El proceso de constitución de una empresa

Viky Becerra

proceso constitución empresa

Constituir una empresa significa reflejar en documentos oficiales toda su información que permita obtener un perfil de la misma, quienes son sus socios, porcentajes de capital que han aportado y puestos requeridos para producir sus productos o servicios, entre otros aspectos legales básicos para que una empresa sea considerada como tal.

Para comenzar tu actividad empresarial es necesario llevar a cabo el proceso de constitución de una empresa, que consta de dos partes principalmente: la elección de la fórmula legal a través de la cual operar y la realización de todo el papeleo con las administraciones.

¿Qué es la constitución de una empresa?

La constitución de una empresa es el proceso legal utilizado para formar legalmente una entidad corporativa o empresa. Una sociedad es la entidad jurídica resultante que separa los activos e ingresos de la empresa de sus propietarios e inversores.

La constitución de una empresa es la forma en que se organiza formalmente y se crea oficialmente, este proceso de constitución implica la redacción de un documento conocido como acta de constitución y la enumeración de los accionistas de la empresa.

En una sociedad anónima por ejemplo, los activos y los flujos de caja de la entidad empresarial se mantienen separados de los de los propietarios e inversores, lo que se denomina responsabilidad limitada.

¿Cuándo se debe constituir una empresa?

La mejor opción es tratar de constituir la empresa lo más pronto posible ya que esto nos traerá más de un beneficio. Constituir pronto nuestra empresa nos permitirá: presentar una imagen más profesional a los clientes, proveedores e inversores, mayor facilidad para obtener financiación, posibles ventajas fiscales como y protección de responsabilidad limitada ya que el socio deja de responder con sus propios bienes.

Constituir una empresa temprano también puede ayudar en la comprensión de los intereses de los socios (en caso de haber más de uno), al  establecer los derechos financieros y de gestión de cada propietario en los documentos, puedes evitar futuros malentendidos y mantener a todos en sintonía con respecto a quién posee qué y a quién se le debe qué.

Si tienes en mente contar con una empresa grande que tenga empleados y que por lo tanto no seas el único trabajador, es necesario que constituyas la empresa antes de contratar a los trabajadores, ya que en caso contrario, cualquier error que cometa el empleado recaerá en tu persona y no en la empresa.

Otra situación parecida sería en el caso de querer nombrar un nuevo copropietario por ejemplo, sería necesario que la empresa se constituyera previamente al nombramiento de un nuevo socio.

Ventajas de constituir una empresa para los socios

La constitución de una empresa o sociedad tiene muchas ventajas para sus propietarios, entre ellas:

  • Protege los activos del propietario frente a las responsabilidades de la empresa.
  • Permite una fácil transferencia de la propiedad a otra parte.
  • A menudo consigue un tipo impositivo más bajo que el de los ingresos personales.
  • Suele recibir restricciones fiscales más benévolas en cuanto a la compensación de pérdidas.
  • Poder reunir capital mediante la venta de acciones.

En todo el mundo, las sociedades anónimas son el vehículo legal más utilizado para explotar un negocio. Aunque los detalles legales de la formación y organización de una sociedad difieren de una jurisdicción a otra, la mayoría tienen ciertos elementos en común.

¿Qué es la forma jurídica de una empresa?

La forma jurídica de una empresa es el tipo de modalidad legal que un profesional escoge a la hora de llevar a cabo una actividad empresarial. La elección de esta afectará a sus obligaciones tributarias y contables mensuales y anuales, la afiliación a la seguridad social y sus grado de responsabilidad ante terceros.

La elección de esta es obligatoria para que una empresa quede constituida a nivel legal. La forma jurídica afecta a aspectos como las obligaciones fiscales y contables, la inversión económica inicial para empezar un negocio, la afiliación a la seguridad social y el grado de responsabilidad frente a terceros.

Existen los siguientes tipos de formas jurídicas y sus diferentes posibilidades:

Tipos de formas jurídicas

La elección de la forma jurídica es otro de los puntos determinantes a la hora de crear tu empresa.  Existen diferentes figuras legales entre las que se puede optar en función del capital, del número de socios o de la responsabilidad de los mismos por lo que la elección repercutirá en las consecuencias a nivel laboral, fiscal o de responsabilidad ante terceros.  Cada una de ellas tiene unos requisitos mínimos que se deben cumplir para poder constituir una empresa bajo esa figura legal.




Las formas jurídicas se dividen en:

Personas físicas

    • Personas físicas: Este concepto jurídico, hace referencia a todo miembro de la especie humana susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones.

