¿Cómo crear una identidad corporativa?

Patricia Nuño

Curso Comunicación e imagen corporativa Intefi

A través de la identidad corporativa muestras al público quién es tu empresa y qué ofrece. Sin embargo, no se queda ahí. Este proceso debe hacerse de una manera lo más atractiva posible, para que así los clientes se sientan atraídos y sientan ganas de consumir tus productos o servicios.

Como empresario, tienes que tener muy claro cómo generar identidad de marca, por lo que, sabiendo quién será tu público objetivo y conociendo sus necesidades, sabrás qué servicios y valores priorizar para cumplir e, incluso, superar las expectativas de tus consumidores.

Diseño de la identidad corporativa de una marca

Para cualquier empresa u organización, al margen de su tamaño, sector y objetivos a cumplir, es fundamental trabajar su identidad de marca. Sin embargo, no resulta un proceso fácil y se deben seguir unas instrucciones para construir una marca fuerte, potente y que, en definitiva, cautive a los clientes y demás grupos de interés.

Pasos para crear la identidad corporativa

Imagen: Rawpixel.com || Shutterstock

La identidad de marca va a permitir que simplemente a través de un diseño tuyo o una acción concreta, te reconozcan de inmediato. Y eso, tiene un valor incalculable.


Te detallamos los pasos para crear la identidad de una marca sólida y confiable:

1. Desarrolla una estrategia.

Realiza un plan de negocios, define una misión y las diferentes estrategias para llegar a su cumplimiento. Igualmente, realiza estudios de mercado para saber qué piensan los demás de tu marca, posiblemente tengan una visión algo más objetivo sobre tu negocio que tú mismo.

Es importante también que para diseñar una buena identidad de marca te fijes en qué hacen los demás, a través de una análisis de competencia, y tratar de buscar un punto que te diferencia del resto y que convierta a tu marca en algo especial.

2. Crea un diseño corporativo.

Diseña un logotipo que la gente reconozca fácilmente, que sea sencillo y limpio. Asimismo, deberás elegir una tipografía específica para tu página web, los anuncios o el packaging de tus productos. Elige un tipo de letra legible y único.  Además, en lo que a cuestiones de diseño se refiere, debes prestar atención también a la combinación de colores, puesto que éstos revelan grandes significados y aportan gran significado a la identidad de marca. Por ejemplo, si tu empresa está relacionada con la producción de envases para productos ecológicos, sería interesante plantear el uso del color verde.

El diseño es una parte básica a la hora de crear la identidad de marca y debes demostrar tu profesionalidad a través del mismo. Disponer de una web o de un envase de tus productos de calidad, por ejemplo, generará confianza y tranquilidad en tus clientes.

3. Perfecciona la conducta profesional.

Otro de las instrucciones para construir una marca es la de cuidar la actitud. Se debe actuar de manera ética y profesional, transmitiendo así confianza y seguridad en los clientes. Hoy en día, en un entorno bastante turbulento y fugaz, los clientes apuestan por empresas donde la transparencia y la responsabilidad son los pilares básicos de su trabajo.

Asimismo, para una identidad corporativa de valor, mima y protege a tus clientes, cubre sus necesidades y cumple con creces sus expectativas.

4. Define un estilo de comunicación.

Uno de los pasos para crear la identidad de marca de una empresa que muchos pasan por alto, es el de definir la política y canales de comunicación. Es un paso básico y muchas empresas se quedan a medio camino precisamente por este pequeño gran descuido. El plan de comunicación debe ser la hoja de ruta que guiará el camino de la empresa para transmitir los valores a través de acciones comunicativas.

Se trata de transmitir los valores y la filosofía de la empresa a través de los diversos canales de comunicación con los que vayamos a tratar con los clientes. Igualmente, debemos saber transmitir todas las bondades de nuestros productos o servicios, darlas a conocer, para que el cliente sepa qué beneficios le aporta su uso o consumo. Eso sí, siempre debemos ser sinceros y no prometer milagros.

5. Evalúa tu identidad corporativa de marca.

Una vez tengas definida tu identidad de marca, analízala, compara opiniones y toma las decisiones oportunas para ir adecuando tu empresa al entorno en el que se mueve. La evaluación es imprescindible para saber si estamos haciendo bien las cosas. No solo debemos proyectar nuestra identidad, sino que debemos asegurarnos que el público recibe esa información de la misma forma. En caso contrario, puede que pensemos que estamos transmitiendo un mensaje positivo, mientras que el público tiene opiniones negativas de nosotros.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No