Financiación de empresas

Cuando se trata de crear una empresa, si no es existe una financiación en firme, puede volverse una tarea prácticamente imposible. Esta situación se ha complicado durante los últimos años y ahora es más difícil aún poder conseguir el ansiado préstamo para una empresa o un crédito para emprendedores.

El financiamiento bancario tradicional se ha reducido exponencialmente desde la llegada de la crisis y tener hoy en día una idea de negocio buena y competente, no es suficiente para que los bancos contribuyan con su capital. La banca proporcionaba hasta el 90% de la financiación a empresas, canalizando el dinero de los ahorradores hacia ellas y administrando la rentabilidad de la mejor manera.

Financiación para nuevas empresas

Imágenes: nito || Shutterstock

El hueco que ha dejado el crédito bancario, se ha complementado con alternativas transparentes que ayudan a conceder préstamos a empresas que tienen una gran importancia productiva en la sociedad y que rentabilizan al máximo los ahorros de los clientes. Para este fin se encuentra, por ejemplo, el Direct Lending, cuya traducción literal del inglés significa "préstamos directos" y que está enfocado a pequeñas y medianas empresas. También existen algunas ayudas para pymes que favorecen la consolidación del tejido empresarial.

Pero no todo son préstamos, también existen en los últimos años también ha crecido la utilización de inversores externos que se implican en proyectos para hacerlos crecer, con el objetivo de conseguir un beneficio mutuo para las dos partes. Las Sociedades de Garantía Recíproca también ayudan a las empresas y mejoran sus condiciones de financiación.



Sin duda, es necesario conocer todas las alternativas que existen para la financiación de empresas y la creación de nuevos negocios, para saber qué opción es la que nos interesa en cada momento.

¿En qué consiste la financiación de una empresa?

La financiación de una empresa se basa en conseguir el dinero que te permita pagar las inversiones necesarias para su correcto funcionamiento. Por supuesto, este dinero no suele ofrecerse de forma gratuita, por lo que tiene un coste para la empresa en el momento de su devolución. La financiación puede realizarse a corto o largo plazo. La financiación a corto plazo es la que se debe devolver en un periodo inferior a un año, mientras que la financiación a largo plazo se utiliza para mayores inversiones y se devuelve en periodos superiores.

En este apartado podrás encontrar toda la información sobre cuál es el modo en que se financian las empresas y algunos consejos para obtener inversores que financien las inversiones de tu empresa, algo necesario para asegurar su viabilidad económica.

Financiación interna vs Financiación externa

¿Qué es mejor la financiación con recursos propios o la financiación ajena? Esta es una de las preguntas que más se hacen los emprendedores y los empresarios.

Cabe decir que no existe una respuesta exacta y que todo depende de la situación de la empresa en cada momento, la cantidad de dinero necesario y otras variables que deberás estudiar para saber qué decisión debes tomar.

Financiación para emprendedores

Uno de los principales problemas para emprender un negocio es encontrar el dinero necesario para financiar el proyecto que tenemos en la mente. En ocasiones, es muy difícil conseguir convencer a las personas del potencial de una idea, por lo que esta se pierde por no tener recursos para desarrollarse.

Por suerte, los emprendedores ya tienen más opciones a la hora de conseguir dinero para crear sus negocios. Ya se puede mirar más allá de los bancos para conseguir financiación. Eso sí, es necesario poseer un plan de negocio completo que muestre a los demás la viabilidad económica que tendrá la empresa en el futuro. Aquí podrás encontrar toda la información sobre los diferentes modelos de financiación para emprendedores que existen.

Antes de elegir cualquier modelo de financiación para emprender un nuevo negocio, es necesario realizar un estudio que valore todas las alternativas que hemos visto anteriormente, y nos permita elegir cuál es la mejor opción. Para ello, es necesario realizar un plan de financiación en el que también se detallen todas las condiciones y costes financieros, y una planificación de cómo se conseguirá amortizar el dinero prestado. Descubre toda la información sobre el plan de financiación.

Plan de financiación