¿Cómo redactar un acta de reunión?

Las actas de reunión suelen tener un objetivo primordial, que es el de registrar todo lo acontecido a lo largo de las reuniones de trabajo, haciendo especial hincapié en los asuntos tratados durante la misma y las decisiones que han sido tomadas por parte de los participantes.

El formato del acta de reunión suele variar dependiendo del contexto o del tema a tratar, aunque es lógico que exista un orden y una estructura similar en la mayoría de las actas, tanto si se trata de un acta que se registra en un organismo oficial o en el ámbito privado.

Además, existe siempre la posibilidad de que podamos recurrir a un modelo de acta de reunión, el cual nos facilitará la tarea de la redacción del documento siempre. De esta forma, podemos inspirarnos viendo la estructura de otras actas de reunión tipo y agilizar el proceso.


Cómo hacer un acta de reunión

Descubre cómo hacer un acta de reunión

Para que puedas conocer cuál será la mejor estructura para hacer un acta de este tipo, también puedes recurrir a algunos ejemplos de actas de reunión, en los que podrás encontrar diferentes plantillas dependiendo de la situación y el contexto de que se trate.

Aunque, por norma general, las actas de reunión de trabajo deberían tener una estructura en la que quepan datos básicos como: la identidad de los presentes, la fecha y el lugar de encuentro; un orden del día, necesario para establecer una guía y facilitar la consecución de la reunión; todos los puntos tratados y las decisiones tomadas a lo largo de la reunión; y finalmente, anotación de la fecha de la siguiente reunión y envío del acta para que las personas implicadas puedan firmarla en caso de estar de acuerdo con su contenido.

Las actas literales suelen evitarse, la concreción y saber distinguir aquella cuestión importante de la que no lo es tanto, será algo necesario en el momento de redactar un acta de reunión.