Beneficios de las nuevas tecnologías en la empresa

Gemma García

Vivimos en un mundo dónde los avances tecnológicos se suceden a un ritmo tan vertiginoso que nos es casi imposible seguirlos. Y, como están presentes en todos los ámbitos de la vida, es imprescindible estar al día, al menos en los más determinantes. En el caso de los emprendedores, conscientes de los beneficios de las nuevas tecnologías en la empresa, no es un tema negociable, hay que estar al día.

Sin embargo, puede que haya algunas PYMES y empresarios que, ante la innegable inversión de tiempo y dinero que supone esta actualización, se resistan. La mejor forma de convencerles es mostrar de manera inequívoca y concisa cuáles son las principales ventajas de la tecnología empresarial podrían disfrutar en sus negocios.


Beneficios de la tecnología empresarial

Imagen: Syda Productions || Shutterstock

¿Cuáles son las ventajas de la tecnología en la empresa?

Los pilares del triunfo de un proyecto empresarial no han variado mucho a lo largo de los tiempos, su competitividad y unos costes reducidos sin que afecten a la calidad del producto podrían simbolizar el mejor resumen. Lo que si se ha transformado es la forma de alcanzarlos, entre otras razones, por la incorporación de las nuevas tecnologías y su influencia en las empresas.

Como es seguro que has leído, e incluso comprobado en tu propia empresa, hay beneficios de las nuevas tecnologías más que conocidos. De los que se habla con más frecuencia son la reducción de costes, una mejora en la productividad y una ampliación del mercado. Pero, a nosotros nos gustaría detenernos en algunos beneficios más silenciosos e igual de significativos, entre los que encontramos:

  • Un mayor y más profundo conocimiento de tu propia empresa. Piensa que el concepto nuevas tecnologías es tan amplio como sus prestaciones. Para acertar en la elección que haces, porque es claro que todas las tecnologías no las vas a incorporar, tienes que indagar en el funcionamiento de tu empresa. Estudiar qué necesidades tienes, qué carencias, las fortalezas de tu negocio, por dónde están yendo los fallos… Cuanto mayor sea tu conocimiento de los procesos de funcionamiento interno de tu organización, más fácil será planificar las inversiones en nuevas tecnologías teniendo en cuenta vuestras prioridades.
  • Atraer a jóvenes talentos. Que las nuevas tecnologías ejercen un imán especialmente fuerte sobre los jóvenes es evidente. Hasta ahora, lo visualizábamos sólo en su faceta de consumidores y usuarios para atraerlos a nuestro mercado y convertirlos en clientes fieles. ¿Y los jóvenes profesionales? Pues en principio se sienten mucho más motivados para incorporarse a trabajar en empresas innovadoras y que utilizan avances tecnológicos de última generación. Si quieres que tu plantilla de trabajadores esté formada por los mejores, esta inversión tecnológica va a darte muchas alegrías.
  • Te conviertes en dueño de tu tiempo, no es que ganes en cantidad, también en calidad. No sólo reduces el tiempo, es que las nuevas tecnologías aumentan la rapidez. En las comunicaciones, en los procesos de producción, en la búsqueda de información, en el almacenamiento de datos… cualquiera de estas actividades se realiza en menos tiempo y de forma más ágil. En las pequeñas empresas esta velocidad puede marcar la diferencia respecto a nuestros competidores. Porque si conoces los deseos de un posible cliente y le proporcionas una solución más pronto que otros, está claro que has ganado.
  • Aumento de la seguridad. Seguro que te has sorprendido de que citemos este entre los beneficios de las nuevas tecnologías en la empresa porque más bien temes la vulnerabilidad de tu empresa ante virus y hackers. Sin embargo, los controles y cortafuegos que existen en las nuevas herramientas informáticas son cada vez más impresionantes. Piensa, además, que tus comunicaciones o proyectos no están en un papel encima de una mesa, dónde es más fácil que se traspapele o lo vea quien no debe.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No