Comunidad de bienes

Cristina Argudo
La Comunidad de bienes es el sistema de asociación más sencillo entre profesionales autónomos, debido a la rapidez de constitución y disolución, así como el mantenimiento contable y fiscal de la empresa. Aunque existen otros tipos de empresa, ésta suele ser una de las opciones más comunes para los pequeños negocios.

En ocasiones que para ciertos sectores (generalmente, entre contables, arquitectos, abogados, informáticos, etc.) los emprendedores individuales prefieren unirse y trabajar en conjunto para abaratar gastos de mantenimiento del local, mejorar la captación de clientes o disminuir el esfuerzo comercial.

comunidad de bienes Imágenes: SFIO CRACHO || Shutterstock

De esta forma, las desventajas que tiene el trabajo por cuenta propia se minimizan y la impresión de trabajo conjunto es mucho mayor. Sin embargo, como cualquier otra fórmula mercantil, la comunidad de bienes tiene una serie de características, pros y contras que también merece la pena analizar. Antes de elegir la forma jurídica es necesario conocer en qué consiste la comunidad de bienes.

¿Qué es una comunidad de bienes?

Una comunidad de bienes consiste en una agrupación de dos o más profesionales con un proyecto común, que acuerdan formar una estructura empresarial a través de un contrato escrito, escritura pública o acuerdo verbal. Si para la constitución se aportan inmuebles o bienes reales, el acto deberá inscribirse ante notario.

Para formar una comunidad de bienes no existe una limitación de socios máxima, aunque generalmente, el número medio de profesionales que constituyen esta modalidad empresarial suele rondar de 3 a 5. Cada uno de estos socios recibe el nombre de comuneros.

Características de la comunidad de bienes

Un detalle importante a tener en cuenta, es que al contrario de lo que sucede con otras modalidades empresariales, la comunidad de bienes no tiene personalidad jurídica propia. Esto tiene una implicación directa con respecto a las deudas, y es que los socios comuneros tendrán responsabilidad ilimitada y solidaria.

Así a causa de impagos hacia terceros, cada uno de los socios responderá con sus bienes privados tanto presentes como futuros, respaldándose unos a otros para saldar la cuantía demandada.

Fiscalidad

Si bien es verdad que tras aprobar la Ley 27/2014 sobre la tributación societaria, hubo dudas acerca de la situación de la comunidad, lo cierto es que esta forma jurídica no se somete al Impuesto de Sociedades (IS). Esto ha permitido que la comunidad de bienes siga siendo la forma de agrupación más sencilla para autónomos y pequeños empresarios.

Así, el sistema de tributación de la empresa seguirá siendo por atribución de rentas o como se conoce popularmente, por IRPF. Además, los socios estarán obligados a presentar el modelo 184 a modo de declaración informativa, donde se recojan los valores de renta que se obtienen de la actividad comercial y el reparto entre los comuneros.

Si quieres conocer con más detalle acerca de la fiscalidad de la comunidad de bienes, te recomendamos la lectura del especial que hemos preparado sobre ello.

Ventajas de la comunidad de bienes

Las ventajas de la comunidad de bienes frente a otras formas empresariales como el autónomo o la sociedad limitada son las siguientes:

  • Los trámites de constitución y alta son más sencillos que en el caso de las sociedades mercantiles.
  • No se necesita ningún capital de constitución fijo. Por el contrario, en otro tipo de modalidades se exige una aportación base por parte de los socios que la componen.
  • Posibilidad de escoger un nombre comercial en puesto del DNI que acompaña la facturación del autónomo.

Sin embargo, el sistema de comunidad de bienes también lleva consigo aparejadas una serie de desventajas:

  • Uno de los problemas principales que supone la comunidad de bienes es la responsabilidad ilimitada de los socios hacia las deudas contraídas como consecuencia del desarrollo de la actividad.
  • Así mismo, esta forma jurídica recibe generalmente menos ayudas, préstamos y subvenciones que la sociedad limitada o la sociedad anónima. Si tu objetivo es recibir ese tipo de inyecciones de capital es mejor que apuestes por otra fórmula empresarial.

Conoce toda lo que necesites sobre la comunidad de bienes y amplia tu información sobre esta forma jurídica muy utilizada por los trabajadores autónomos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No