El proceso de constitución de una empresa

proceso-constitucion-empresaPara comenzar tu actividad empresarial es necesario llevar a cabo el proceso de constitución, que consta de dos partes principalmente: la elección de la fórmula legal a través de la cual operar y la realización de todo el papeleo con las administraciones.

La forma jurídica:

La elección de la forma jurídica es otro de los puntos determinantes a la hora de crear tu empresa.  Existen diferentes figuras legales entre las que se puede optar en función del capital, del número de socios o de la responsabilidad de los mismos por lo que la elección repercutirá en las consecuencias a nivel laboral, fiscal o de responsabilidad ante terceros.  Cada una de ellas tiene unos requisitos mínimos que se deben cumplir para poder constituir una empresa bajo esa figura legal.

Las formas jurídicas se dividen entre:

    • Personas físicas: Este concepto jurídico, hace referencia a todo miembro de la especie humana susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones.

Bajo la forma jurídica de persona física, existen las siguientes posibilidades:

      • Empresario individual.
      • Comunidad de bienes.
      • Sociedad civil.
    • Personas jurídicas: Este concepto hace referencia a un sujeto ficticio capaz de ejercer  derechos y contraer y de ser representada judicialmente y extrajudicialmente. Es creada por una o más personas físicas para cumplir un objetivo social que puede ser con o sin ánimo de lucro.

Bajo esta forma jurídica, las opciones son las siguientes


    • Sociedades mercantiles.
      • Sociedad Colectiva
      • Sociedad comanditaria simple
      • Sociedades de capital
    • Sociedades mercantiles especiales.
      • Sociedad Laboral
      • Sociedad Cooperativa
      • Sociedades de Garantía Recíproca
      • Entidades de Capital de Riesgo
      • Agrupaciones de interés económico
      • Sociedad de inversión mobiliaria.

Los trámites de constitución:

Para iniciar una actividad empresarial, el siguiente paso es realizar una serie de trámites de constitución de empresas con la Administración. Aunque dependiendo de la figura jurídica elegida los trámites varían, en general cualquier proceso de creación por parte  de las personas jurídicas necesita de una inscripción en el registro mercantil, una visita a un notario para hacer una escritura pública o un número de identificación fiscal.Recuerda que para montar un negocio no es necesario crear una sociedad, sino que es posible hacerlo a través de la fórmula del Autónomo. 

Toda esta estrategia de elección de forma jurídica y trámites de constitución que definen las características de la empresa, deberá quedar definida antes de su creación a través del plan jurídico-mercantil. Allí, se incluirán todas la decisiones relacionadas con la figura jurídica, administrativa, los nombres y marcas, y los tipos de contratos de los contratos de los trabajadores. Conoce toda la información sobre el plan jurídico-mercantil.

Plan jurídico-mercantil