¿Cuánto vale mi startup?

Verónica Ruiz
Cuando un emprendedor decide lanzarse a iniciar su propio negocio se hace una serie de cuestiones. Una de las preguntas que suele inquietarle es cómo obtener el precio de una startup. La respuesta a esta pregunta te permitirá saber cómo se están materializando tus esfuerzos, cuánta inversión necesitas, obtener dicha cuantía para empezar o seguir con tu empresa y conocer qué porcentaje has de ceder de tu empresa a cambio de dicha inversión.

Ten en cuenta, que vas a partir de datos para obtener un el precio de una startup:

  • Si cuentas ya con una facturación o puedes calcular aproximadamente una, el crecimiento de la empresa, los gastos a deducir, etc.

  • También puede tenerse en consideración las previsiones de venta, de crecimiento o de incremento de la facturación.

  • Datos que están en tu cabeza. A modo de ejemplo, que hay muy pocas empresas que ofrezcan tu servicio, el potencial que tú imaginas, etc. Lo malo de estos datos es que no suelen ser muy atractivos para los inversores.


Pero cómo saber cuánto vale una startup. Para ello hay una serie de métodos de valoración basados en lo que se tiene, basados en el mercado y basados en los ingresos. Veamos algunos de ellos.

Calcular precio startup
Imagen: Morakot Kawinchan || Shutterstock

Métodos para valorar una startup

Estas son las diferentes formas de obtener el valor de una startup:

  1. Valor del mercado.  Este es el método que más se suele emplear. Aquí entrarían en juego tanto los valores tangibles (facturación, beneficios, posición en el mercado, etc.) e intangibles (inversión de dinero y tiempo, potencial de la empresa, etc.).
  2. Comparación con otras startups del mismo sector. Normalmente nos fijamos en lo que hacen los demás para tener una ligera idea de qué hacer nosotros. Esto mismo es válido para dar respuesta a cómo saber cuánto vale una startup. Fíjate en las operaciones financieras que han realizado empresas parecidas a la tuya. Es un buen modo de iniciar una negociación con un posible inversor, ¿no crees?
  3. Trayectoria financiera. También denominado run rate se trata de analizar cómo es la trayectoria financiera de la startup. Cuánto factura, qué gastos genera, qué beneficios tiene, cuáles son sus ingresos recurrentes…
  4. Business Plan. El plan de negocio es vital para las empresas que acaban de nacer. En él se plantea toda la estrategia a seguir por la startup durante sus dos o tres primeros años de vida. Suele emplearse a la hora de conseguir esa primera financiación de los primeros inversores.
  5. Porcentaje que quieres ceder. Aquí es clave establecer cuánto dinero se necesita para seguir adelante con la startup y qué porcentaje estás dispuesto a ceder a cambio de esa liquidez económica.
  6. Inversión personal. En él se tienen en cuenta el tiempo que lleva la empresa, las horas invertidas en ella. Antes se solía incluir en las valoraciones. En ella se trataba de calcular el tiempo invertido en todo el proyecto empresarial. Al final se ha dejado de utilizar porque no causan buena impresión a la hora de conseguir financiación.
  7. Otras formas de cómo saber cuánto vale una startup. Cuánto cree que vale el fundador de una startup (valor Pre-Money), la suma del valor que cree que el fundador más la inversión obtenida (valor Post-money), trayectoria de los fundadores y el equipo, la reputación de la startup, etc.

¿Cómo obtener el precio de una startup con cifras?

Hasta ahora solo hemos mencionado diferentes métodos que existen con el fin de cómo saber cuánto vale una startup. Estas no son las únicas formas también existen fórmulas matemáticas que nos ayudan en esta tarea de poner una cifra exacta a la empresa.

Descuento de flujo de caja

Podemos aplicarlo en el caso de que podamos recoger datos de los resultados durante tres años de nuestro negocio. Y nos fijaremos en el Beneficio antes de impuestos e intereses (BAIT).

FFL= BAIT (1-t)+Amortizaciones-Inversiones-NOF

FFL (flujo de fondos libre)

Beneficios antes de impuestos e intereses (BAIT)

t tasa impositiva, es decir, el Impuesto de sociedades.

NOF (inversiones en circulante: clientes, existencias…)

Una vez que tenemos el flujo de fondos libre de cada año tenemos que tomar en cuenta el valor residual (VR).

VR= BAIT (1-t (1+k)/(k-g)

K= tasa que se utiliza para descontar flujos.

g lo que crece la empresa de manera estable año a año.

Una vez que tenemos calculados el flujo de fondos libres (FFL) para cada año, el valor de la empresa se calculará como el valor actual neto (VAN) de estos flujos de fondos libres descontados con la tasa k que usamos para calcular el valor residual. Siendo k la tasa media ponderada del coste de la deuda de la empresa, si la hay, y la rentabilidad exigida por los accionistas.

Rentabilidad

Es decir hay que tener en cuenta en todo momento, cuál es la rentabilidad que está buscando el inversor. Según algunos libros que sitúan a un 4% la rentabilidad sin riesgo. Aunque a una starup debería exigírsele entre 7,5 y 9,5 veces más. Esto supone un entre un 30 y un 38% de rentabilidad. Date cuenta que cuanto mayor sea la incertidumbre del negocio, el inversor pedirá más garantías y por tanto exigirá una mayor rentabilidad.

Múltiplos de EBITDA

Este último es el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones. Esta técnica consiste en multiplicar el EBITDA por un factor que proviene de operaciones parecidas dentro del sector al que pertenezca la compañía.

Normalmente se utiliza para hacer proyecciones de futuro del negocio con vistas a 3 años. Para aplicarlo se utiliza el EBITDA del último año y se multiplica por un factor. A la hora de valorar una startup, suele aplicarse un factor de X6, aunque siempre deberemos de fijarnos en el mercado.

Si estás en una aceleradora, seguramente allí te podrán ayudar a aplicar estos conceptos. De este modo, podremos conocer el valor de tu startup.

 

Si estás interesado en vender tu startup descubre los pasos que debes seguir y los mejores consejos para obtener el mejor precio de venta.

¿Cómo vender una startup?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No