Consejos para establecer el fin de una relación laboral

Despedir empleados es una de las tareas mas desagradables para un gerente, pero es lo correcto cuando  un empleado no mejora su desempeño después de haber sido, capacitado o advertido sobre un cambio de su conducta.

Hay dos causales de despido por desempeño insatisfactorio: El empleado no puede realizar el trabajo, aun después de bastante entrenamiento, o no logra llevarse bien con sus compañeros después de haber sido asesorado y advertido al respecto. También puede ocurrir que se realice algún despidos objetivo, debido a cambios económicos u organizativos que ocurran en la empresa. Sin embargo, realizar un despido siempre es complicado sea del tipo que sea.

Ante una actitud poco constructiva es necesario advertirle al empleado por mecanismos formales e informales.  Luego de haber acordado planes para mejorar el desempeño  (con constancia escrita), si es que no se ha visto un cambio positivo, el consecuente  despido no  será una sorpresa para el empleado.


Utiliza los siguientes consejos como guía para manejar una situación difícil. Los consejos no solo le ayudarán a todos los interesados a aceptar mejor el despido.

1. Asegúrate de tener fundamentos suficientes para el despido del empleado.
2. Si tienes razones para el despido, prepara una carta de desvinculación y entrégasela al empleado.
3. Planifica la reunión.
4. Cuando el empleado se presente, no des rodeos, vaya al grano.
5. Prepárate para una reacción de impacto y negación, súplicas y llanto, o de furia.
6. Si es posible, pregúntale al empleado si prefiere renunciar en lugar de ser despedido.
7. Entrégale al empleado la carta has preparado.
8. Concluye la reunión.

Aunque los despidos nunca parecen ser una situación positiva, lo pueden ser cuando se hacen profesionalmente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No