Cómo fijar la banda salarial de tus trabajadores

Raquel Hernández

Sin duda, una de las funciones más complicadas del departamento de Recursos Humanos es la de establecer la banda salarial, una tarea que permite definir los salarios de los empleados correctamente además de captar candidatos y atraer el talento humano a la organización. Esta decisión también repercute en las expectativas del empleado y la rentabilidad de la compañía.

Por suerte, existen una serie de criterios que puedes tener en cuenta para determinar el salario ideal de cada empleado y su rango salarial, siempre considerando las necesidades de tu compañía.




¿Qué es la banda salarial?

Tal y como afirma el portal economiasimple.net en este artículo, se entiende por banda salarial a un rango de salarios para cada nivel dentro de la empresa. Es decir, dentro del organigrama de una empresa será necesario definir los perfiles profesionales de los trabajadores agrupados de forma jerárquica y, después, marcar un mínimo y un máximo dentro de los cuales rondará la cifra definitiva.

Para fijar la banda salarial es importante tomar como referencia el salario mínimo interprofesional definido por ley y, a partir de este, basarse en la media salarial del sector para cada perfil definido. De esta forma, podrás averiguar cómo está el mercado laboral del sector profesional en el que se encuentra tu organización y cuáles son las expectativas salariales del trabajador medio cualificado para desarrollar la actividad requerida.

Con todo, la banda consiste en el tramo salarial en el que se va a mover la remuneración de un determinado puesto de la empresa, de acuerdo a diferentes factores, como la cualificación, la responsabilidad, la experiencia y la media de sueldos en posiciones similares.

Consejos para fijar la banda salarial en tu empresa

Antes de explicarte el procedimiento que debes seguir para decidir en qué banda salarial se moverán los perfil de tu empresa, es importante que leas las recomendaciones que te indicamos a continuación:

1. Investiga el mercado

Es imprescindible que realices un análisis de tu competencia a fondo para averiguar cuál es la banda salarial que utilizan tus principales competidores. También es importante elaborar una estadística que te permita saber cuánto se paga para perfiles similares y que ello te sirva como guía sobre la que basarte.

2. Analiza a fondo a cada candidato

Si analizas a fondo el perfil profesional de cada uno de tus empleados o candidatos a una oferta de empleo en tu empresa, será mucho más sencillo fijar la banda salarial con la ayuda de un registro salarial por género. No nos referimos a habilidades técnicas o formación académica, sino a virtudes a nivel personal como el pensamiento creativo, la responsabilidad o la empatía. Se trata, por tanto, de conocer las aptitudes individuales de los candidatos y valorarlas correctamente.

3. Revisa la viabilidad económica

Nunca pierdas de vista los objetivos de tu empresa, entre los que se encuentra precisamente el de crear beneficios. Así pues, la banda salarial debe estar siempre fijada dentro de unos límites que resulten viables para asumir los costes y generar beneficio a tu organización. Recuerda que la viabilidad económica resulta un requisito fundamental para mantener el proyecto a largo plazo.

4. Considera el salario emocional

El salario emocional es un complemento del sueldo de tus trabajadores que nada tiene que ver con el dinero, sino con el aspecto más "emocional", valga la redundancia. En este sentido, es importante que la banda salarial también recoja un plan de carrera, un programa de conciliación familiar y laboral u horarios de trabajo flexibles para que tus empleados se sientan cómodos y satisfechos trabajando en tu empresa.

5 pasos para establecer la banda salarial de cada perfil profesional

Ahora sí: ¿cómo se debe fijar el rango salarial de los trabajadores? Te ayudamos a decidir la banda salarial en la que se pueden mover tus empleados siguiendo unos pasos muy sencillos:

1. Analiza el mercado

Como ya hemos comentado en el apartado anterior, es conveniente que empieces por realizar un estudio de campo que te permita saber entre qué cifras se mueve la competencia para cada tipo de perfil profesional.

2. Evalúa la productividad

Para fijar los salarios y medir la progresión es interesante tomar como referencia el rendimiento del empleado. Sin duda, medir la productividad de los trabajadores determinará la evolución de su salario.

3. Ten en cuenta el IPC

El Índice de Precios al Consumo (IPC) es un indicador que nos ayuda a saber cómo evoluciona el coste de la vida en el país para así, ajustar el sueldo de la plantilla en consecuencia.

4. Cíñete a la legislación

Otro paso que debes seguir para fijar la banda salarial de tus empleados es leer con atención las leyes laborales y cualquier otro tipo de legislación que establezca un salario mínimo para los perfiles profesionales de tu empresa. Revisa también el convenio colectivo al que esté suscrito tu empresa.

5. Valora las aptitudes de tus empleados

El salario de un trabajador debería adaptarse a las cualidades y aptitudes profesionales de cada trabajador, como pueden ser su formación académica, su experiencia laboral, los años de antigüedad en la empresa, su actitud positiva, etc.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No