7 consejos para elegir asesoría correctamente

Pau Sisternas

La elección de la asesoría para tu empresa es una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar. No es una elección que podamos hacer a la ligera, es imprescindible que detrás haya un buen trabajo de evaluación de las opciones que tenemos, de comparación de servicios y precios, etc. Por eso te ofrecemos una serie de consejos a seguir para contratar al asesor que mejor se adapte a lo que demanda tu empresa.

Claves para contratar una asesoría

Si vas a contratar los servicios de una asesoría es conveniente tener en cuenta los siguientes aspectos:




Elegir asesoría

Imagen: Atstock Productions || Shutterstoc

1 ¿Qué asesor necesitas?

Lo primero que debes hacer a la hora de elegir asesor es determinar las necesidades que tienes. No todas las empresas tienen las mismas necesidades, y según las tuyas será preferible que te decantes por una asesoría u otra. Asegúrate de que el asesor al que vas a acudir puede cubrir todas tus necesidades. Es el primer filtro que aplicaremos, y descartaremos a las asesorías que no cumplan con esas exigencias.

2 ¿Asesor físico o asesoría online?

Es una de las primeras cuestiones a las que tendrás que enfrentarte. El servicio que ofrecen es el mismo, pero las asesorías online suelen ser más económicas... aunque también suelen ofrecer un servicio menos personalizado. Por razones geográficas quizá te interese más una asesoría online, más recomendable para autónomos o pequeñas empresas. A partir de cierto tamaño es preferible una asesoría física.

Descubre cuáles son los ventajas e inconvenientes de la asesoría online para valorar qué es lo que necesitas.

3 Formación y experiencia

Aparentemente, en la asesoría estarán capacitados para ofrecerte un servicio adecuado. Pero nunca está de más comprobar que los asesores están correctamente formados y, igual de importante, si tienen experiencia en el sector. El hecho de haber trabajado con personas con tus mismas necesidades es toda una garantía de éxito, sabrán qué hacer en cada momento. No podemos decir lo mismo de un asesor que nunca ha llevado una empresa de tu sector.

4 Busca siempre la mejor relación calidad-precio

Ni la opción más barata es siempre la peor ni la más cara la mejor. Hay que buscar la mejor relación calidad-precio, ya que por el mismo precio dos asesorías te pueden ofrecer servicios muy diferentes. Es un paso clave a la hora de acertar ya que muchas veces tenemos un presupuesto limitado, pero a la hora de valorar servicios puede que sea preferible gastar un poco más para obtener un servicio más completo.

5 Entrevista a los candidatos

Realmente, un asesor es como un empleado: le pagas mensualmente para que te haga un trabajo, en este caso asesorarte, así que ¿por qué no entrevistarnos con ellos? Es una forma más de asegurarnos de que cumpla con los criterios básicos, pero también nos permite empezar a conectar. La creación de esa sinergia nos ayudará en el futuro, así que no dejas pasar esa ocasión de conoceros desde un primer momento.

6 ¿Qué dicen tus contactos?

Puedes informarte con otros profesionales, en redes sociales, en asociaciones profesionales... Seguro que tienes algún contacto que también utiliza los servicios de asesoría, así que aprovecha para pedirle su opinión y su experiencia. Si trabaja en el mismo sector que tú, su testimonio será mucho más valioso. Hay que aprovechar nuestras relaciones para sacar el máximo rendimiento a nuestra empresa, y este es un buen ejemplo de ello.

7 Atención total

El asesor no está para llevarte la contabilidad de la empresa y los impuestos (para eso tenemos al gestor). Un buen asesor debe mantenerte informado sobre todas las novedades que te afectan, desde los cambios en la legislación hasta las posibles ayudas a las que tu empresa se pueda acoger; y nos aportará soluciones y propuestas cuando necesitemos su ayuda. Si no nos ofrece esta atención total -que no exclusiva- quizá no sea el mejor asesor disponible.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No