7 cosas que no pueden faltar en la presentación de tu proyecto empresarial

Pau Sisternas

La presentación de tu proyecto empresarial es clave para atraer inversores o talento, así que no nos podemos limitar a una presentación simple sino que necesitamos acudir a la cita perfectamente preparados.

No hace falta decir que iremos bien preparados, ofreceremos toda la información que nos pidan y reflejaremos las ideas clave en la presentación para que el público se haga una idea de lo que le ofrecemos. Según el tiempo que tengas te podrás explayar más o menos en estos puntos, pero no pueden faltar en tu discurso.

proyecto empresarial

1. Una presentación profesional

Muchas veces vemos presentaciones de proyectas hechas a partir de las plantillas prediseñadas de Power Point, que no dejan de ser presentaciones amateur, poco profesionales. Por eso, es preferible utilizar como base de la presentación plantillas como la Presentación Pitch Deck Dual o la Presentación Plan de Negocio Trade, dos plantillas desarrolladas por Emprendepyme que le dan un toque mucho más profesional a la presentación.

2. El problema: solución y beneficiarios

Cualquier proyecto empresarial nace como respuesta a un problema, así que empezaremos nuestra presentación destacando qué problema resolvemos, lo que servirá al público para hacerse una idea de lo que tienes entre manos ya desde el principio. Además, hay que describir al público potencial, a las personas que sufren ese problema y que se beneficiarán de tu proyecto si consigues lanzarlo al mercado.

3. Explicación del proyecto

Una vez definidas la solución y el público potencial, llega la hora de explicar cómo solucionamos ese problema. Tienes que definir el modus operandi de la empresa y el sentido que tiene lo que haces. Es el momento de destacar el valor añadido que tiene tu proyecto para el consumidor final, en especial si comparamos tu propuesta con las de la competencia.


No podemos olvidar la presentación de los miembros del proyecto, explicando el currículum y cargo o función de tus acompañantes.

4. Un análisis de mercado

Antes de lanzar tu aventura empresarial, seguro que has hecho algún análisis de mercado para analizar la situación y comprobar la viabilidad del proyecto. Los resultados de este análisis deben aparecer en la presentación del proyecto, y prestaremos una atención especial a la competencia.

Hay que presentar ante los posibles empresarios una relación de las empresas a las que nos enfrentamos, su rol en el mercado, puntos fuertes y débiles, etc.

5. ¿Cómo se moverá el dinero?

Llegamos a uno de los puntos clave en la presentación de tu proyecto: el dinero. Si estás ante un posible inversor, tendrás que dejarle bien claro cómo vas a gestionar el dinero en la resolución del problema.

También es necesario explicar claramente nuestro plan financiero, es decir, cómo se va a invertir cada euro invertido en el proyecto empresarial: compra de materias primas y maquinarias, investigaciones de mercado, pago de nóminas... Todo debe aclararse en este punto.

6. La hoja de ruta

¿En qué punto se encuentra actualmente el proyecto? Cualquier negocio pasa por una serie de fases antes de consolidarse como una alternativa real de mercado, así que en la presentación debes explicar qué se ha hecho hasta ahora, en qué situación está el proyecto y qué perspectivas de futuro tienes a corto, medio y largo plazo. Hay que añadir cómo quieres hacer crecer a la empresa y cómo puede ser atractiva para los inversores.

7. El plan de marketing

Si quieres que tu proyecto empresarial sea un éxito, los potenciales clientes querrán saber primero que existes y segundo cómo los vas a ayudar. Por eso, es imprescindible contar con un buen plan de marketing al que debemos dedicar una parte de la presentación.

El objetivo será tanto dar a conocer la empresa como presentarla como la mejor opción para cubrir esa necesidad de nuestro público potencial que hasta ahora cubren otras empresas, ya sea total o parcialmente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No