Bajo la forma jurídica de persona física, existen las siguientes posibilidades:

      • Empresario individual.
      • Comunidad de bienes.
      • Sociedad civil.

Personas jurídicas

    • Personas jurídicas: Este concepto hace referencia a un sujeto ficticio capaz de ejercer  derechos y contraer y de ser representada judicialmente y extrajudicialmente. Es creada por una o más personas físicas para cumplir un objetivo social que puede ser con o sin ánimo de lucro.

Bajo esta forma jurídica, las opciones son las siguientes

    • Sociedades mercantiles
      • Sociedad Colectiva
      • Sociedad comanditaria simple
      • Sociedades de capital
    • Sociedades mercantiles especiales
      • Sociedad Laboral
      • Sociedad Cooperativa
      • Sociedades de Garantía Recíproca
      • Entidades de Capital de Riesgo
      • Agrupaciones de interés económico
      • Sociedad de inversión mobiliaria.

¿Qué trámites tengo que realizar para crear una empresa?

Para iniciar una actividad empresarial, el siguiente paso es realizar una serie de trámites de constitución de empresas con la Administración. Aunque dependiendo de la figura jurídica elegida los trámites varían, en general cualquier proceso de creación por parte  de las personas jurídicas necesita de una inscripción en el registro mercantil, una visita a un notario para hacer una escritura pública o un número de identificación fiscal.Recuerda que para montar un negocio no es necesario crear una sociedad, sino que es posible hacerlo a través de la fórmula del Autónomo. 

Una vez elegida la forma jurídica, existen una serie de trámites a realizar con la administración para constituir la empresa.

A continuación los pasos que se deben seguir para montar una empresa.

que es constituir una empresa

Imagen: Cheryl Savan || Shutterstock

Por ello, para que sepas qué hacer en cada momento, aquí te mostramos como constituir una empresa paso a paso:

  • 1. Solicitud de la certificación negativa del nombre.
  • 2. Ingreso y certificado del Capital Social Exigible.
  • 3. Solicitud del Código de Identificación Fiscal (CIF) Provisional.
  • 4. Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD).
  • 5. Inscripción de la Sociedad en el Registro Mercantil Provincial.
  • 6. Obtención del CIF definitivo.
  • 7. Alta en el Impuesto de Actividades Económicas.
  • 8. Declaración Censal.
  • 9. Legalización de los libros oficiales.
  • 10. Adquisición y legalización del libro de visitas.
  • 11. Afiliación a la Seguridad Social (empresa y trabajadores).
  • 12. Licencias municipales (licencia de apertura, licencia de actividad).
  • 13. Alta en el Registro de Establecimientos.
  • 14. Comunicación de Apertura del Centro de Trabajo.

Trámites para la constitución de los diferentes tipos de empresas

Con los pasos que hemos visto anteriormente es suficiente para crear una empresa con todas las garantías. Sin embargo, cada uno de los tipos de empresas que existen tienen sus características a la hora de constituirse.

Aunque existen numerosos modelos de empresas, los emprendedores y pymes, siempre suelen encontrarse bajo las formas jurídicas de empresario individual, más conocido como autónomo, sociedad limitada, o cooperativa de socio para el trabajo común. Aquí te mostramos las particularidades y trámites específicos de cada una:

Otros trámites necesarios para crear una empresa

Todos los pasos que hemos comentado anteriormente son fundamental para crear una empresa de forma correcta y cumpliendo con las exigencias administrativas de nuestra legislación. Sin embargo, es posible que, además de estos, sean necesarios otra serie de trámites dependiendo de las necesidades de cada negocio. Otros pasos que puedes tener que realizar para constituir tu empresa son:

  • Solicitud de licencia de obras si procede.
  • Solicitud de cambio de titularidad o actividad.
  • Inscripción en Registro de la Propiedad si se adquiere un local.
  • Inscripción el en Registro de la Propiedad Industrial  de patentes, marcas, rótulos...

Toda esta estrategia de elección de forma jurídica y trámites de constitución que definen las características de la empresa, la forma jurídica deberá quedar definida antes de su creación a través del plan jurídico-mercantil. Allí, se incluirán todas la decisiones relacionadas con la figura jurídica, administrativa, los nombres y marcas, y los tipos de contratos de los contratos de los trabajadores. Conoce toda la información sobre el plan jurídico-mercantil.

Curso Intefi de puesta en marcha y financiación de pequeños negocios o microempresas

Plan jurídico-mercantil

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No