¿En qué consiste el diseño organizacional de una empresa?

David López

El diseño organizacional es una metodología que tiene por objetivo identificar los aspectos inoperantes de una empresa. Consecuentemente, analiza el flujo de trabajo, los procedimientos, las estructuras y los sistemas. Además, los reorienta para que el negocio pueda conseguir los objetivos que se marca. Así mismo, a desarrollar nuevas estrategias. En otras palabras, el proceso se centra en mejorar tanto el lado técnico como el humano del negocio. Entonces, ¿en qué consiste el diseño organizacional?

Diseño organizacional

ESB Professional || Shutterstock

El diseño organizacional de una empresa

Para las empresas, el proceso de diseño conlleva mayor efectividad, mejores resultados y un equipo comprometido. Además, es un enfoque comprehensivo y holístico extensible a otros aspectos personales de la vida. De tal manera que sea posible:

  • un servicio al cliente extraordinario
  • el incremento de la rentabilidad
  • la reducción de los costes operativos
  • una mejora de la eficiencia y del tiempo de inversión
  • empleados comprometidos
  • una estrategia firme para gestionar y hacer crecer tu negocio

En lo referente a la plantilla, los sistemas y la incorporación de la tecnología se obtendrán mejores resultados. Para ello, se realizará una evaluación sobre cómo funciona una empresa a la hora de orientarse lo mejor posible.

Personal y puestos

Los expertos afirman que contar con el personal adecuado en los puestos adecuados será sinónimo de éxito. Por ello, una parte fundamental del diseño organizacional es el desarrollo y la reevaluación de los organigramas empresariales. Así, se analiza desde qué se pregunta en una entrevista de trabajo hasta la evaluación de los empleados ya contratados. Por consiguiente, se sabe qué función debería desempeñar cada empleado según su experiencia y capacidad.


Es importante saber ya que cada empleado tiene puntos fuertes que hacen brillar a una empresa. Estos, deberían identificarse para cambiar los roles y formatear la estructura organizacional corporativa. Así, cada empleado es evaluado para determinar si los puestos son correctos para maximizar los resultados.

Sistemas y procesos: automatizados y manuales

El diseño organizacional también tiene en cuenta cómo se desarrolla el flujo de trabajo. Por ello, no solo se consideran los procesos completados en una jornada. Así mismo, la valoración de las directrices que permiten completar los procesos es crucial para identificar los puntos críticos. La eficiencia de todos los programas es el comienzo para mejorar los resultados. Por otro lado, el desarrollo de sistemas es la clave para la éxito en cualquier organización si se  incluye el factor accountability.

El factor accountability

Es un término que se incluye al examinar los sistemas, los procesos y la estructura del diseño. La accountability se podría entender como la responsabilidad o  actitud de un individuo. Por ello, para ejecutar los procesos sin problemas, deben identificarse también ciertos niveles de autonomía, de expectativas y de flujo de información.

Tecnología y equipamiento

La tecnología es esencial en todas las áreas de una empresa. Por ello, integrar unos sistemas tecnológicos adecuados en la estructura organizacional es importante. Asimismo, si se usa un software, un hardware u otros equipamientos en la creación de una empresa, estos serán el eje central.

Súmalo todo

Por último, si la estructura de una empresa es adecuada aumentarán:

Así, tras la evaluación, el análisis y el desarrollado cada área, la finalización del proyecto requiere la aplicación de las nuevas políticas identificadas.

Analizar de principio a fin la estructura de una empresa ayuda a los analistas a identificar las áreas mejorables. Después de evaluar es posible crear planes de aplicación a través del diseño organizacional. Gracias a este método, las empresas son capaces de mejorar y ser mucho más competitivas en su sector.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No