipo de aval necesitas, uno financiero o uno técnico. Los avales financieros sirven para que los emprendedores puedan acceder a la financiación, consiguiendo unos plazos y tipos de interés más favorables. Por su parte, los avales técnicos permiten a las pymes y a los autónomos garantizar sus compromisos no dinerarios relacionados con su actividad, ya sea ante la propia Administración o con terceros.


También tenemos dos tipos de SGR, y de nuevo tendremos que elegir la que mejor se adapte a lo que necesita nuestra empresa. Las SGR generalistas ofrecen un servicio orientado a todo tipo de sectores mientras que las SGR sectoriales cuentan con unos estatutos que indican claramente los sectores a los que dedican su actividad económica. Hay dieciocho SGR, con sesenta y dos oficinas/delegaciones repartidas por toda España, lo que facilita todavía más el acceso del emprendedor a los avales.

Solicitar el aval es tan fácil como acceder a la web ConAvalSí, registrarse en la correspondiente  SGR y rellenar el proceso de solicitud. En este proceso tendrás que indicar la información de tu negocio, además de añadir toda la documentación que te pidan desde la SGR para analizar tu actividad económica y la de la empresa, la capacidad que tenéis, el tipo de aval que necesitáis, etc. Lo único que tendrás que hacer luego es esperar el resultado favorable de este análisis y que la SGR te ofrezca la propuesta de financiación.

Sin lugar a dudas, contar con la colaboración de una SGR para conseguir financiación para nuestra empresa es una oportunidad única, de esas que no deberías dejar pasar. Nos permite acceder a un aval y negociará por nosotros las mejores condiciones con el banco, facilitándonos así la tarea, además de ofrecernos apoyo y asesoramiento continuo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No