Ventajas y desventajas de la retribución flexible

Verónica Ruiz
La retribución flexible, también conocido como salario en especie, deja a los miembros de tu personal destinar hasta el 30% de su salario bruto anual a una serie de servicios que le ofrece la empresa. Estos servicios no cuentan como rendimientos gravables y tienen ventajas fiscales como estar exentos de IRPF o descuentos sobre el precio. Por ello, queremos contarte todas las ventajas y desventajas de la retribución flexible para empresas y empleados.

De hecho, cada vez más son las compañías que prefieren optar por un sistema retributivo más individualizado para mejorar la satisfacción de su personal. Así, la adaptación de la compensación económica se adapta a las necesidades de cada uno de los miembros de la plantilla.

Beneficios de la retribución flexible
Imagen: Maryna Pleshkun || Shutterstock

Cada vez son más los jóvenes talentos que buscan poder conciliar la vida laboral con la crianza de sus hijos, así como los que están en la recta final de su carrera profesional, están más enfocados en las ayudas que pueden percibir en temas de salud o asistencia. Por lo que incorporar una retribución flexible podría beneficiar tanto a la empresa como a los propios trabajadores.

A modo de ejemplo, algunas compañías se ofrecen a gestionar los gastos de guardería, ampliar el seguro médico y el plan de pensiones a cambio de una rebaja del coste en sus salarios. También otro servicio que suelen incluir algunas empresas es el servicio de asistencia de salud.

De esta forma, se facilita ayuda personal a domicilio, tratamientos especializados y servicios de apoyo tanto a sus empleados como a sus familiares directos. Esto supone de gran ayuda al trabajador a la hora de la conciliación laboral.

Otros servicios que también puede incluir esta retribución flexible son: cuotas de gimnasio, tickets de restaurante o comedores, transporte, formación y cursos, acciones de empresa, ordenador con conexión de Internet en casa, móvil, cesión de una vivienda, parking, automóvil, etc.

Beneficios de la retribución flexible

La retribución flexible cuenta con unas claras ventajas que veremos a continuación:

  • Incrementa la motivación laboral de tu plantilla y, por tanto, aumentará su productividad. Esto es debido a que cada trabajador adapta su retribución a sus necesidades.
  • No supone una retribución económica extra para la empresa, sino que mejora la retribución de los trabajadores. Esto es que no supone un coste de personal extra para la empresa.
  • Existe un beneficio doble para nuestro personal. Recibe una bonificación económica y otra en especie. Además, los pagos se descuentan de su salario bruto. Esto implica que a la hora de realizar la declaración anual de la renta, el salario base será menor, ya que los pagos de estos servicios están exentos.
  • Otra ventaja es que ayudan a la conciliación familiar, ayudando así a combatir el absentismo laboral en tu empresa.
  • Se incrementa la competitividad de la empresa, ya que tendremos un personal mucho más motivado. Con lo cual conseguiremos retener el talento en la empresa y evitar la fuga de trabajadores importantes.
  • Muchos nuevos talentos se verán atraídos por estas facilidades y querrán poder trabajar en tu proyecto. Aprende más sobre cómo atraer talento a tu empresa para que los mejores quieran estar en tu organización.

Problemas de la retribución flexible

El principal inconveniente de la retribución flexible es que ésta exige un plan de comunicación adecuado y efectivo. Porque si no lo haces bien, puede que el trabajador solo vea una merma de su salario y no entienda los beneficios que en realidad le puede reportar este tipo de cobro en especie.

Asimismo, también debe realizarse un plan detallado dentro de la política de compensación y beneficios de la compañía. Debe evitarse que haya susceptibilidades, ni que se produzcan comparaciones de los que disfrutan de este tipo de retribuciones y los que no. En caso contrario, podría producirse un clima laboral muy tenso, con lo que la producción podría verse afectada.

Por último, deberás de tener en cuenta que depende de los servicios que incluyan esa retribución flexible interesarán o no a los trabajadores. Habrá quienes, por ejemplo, no les interesará ampliar su seguro médico y prefieren recibir esa parte en dinero.

 

Ahora que ya conoces las ventajas e inconvenientes de la retribución flexible es momento de que valores la posibilidad de incorporar estos sistemas para retribuir a los empleados y cómo hacerlo para que sea positivo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No