Cómo hacer un buen plan de transformación digital para pymes

Pau Sisternas

La transformación digital es a la vez objetivo y preocupación para las pymes: hay que penetrar en el entorno digital, pero hay que hacerlo bien. Si la transformación digital no es buena, nuestra pyme habrá dilapidado unos recursos económicos y temporales muy valiosos, y todo el esfuerzo habrá sido en balde.

Hablamos de un proceso de digitalización en el que nos apoyaremos en las nuevas tecnologías para trabajar de modo más eficiente y con menos esfuerzo, así que vamos a ver cómo hacer el plan de transformación digital.


Fases de la transformación digital

Análisis de la situación y objetivos del plan de digitalización

Nuestro primer paso antes de iniciar cualquier proceso de transformación en cualquier aspecto de la empresa es analizar el punto de partida, y la transformación digital no es ninguna excepción. Hay que conocer el grado de madurez digital de la empresa, y a partir de ahí y de los objetivos que tenga se puede establecer un plan. El hecho de conocer nuestros objetivos empresariales y la situación actual también nos permitirá acercarnos a los socios tecnológicos que nos ofrezcan la mejor ayuda para alcanzar nuestras metas.

¿Qué objetivos persigue la transformación digital?

Aunque cada empresa es un mundo, lo habitual es que el proceso de digitalización de nuestra pyme parta de tres objetivos:

1. Atención al cliente

Se trata de un objetivo básico en cualquier empresa y que nos ayudará a reforzar la relación con nuestros clientes. Esto implica que en el proceso de transformación digital hay que sumar canales para atender a los clientes y ofrecerles las respuestas que buscan. Por eso, el plan de transformación incluirá el desarrollo de atención al cliente vía chat, WhatsApp o redes sociales y el comercio electrónico.

2. Mejora de la productividad

Para ello, se incorporan aplicaciones que faciliten la eficacia y la seguridad de los procesos productivos. Si la productividad crece, también los harán los clientes, y nos resultará más fácil fidelizar a los que ya tenemos. Por si fuera poco, una mejora productiva se debería traducir en un servicio más rápido y efectivo.

3. Aumento del ahorro y el control

Un ahorro y control que ejerceremos sobre las infraestructuras de la empresa, y que también es un objetivo que tienen en común todas las compañías del mundo. Trasladado a nuestro plan de digitalización, esto quiere decir que debemos implantar plataformas de cloud computing y conectividad, tanto fija como móvil; y además automatizaremos progresivamente los sistemas para lograr unos procesos más seguros y simples.

Curso Intefi estrategias de marketing digital

Cómo implantar el plan de transformación digital

Cuando tengas claro el plan, llega la hora de implantarlo, algo que no es fácil. Aquí tienes algunos pasos imprescindibles:

1. Busca a un responsable del plan

Aunque en una pyme sea difícil, trata de buscar a una persona responsable de la transformación digital. Debe participar en la preparación del plan de digitalización, y será el responsable de supervisar la implantación de la nueva estrategia.

2. Planifica la inversión

Paralelamente, hay que planificar la inversión dedicada al plan: según el dinero disponible podremos avanzar más o menos rápidamente. Los efectos ya se notan a corto y medio plazo, pero habría que invertir al menos el 5% del importe de ventas.

3. Forma a tus empleados

Dentro del plan de transformación digital es imprescindible formar a los trabajadores antes de tomar cualquier medida de cara a la galería. Con los trabajadores preparados para desempeñar esta labor, llega la hora de dar el gran paso.

4. Mide y analiza los resultados

Durante el proceso de implantación es imprescindible medir los efectos del plan en la empresa. Debes incluir fechas y KPIs para medir los resultados, lo que nos permitirá saber qué funciona y eliminar aquellas medidas que no suponen beneficios o son poco rentables. Poco a poco se irá avanzando en la transformación digital de la empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No