Diferencias entre el teletrabajo y el trabajo a distancia

Irene Benlloch

Mucho se está hablando últimamente sobre los conceptos de teletrabajo, trabajo en remoto o trabajo a distancia. Dado que estas modalidades de trabajo tienen algo en común -ambas pueden realizarse fuera de la oficina central de la empresa- es bastante común que las metamos en un mismo saco y pensemos que significan lo mismo. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: según el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores el teletrabajo NO es lo mismo que el trabajo a distancia o trabajo a domicilio.

¿Es lo mismo teletrabajo que trabajo a distancia?

¿En qué se diferencia el teletrabajo del trabajo en remoto?

🏠 El lugar desde donde se ejecuta el trabajo

Al teletrabajar tienes dos opciones: desempeñar tus tareas en la oficina central de la empresa o hacerlo desde tu propio domicilio durante gran parte de la jornada laboral. Algunas compañías optan por el modelo híbrido de trabajo (que combina el teletrabajo con el trabajo presencial) y otras por el teletrabajo al 100%. En cualquier caso, el empleado que teletrabaja NO puede elegir libremente su lugar de trabajo, sino que debe pautarlo previamente con el empresario.




A los profesionales que trabajan en remoto les pasa todo lo contrario: ellos sí pueden elegir dónde quieren trabajar (su propia casa, un restaurante, una cafetería, etc.)

🔎 La vigilancia del empresario

Al teletrabajar debes utilizar las tecnologías de la información propuestas por la empresa y el empresario puede controlarte mediante softwares de vigilancia. ¿Qué significa esto? Que quizá tengas que registrar las tareas realizadas y el tiempo que le dedicas a cada una de ellas para que la compañía pueda medir tu productividad como empleado.

Al trabajar en remoto (como hacen muchos autónomos y trabajadores freelance) tu trabajo se medirá y evaluará única y exclusivamente en base a los objetivos cumplidos y sin la vigilancia del empresario que te contrata.

💻 La utilización de nuevas herramientas de trabajo

Los profesionales que teletrabajan deben recibir la formación correspondiente por parte de la empresa para utilizar los instrumentos de videoconferencia, videoterminal o telefax que la compañía considere oportunos. En cambio, las personas que trabajan en remoto de forma habitual pueden elegir personalmente los medios de comunicación que deseen.

👥 El establecimiento de una red de telecomunicación

La empresa debe instaurar una red de telecomunicación que permita el contacto directo entre la oficina central de la compañía y el domicilio del empleado que teletrabaja.

📍 Existen diferentes modalidades de teletrabajo

A diferencia del trabajo en remoto, existen tres tipos de teletrabajo: el teletrabajo domiciliario (cuando el empleado siempre trabaja desde su domicilio), el teletrabajo móvil (cuando el empleado trabaja unos días desde la oficina central y el resto de la jornada desde su domicilio) y el telecentro (cuando el teletrabajo se efectúa desde un lugar designado por la empresa que no es el domicilio del empleado y tampoco la oficina central).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No