Guía para desarrollar una estrategia de marketing 360º

Pau Sisternas

El marketing 360º es aquel que utiliza todas las herramientas a su alcance para acercarse al usuario final, siempre que este tenga acceso a ellas. Es un marketing total al que se la añade el 360º para reforzar todavía más la concepción global, el aprovechamiento de todos los recursos disponibles en el diseño de estrategias.

El objetivo final es crear un único mensaje para captar y/o fidelizar a los usuarios. Es una estrategia muy efectiva, pero también muy laboriosa porque exige un gran esfuerzo y la coordinación de todas las partes implicadas.

Estrategias de marketing para commodities

¿Cuál es el origen del marketing 360º y cuáles son sus objetivos?

La progresiva transformación digitalización de las empresas y de la sociedad no ha hecho más que hacer un poco más complejo el desarrollo de estrategias de marketing 360º. Hasta hace unos años, nos limitábamos a campañas en televisión, radio, prensa escrita o ferias comerciales, además del puerta a puerta o las llamadas telefónicas. Sin embargo, ahora hay que añadir a la ecuación los elementos online, desde la propia página web a la actividad en redes sociales o el e-mail marketing, por citar algunos ejemplos.


Si aplicamos bien nuestra estrategia de marketing 360º, lograremos un alcance superior al que nos ofrecen otras variantes del marketing. La clave está en aumentar la presencia de la marca en todos los canales a los que accede el usuario potencial.

Al aumentar el radio de acción de la estrategia, es más fácil captar clientes y aumenta la cantidad. Otra cosa es la fidelización, pero nos sirve para posicionar bien la marca. Pero para que esto sea posible, es indispensable crear una buena estrategia de marketing 360º.

Crea tu estrategia de marketing 360º paso a paso

Podemos crear nuestra estrategia de marketing 360º en solo cuatro pasos. ¡Toma nota!

1. Identificar los canales que nuestro potencial usuario tiene en cuenta,

De esta manera, podremos desarrollar nuestra estrategia en todos ellos. Para que esto sea posible es imprescindible contar con un buen estudio de mercado -algo básico para cualquier estrategia de marketing- que nos diga dónde están esos usuarios y cómo nos podemos comunicar con ellos. Hablamos de canales digitales y analógicos.

2. Elección de los canales

Una vez identificados y elegidos estos canales, pasamos a contar la misma historia en cada canal. Si en todos ellos utilizas el mismo hilo argumental, podrás crear al usuario una imagen de marca única y consistente, que le ayude a diferenciarte.

El hecho de utilizar siempre la misma imagen y repetir el mismo mensaje una y otra vez ayudan a generar cierto grado de familiaridad y relación entre el usuario y la marca. Además, nos comunicamos de forma clara con el potencial usuario, evitando que se confunda.

3. Adaptar el mensaje al canal elegido

Pero no es lo mismo utilizar la misma historia en cada canal disponible que utilizar el mismo mensaje en todos ellos, lo que nos llevará al error. Por eso, nuestro tercer paso será la adaptación del mensaje único a cada canal que utilizaremos en nuestra estrategia de marketing 360º.

No podemos utilizar el mismo mensaje en los anuncios de radio que en las campañas de email marketing, en las redes sociales o en la web. El mensaje debe estar en armonía con el canal, ya que algunos formatos y canales son incompatibles entre sí.

3. Análisis y optimización

Y así llegamos al último paso: el análisis y la optimización, dos aspectos cruciales en cualquier estrategia de marketing. No hay una fórmula mágica para dar con la campaña ideal, solo podemos progresar a base de pruebas y test para identificar qué funciona mejor con cada canal.

Solo así se pueden optimizar tanto los mensajes que enviamos como las estrategias empleadas para llegar a los clientes. De este modo, podrás crear la experiencia más atractiva para el cliente y efectiva desde tu punto de vista.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No