¿Cómo hacer una encuesta de clima laboral?

Pau Sisternas

Preguntando llegamos a cualquier sitio, y si quieres conocer el clima laboral de la empresa, lo mejor es preguntar directamente a los trabajadores. Más allá de lo que puedas observar en el día a día, la opinión sincera de la plantilla será clave para analizar el ambiente de trabajo, y la mejor forma de recabar esas opiniones es a través de una encuesta de clima laboral, a poder ser anónima, donde los trabajadores se puedan expresar con total confianza. Solo así sabrás el ambiente de trabajo real, pero esta encuesta no es tarea fácil.

¿Qué debe evaluar una encuesta de clima laboral?

Hay una serie de cuestiones por las que deberías preguntar en la encuesta, empezando por la claridad de los objetivos marcados, tanto a nivel particular en cada departamento o sección de la empresa como en las metas generales de la compañía. La claridad y transparencia en la comunicación interna -e incluso la comunicación externa-, la calidad del trabajo en equipo y la eficacia del modelo de liderazgo que se sigue en la compañía y sus técnicas de supervisión también deberían estar presentes en esta encuesta.

Preguntas para encuesta de clima laboral

4 PM production || Shutterstock

Más allá de estos aspectos, nos fijaremos en cómo se sienten los trabajadores en la empresa. Para ello, les preguntaremos por las condiciones generales de trabajo y de su puesto en concreto, ya que este es un factor clave a la hora de generar un buen ambiente. Aquí deberíamos incluir preguntas sobre las oportunidades de promoción o de carrera, formación y las políticas de compensación y retribución de la empresa, factores que contribuyen a generar un buen ambiente de trabajo.

Las mejores preguntas para una encuesta de clima laboral

Hay un montón de encuestas de clima laboral que encontrarás preparadas y listas para imprimir y repartir entre tus trabajadores. Por lo general, son cuestionarios genéricos, con preguntas cerradas y orientadas a unos objetivos concretos, pero no siempre se pueden adaptar a las particularidades o las necesidades específicas de cada empresa. En cambio, si conocemos las mejores preguntas para este tipo de encuestas podemos diseñar un cuestionario que se ajuste más a lo que buscamos. A continuación, te dejamos un listado con varios ejemplos de pregunta que puedes utilizar:


- ¿Crees que esta empresa es un buen sitio para trabajar?
- ¿Consideras compatibles tu empleo con los objetivos de la empresa?
- ¿Tienes los recursos/medios necesarios para tu trabajo?
- ¿La empresa te permite dar lo mejor de ti?
- ¿Tus jefes/superiores se interesan en ti como empleado?
- ¿Tienes motivación o estímulos para trabajar?
- ¿La empresa tiene tus opiniones en cuenta?
- ¿Te sientes integrado en tu departamento/área/equipo?
- ¿Crees que tu sueldo es acorde al esfuerzo que haces?
- ¿Recibes algún feedback por tu trabajo?
- ¿Te sientes a gusto con el trabajo que haces?

Como ves, son cuestiones a las que el trabajador solo tendrá que responder “sí” o “no”, aunque en algún caso la respuesta puede ser más abierta. Otra opción es que evalúe esos aspectos en una escala del 1 al 10, y también podemos plantear las cuestiones abiertas, para que expongan su opinión de forma libre, pero siempre confidencial. De hecho, el anonimato es la clave para que funcionen estas encuestas.

Una vez finalizada la encuesta de clima laboral toca analizar los resultados y tomar las medidas necesarias para mejorar el ambiente de trabajo. Al cabo de unos meses deberíamos repetir la encuesta, a ser posible con las mismas preguntas y los mismos parámetros, para estudiar cómo evoluciona el ambiente de trabajo en la empresa y analizar si las medidas que hemos tomado para mejorar el clima laboral han funcionado o son un fracaso.

Otra fórmula para conocer el grado de compromiso y satisfacción de los empleados es llevando a cabo un cálculo eNPS en tu plantilla, en la que los trabajadores deben responder a la sencilla pregunta de "¿Recomendarías a un/a amigo/a trabajar en esta empresa?".

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No