Cómo gestionar el trabajo temporal

Desirée Puchades

Seguro que conoces conceptos como autónomos, slashers o flexiworkers, estos son perfiles profesionales que se acogen a una serie de características, una de ellas es que son trabajadores temporales. Y es que más que nunca este tipo de profesionales están tomando relevancia en las nuevas generaciones de talento. Sigue leyendo y descubre cómo gestionar el trabajo temporal de tu empresa de forma práctica y sencilla.

Pasos para administrar el trabajo temporal

¿Qué es el trabajo temporal?

Cuando usamos el concepto de empleo temporal hacemos alusión a los empleados que se contratan para un periodo específico y los contratos de trabajo son de una duración determinada. Se trata de un contrato de trabajo temporal que hace frente a los cambios de demanda de la actividad del sector y que de otra manera la empresa no podría hacer frente.

El significado de trabajo temporal va estrechamente ligado a los picos de reclutamiento y a cubrir las temporadas altas en determinados sectores como puede ser el de la hostelería o el turismo. Es decir, que el trabajo estacional se relaciona con los trabajos estacionales o que funcionan por tareas o proyectos cerrados. También pueden darse la búsqueda de talento temporal en las áreas de IT, contabilidad, marketing... No necesariamente el talento temporal tiene relación con el ámbito laboral del sector servicios.


Es frecuente identificar que este tipo de trabajo ocasional responde más bien a perfiles de empleados que desean compatibilizar sus estudios u otras responsabilidades. En el caso de que tu empresa necesite flexibilidad para responder ante los cambios de la demandada y a las fluctuaciones estacionales el trabajo temporal puede ser una buena opción. Lo importante es saber administrar correctamente este tipo de trabajadores.

Cómo funcionan los trabajos temporales

Los empleados temporales son tan valiosos como los trabajadores que tienen un continuidad asegurada en la empresa, por ello, gestionarlos con eficacia puede ser un gran baza para contar con ellos cuando existen picos de reclutamiento o un reclutamiento masivo a la hora de cubrir demandas mayores.

Contratar trabajadores a través de un ETT supone delegar la gestón de los contratos temporales, la documentación necesaria, el número de trabajadores y otros factores importantes. Para ello, debes seguir cada uno de los pasos que detallamos a continuación, toma nota:

  1. Cuestiona la necesidad de ampliar el personal de la empresa, en qué departamentos y qué puestos te gustaría ocupar con talento temporal.
  2. Anticípate a los picos de reclutamiento del sector, aprende a identificarlos y tener toda la documentación, las ofertas de empleo y el perfil del candidato ideal bien definido. Esto ayudará a tu equipo de contratación a actuar con mayor rapidez.
  3. Prepara los recursos materiales y de personal que va necesitar cada trabajador temporal.
  4. Los trabajadores temporales debe sentirse parte de la empresa, por lo que preparar correctamente un proceso de onboarding es básico. Asegúrate de que se integra correctamente con el resto del equipo.
  5. Informa previamente al equipo de la incorporación temporal y que todos conozcan su papel.
  6. Traslada de cultura empresarial de forma sencilla, trabaja los diferentes canales de comunicación de la empresa para que los trabajadores temporales estén tan bien informados como los trabajadores que tienen una continuidad en la empresa.
  7. Explica el organigrama de la empresa para que conozca todos los detalles sobre su rol, los objetivos que tiene y quién puede dirigirse en caso de duda.
  8. Crea un plan de formación express para que los empleados que se ciñen a estas características puedan asumir sus tareas rápidamente y correctamente.
  9. Permite cierta flexibilidad y cambios de turnos para poder conciliar la vida personal y la profesional.
  10. En caso de tener turnos de trabajo, programa la rotaciones de los turnos de forma equitativa, para alterar cuanto menos el sueño natural de los trabajadores.
  11. Crea un programa de compensaciones en base a los trabajadores de estas características para incrementar su motivación.

Motivos por los que tu empresa puede necesitar contar con trabajadores temporales

Aunque tengas a tu equipo de empleados permanentes ya formado puede ser que de vez en cuando cuentes con empleados temporales para cubrir ciertas necesidades y objetivos operacionales. Ante dicha necesidad estudia si son adecuados para tu negocio, sin embargo, ellos también puede aportar valor añadido a tus recursos humanos.

Básicamente los empleados temporales ofrecen la posibilidad de comprobar nuevas competencias y habilidades en el equipo y comprender cómo estos pueden incrementar el rendimiento.

El trabajo temporal es una opción interesante para aquellos empleados que no necesitan una jornada completa y lo hacen para complementar con áreas de su vida. Esto permite a los trabajadores temporales adaptarse de forma sencilla a su carrera profesional pero en formato flexible. Lee y conoce cuándo se considera más adecuados para contar con talento temporal, presta atención:

  • Baja de maternidad
  • Baja de paternidad
  • Picos de trabajo
  • Periodos de transición
  • Proyectos de implementación
  • Externalizar un área concreta de la empresa
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No