La auditoría interna

Patricia Nuño
La auditoría es un sistema de control e inspección que se da dentro de una empresa de cualquier sector de actividad,  con el fin de mejorar los procesos, por ejemplo, o con el fin de comprobar que realmente actúa dentro de los términos legales en materia contable, por ejemplo.

Hay muchos tipos de auditoría, siendo la auditoría interna, la que ayuda a una empresa a cumplir sus objetivos, evaluando y mejorando la eficacia de sus procesos de gestión de riesgos y control.

¿Qué es una auditoría interna?

La auditoría interna es un sistema de control interno de la empresa y consiste en el conjunto de medidas, políticas y procedimientos establecidos en una organización concreta para proteger su activo, minimizar riesgos, incrementar la eficacia de los procesos operativos y optimizar y rentabilizar, en definitiva, el negocio.

test de control

Imágenes: Denis Rozhnovsky || Shutterstock

Conforme una empresa aumenta en volumen, se pone de manifiesto la auditoría interna. ¿La razón? Cuanto más crece la empresa, más imposibilitada se ve la dirección de controlar todos y cada uno de los procesos de los que se vale la empresa.

Así, a través de la auditoría interna, es más sencillo por parte de dirección comprobar que efectivamente se están llevando a término todas las funciones en cada uno de los departamentos, analizándose de manera objetiva y tomando medidas cuando así sea preciso.

¿Para qué sirve una auditoría interna en una organización?

La auditoría interna permite llevar a cabo un seguimiento actualizado de la gestión de un negocio, así como un método de control de las gestiones financieras.

Gracias a la realización de una auditoría interna, el porcentaje de probabilidad de que una organización incremente el logro de sus objetivos es muy elevado.

Y, ¿por qué? Pues porque una auditoría interna sirve para detectar estafas, fraudes, cualquier desvío de dinero o bienes, entre otras cosas.

La auditoría interna es precisa para detectar cualquier desviación de una organización y poder subsanarla lo más rápida y eficazmente posible.

La auditoría interna será realizada por personas con conocimientos técnicos suficientes, tales como los auditores o una persona de la propia empresa con capacidad profesional suficiente para ello. Éstos deberán realizar su trabajo de manera imparcial, independiente y objetiva y manteniéndose siempre bajo el rigor profesional.

Asimismo, la organización deberá facilitar al auditor toda la información y archivos necesarios para realizar una investigación lo más precisa posible, permitiendo así evaluar de manera fiel y veraz lo que realmente sucede en el ámbito contable y financiero de la empresa.

Curso de Intefi Auditoría de las áreas de la empresa

Objetivos de la auditoría interna

La auditoría interna se hace necesaria conforme una empresa va creciendo. De lo contrario, la revisión y control por parte de dirección sería muy complicada y el análisis y estudio de la marcha de la empresa se haría, posiblemente, de manera poco objetiva y alejada de la realidad.

Una auditoría interna se debe hacer en base a un plan previamente redactado y diseñado, en función de las políticas y procedimientos de la empresa en cuestión. Asimismo, la auditoría interna va encaminada hacia el cumplimiento de los siguientes puntos:

  • En qué medida se cumplen los planes y procedimientos derivados de dirección.
  • Revisión y evaluación de la aplicación de los controles operativos, contables y financieros.
  • Realizar un control de inventarios para que todos los bienes que la empresa posee estén registrados, protegidos y sujetos a la normativa pertinente.
  • Verificar y evaluar la información contable, que ésta sea veraz y responda a la realidad económica de la empresa.
  • Realización de investigaciones especiales y extraordinarias que la dirección exija.
  • Preparación de informes de auditoría sobre las irregularidades que se pueden encontrar a término de las investigaciones, determinando asimismo posibles recomendaciones para solventar aquéllas.
  • Vigilancia del cumplimiento de las recomendaciones determinadas en informes y auditorías

Fases de una auditoría interna

A la hora de comenzar una auditoría de estas características es importante tener en cuenta cada una de las etapas y las tareas que se van a realizar, generalmente se dividen en planificación, trabajo de campo, informe y seguimiento. S

in embargo, podemos ser más precisos, presta atención y toma nota de cada una de las etapas propias de una auditoría interna:

  1. Fase de preparación de una auditoría interna: esta fase también denominada preauditoría se centra en un elaborar un análisis general del negocio en base a tres pilares: la regulación interna de la organización, la estructura organizacional y el marco jurídico de la actividad en cuestión. Toda la información recopilada se recoge en: posición de la entidad auditada, objetivos, estructura, recursos, actividades, presupuesto y contexto.
  2. Fase de planeación de la auditoría interna: llegados a este punto se elabora un plan de auditoría destacando: objetivos, criterios, áreas, responsables, timing, requerimientos oficiales y entrega del informe final.
  3. Fase de asignación del equipo auditor: se determina un auditor líder y auditores encargados de desarrollar el plan.
  4. Fase de ejecución de la auditoría interna: es el momento de poner sobre la mesa los procedimientos, las metodologías y los recursos necesarios. Todo ello, se realiza mediante una reunión con los auditores, la gerencia y los responsables de las áreas a evaluar.
  5. Fase de preparación del informe: recoge todos los puntos mencionados en la fase dos de la auditoría interna, las conclusión y una lista para distribuir el informe.
  6. Fase de distribución del informe: una vez aprobado se envía a cada miembro responsable de su área.
  7. Fase de seguimiento de las acciones: en caso de disconformidad, se planean acciones correctivas y un tiempo límite.

Tabla con las diferencias entre una auditoría externa y una interna

En función del tipo de auditoría tu organización puede prepararse mejor y asegurarse de que los informes y toda la documentación cumplan con los criterios y requisitos. No es lo mismo tener una auditoría interna que externa.

La primera de ellas pretende satisfacer la necesidades del negocio y la segunda las necesidades de los clientes, no obstante existen otras diferencias notables. Por ello, presentamos una tabla para destacar los principales puntos en los que difieren una auditoría externa y una interna:

Diferencia Auditoría interna Auditoría externa
Finalidad Solicitado por la empresa Es ajeno a la empresa
Propósito Ordenar ciertos procesos Ordenar la situación financiera
Habilidades de los auditores Es un auditor que trabaja in company Los profesionales están certificados
Implementación No son obligatorias Obligatorias para las empresas que cotizan en bolsa o de gran tamaño
Alcance Es preventiva y continua Suele realizarse una vez al año