Fidelización de clientes

Juanma Caurin
¿Piensas que la relación con tu cliente se termina en el momento que efectúa la compra? Te equivocas. Walt Disney aconsejaba que hagamos lo que hagamos, debemos hacerlo lo mejor posible para que nuestros clientes vuelvan, y además que lo han como amigos. Cuando un cliente adquiere uno de nuestros productos o servicios significa que hemos conseguido que nos elija entre las diferentes opciones de la que disponía. Sin embargo, no podemos conformarnos con eso y debemos trabajar para conseguir que queden satisfechos y vuelvan a elegirnos una y otra vez. Esto es lo que se conoce en marketing como fidelización, y consiste en construir clientes que sea fieles a nuestra marca por encima de todo.

Fidelización
Imagen: Jirsak || Shutterstock

La importancia de la fidelización de clientes

En ocasiones, las empresas no son conscientes de la necesidad de fidelizar a los clientes de la empresa. Existen una obsesión compulsiva de conseguir nuevos clientes que compren nuestros productos, mientras que no nos preocupamos por ellos para que no se vayan. Esto no es muy coherente ya que el trabajo que realizamos por un lado, lo perdemos rápidamente. Además, los costes de fidelizar un cliente son mucho mas altos que los conseguir nuevos.

Es por esto que la fidelización de los clientes es vital para el buen funcionamiento de la empresa. Además, los clientes fidelizados son prescriptores de la marca y ellos mismos realizan recomendaciones a través de sus experiencias que nos pueden llegar a reportar nuevos clientes. Descubre toda la información acerca de la fidelización en las empresa y todo lo que la envuelve.

Captación y fidelización de clientes

Si no cuidamos a nuestros clientes, alguien lo hará. Esta es una máxima en el mundo empresarial, ya que si no somos capaces de conservar nuestros clientes, alguien de la competencia llegará para darles lo que nosotros no hemos sido capaces de ofrecerle. Aunque puede sonar a historia romántica, la relación entre los clientes y las empresas funcionan así, por lo que debemos trabajar para que estén contentos con nuestros productos y servicios.

Debemos cambiar nuestra forma de ver el aspecto comercial en el sentido de que hay conseguir clientes y no ventas. Las ventas se terminan en el momento que el cliente compra, pero si el cliente ha quedado satisfecho con nuestro producto y el trato que le hemos dado seguirá siendo cliente. Fidelizar a un cliente no es sencillo, pero es necesario. Por ello, te mostramos todos los aspectos sobre cómo puedes llegar a fidelizar clientes y conseguir que te elijan para toda la vida.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No