Tipos de conflicto laboral

David López

El conflicto a veces es una parte inevitable de nuestras vidas personales y nuestro lugar de trabajo no es inmune a ello. Sin embargo, los tipos de conflicto laboral no siempre son fáciles de resolver. Para los empleados, los problemas laborales no resueltos a menudo acaban en desesperanza, insatisfacción laboral, depresión e infelicidad. Si no se resuelven estas cuestiones, puede llevar a la agresión, la violencia, el retiro e incluso la renuncia; causando problemas más profundos, tales como: absentismo, alta rotación de empleados y déficits de cultura de la empresa.

Tipos de conflicto laboral

Minerva Studio || Shutterstock

Clasificación de los conflictos en la empresa

A continuación, te presentamos cinco tipos de conflicto laboral a los que probablemente te enfrentarás a medida que crezca tu empresa:

Conflicto de liderazgo

Cada líder tiene su propia forma de liderar un equipo. Cuando tienes cofundadores, la distinción en los estilos de liderazgo empresarial se vuelve aún más dificultosa y notable. Luego, cuenta con que tus empleados pueden tener que trabajar bajo el liderazgo de diferentes personas a lo largo del día. Esto puede causar en tus empleados irritación y confusión.


Una solución sería que, uno de tus gerentes adopte un enfoque directivo para el trabajo. Por otro lado, otro podría mantener un estilo de comunicación más inclusivo y abierto. Luego, tienes que concentrarte en desarrollar una cultura de empresa interactiva, con unos valores fundamentales que guíen al equipo. Estos principios deben ser sólidos para ofrecer coherencia en la toma de decisiones y la participación general de las personas en el negocio.

Conflicto basado en la interdependencia

Muchas veces, un empleado tiene que contar con la cooperación, la entrada o la salida de otra persona para realizar su trabajo. Es uno de los tipos de conflicto laboral que puede causar disensiones. Por ejemplo, si un miembro de su equipo de ventas se retrasa regularmente para ingresar cifras de ventas mensuales, entonces su contador definitivamente se retrasará en la presentación de informes. Este tipo de conflicto, basado en la interdependencia, se puede resolver aclarando los roles y las responsabilidades.

Diferencias de estilo de trabajo

Cada persona tiene un estilo diferente de completar las tareas asignadas. Luego, esto es algo importante para capacitar a nuevos empleados y administrarles diferentes trabajos. Por ejemplo, hay personas que prefieren trabajar con un enfoque orientado al equipo. Por otro lado, hay quienes son independientes y orientados a la tarea; o prefieren completar el trabajo rápidamente sin entrada externa. Por consiguiente, si entiendes que las personas tienen diferentes estilos de trabajo, entonces puedes resolver mejor los conflictos entre empleados a medida que surjan.

Disensión de base cultural

Algunos expertos explican que  a menudo mencionan que hay más similitudes entre los empleados que diferencias. Sin embargo, a pesar de los muchos atributos comunes que comparten los empleados, también existen diferencias culturales.

La cultura se define como un conjunto de valores, prácticas, tradiciones o creencias que un grupo comparte, ya sea por edad, raza u origen étnico, religión o género. Naturalmente, los empleados de diversos orígenes experimentarán diferentes tipos de conflicto laboral. Entonces, para manejar y anticipar disputas, es esencial encontrar un equilibrio entre estas diferencias. Puedes consultar las claves para la gestión de equipos multiculturales de forma efectiva.

Conflictos personales

Los choques de personalidades generalmente se alimentan de percepciones sobre las acciones, el carácter o los motivos de alguien. Es decir, si uno insulta verbalmente a otro miembro de su personal, se verá fácilmente como inapropiado e irrespetuoso. Cuando no hay control, puede albergar resentimiento. La mejor manera de abordar la situación es comprender los sentimientos de los demás y dejando a un lado el ego.

Evitar este tipo de disputas en el lugar de trabajo debe ser una parte preventiva de la cultura de su empresa. Pero cuando suceden, la resolución activa de estos conflictos puede crear un entorno laboral más positivo y enriquecedor.

Este tipo de conflictos en la empresa pueden aparecer en cualquier momento. Por ello, es necesario saber cómo se manifiestan los problemas estos problemas para poder actuar con la mayor rapidez posible. También te damos algunos consejos para gestionar conflictos en la empresa en este artículo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No