El confirming

Patricia Nuño
Son demasiados detalles de gestión los que debes tener en cuenta día a día. Por ello, acudir al servicio financiero del confirming resulta bastante cómodo. A este servicio también se le conoce como “pago confirmado de proveedores” o “confirmación de pagos”.

Se trata de una modalidad de pago que te facilitará sobremanera a la hora de trabajar con proveedores y controlar así los pagos a su favor.

¿Qué es el confirming?

El confirming es un servicio financiero que ofrece una entidad bancaria a fin de facilitar a sus clientes la gestión del pago de facturas pendientes. El propio cliente se ofrece a pagar al proveedor las facturas con anterioridad a la fecha de vencimiento. Se trata de una forma de reforzar la relación entre cliente-proveedor y evitar que ésta se dañe. En ocasiones, los plazos de vencimiento de pago son muy elevados y hay proveedores que la espera de los tan habituales 90 días se les hace cuesta arriba.

confirming contabilida

Imágenes: Konstantin Chagin || Shutterstock

Por ello, hay clientes que apuestan por el confirming, ofreciéndose a pagar con antelación las facturas, no esperando a que llegue el día tope para pagar a su proveedor.

El confirming se trata de un factoring a la inversa, puesto que lo inicia el cliente y no el proveedor.

En cuanto a su coste, no es muy elevado. El cliente que decide hacer uso del mismo, sólo deberá pagar unas comisiones en concepto de gestión de cobros de las facturas.

Ventajas del confirming

A través del confirming, un cliente puede gestionar de manera muy fácil y eficaz el pago a sus proveedores, ejecutando dicho pago de manera anticipada.

Esta figura financiera presenta toda una serie de ventajas para todo aquel cliente que se acoja a la misma:

  • Simplifica sobremanera el sistema de pago a los proveedores.
  • Permite pago a proveedores tanto a nivel nacional como internacional.
  • Evita cualquier incidencia que pueda producirse al domiciliar el pago.
  • Mejora en el control y planificación de las necesidades de tesorería.
  • Se realiza el pago a proveedores en bloque, recibiendo un solo cargo en cuenta y unificando así los flujos de pagos.
  • Evita costes de emisión de pagarés y cheques

Tipos de confirming

La empresa que emplee el confirming como método de gestión de pago de facturas de proveedores, pagará unas comisiones por gastos de gestión. Igualmente, ese importe variará en función del número de órdenes de pago o de su cuantía.

Así, son varias las alternativas de confirming que existen:

  • Confirming simple. El abono del cliente al banco se produce el día en que vencen las facturas.
  • Confirming de inversión. El abono del cliente al banco se produce con anterioridad al vencimiento de las facturas. En este caso, el cliente se beneficiará de un pequeño descuento financiero.
  • Confirming de financiación. El abono del cliente al banco se produce una vez han vencido las facturas. Aquí, el cliente deberá pagar, además, unos intereses de financiación. Esta es la opción por la que el emisor del confirming obtiene financiación.

Confirming vs. Factoring

El confirming es el servicio financiero a través del cual los clientes gestionan el pago de las facturas en favor de los proveedores.

Por su parte, en el factoring, la empresa cedente (tu pyme) contratará a una empresa factor, cediéndole los derechos de cobro de las facturas. Esta última se encargará de gestionar los cobros procedentes de los clientes, que llegarán de manera anticipada. Es una buena forma de obtener liquidez a corto plazo y no tener que esperar los habituales 90 días.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No