El acoso laboral o mobbing

Patricia Nuño
El acoso laboral, en mayor o menor medida, siempre ha existido. No obstante, con el paso de los años y la evolución hacia una sociedad más moderna y disciplinada, hace que sea una situación cada vez más estudiada. La autoestima laboral es fundamental en el éxito del trabajo y por tanto cada vez se hace más hincapié al concepto de mobbing.

Se trata de anteponer los derechos fundamentales de las personas y, en este caso concreto, los derechos de los trabajadores, ya que hay veces que estos derechos son violados por las empresas o por los propios compañeros de trabajo.

acoso laboral

¿Qué es el acoso laboral?

El acoso laboral, también conocido como mobbing o bullying laboral, es la acción por parte de la persona hostigadora de producir miedo, terror, desprecio o desánimo hacia un trabajador. La persona acosada recibe, por lo general, violencia psicológica de forma sistemática y recurrente durante largo tiempo. En definitiva, la víctima sufre acoso moral en el trabajo.

“Las denuncias por acoso laboral se han disparado un 60%”. – Inspección de Trabajo.

Normalmente, aquel trabajador afectado por mobbing, desemboca a una situación de aislamiento, marginación, así como ansiedad, estrés y demás efectos psicológicos que, en la mayoría de ocasiones, provocan que el trabajador solicite la baja laboral.

El acoso laboral está tasado como delito penal. Así queda plasmado en el artículo 173.1 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. En él, queda penado el trato degradante en cualquier relación laboral o funcionarial contra otra persona, de manera reiterada y a través de actos hostiles o humillantes que supongan grave acoso contra la víctima. El bullying laboral puede ser castigado con pena de prisión de 6 meses a 2 años.

Tipos de acoso laboral

Podemos clasificar el acoso laboral o mobbing de dos maneras diferentes:

1.Acoso laboral según la posición jerárquica

Según la posición jerárquica, el mobbing se puede clasificar en 2 tipos:

  • Mobbing horizontal. En este caso, el acosador y la víctima se encuentran en el mismo rango jerárquico, es decir, son compañeros de trabajo.
  • Mobbing vertical. Se da entre un superior jerárquico y el trabajador.

2.Acoso laboral según el objetivo

En función de lo que el acosador pretenda conseguir, el mobbing se clasificará del siguiente modo:

  • Mobbing estratégico. El bullying laboral en este caso se da por parte de la empresa como una forma de presión al trabajador para que éste, de forma voluntaria, rescinda su contrato de trabajo. De esta manera, la empresa evita pago de indemnizaciones por despido improcedente.
  • Mobbing de dirección o gestión. El acoso viene de parte de la dirección de la empresa y las razones son varias: desde maximizar la productividad inculcando miedo y amenazando con despido al trabajador hasta humillarle por no ajustarse a las expectativas del gerente.
  • Mobbing perverso.No tiene un objetivo laboral. El acosador tiene una actitud claramente manipuladora y su única finalidad es la de hacer daño psicológico al acosado.
  • Mobbing disciplinario. A través de este tipo de acoso laboral se trata de infundir miedo a la persona, con el objetivo de que se comporte de determinada manera, de lo contrario, será desplazada del grupo.

¿Qué hacer ante un caso de acoso laboral?

Cuando un trabajador sufra bullying, son varias las opciones que tiene para su denuncia:

  1. Lo primero que debe hacer es denunciar el caso de mobbing o acoso laboral ante la Inspección de Trabajo.Es la vía más rápida. Ante ella, se deberán presentar todas las pruebas que corroboren que, efectivamente, el trabajador es víctima de mobbing. Tras ello, el inspector estudiará e investigará los hechos.
  2. Convenio colectivo. En ocasiones, en el propio convenio colectivo existe un protocolo a activar en caso de acoso.
  3. Comité de Seguridad y Salud de la empresa. Que el trabajador comunique a dicho comité su situación de acoso laboral para que se investiguen los hechos en la propia empresa y se tomen las medidas oportunas.
  4. Denunciar a la dirección de la empresa.
  5. Acudir a la Jurisdicción Social, entablando demanda por vulneración de Derechos Fundamentales, iniciando un procedimiento de reclamación de daños y perjuicios o para extinguir la relación laboral.
  6. Iniciar un procedimiento penal. El acoso laboral está reconocido como delito penal.
  7. Acudir a un procedimiento contencioso-administrativo, en caso de que el afectado sea funcionario público.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No