Importancia de la tesorería en la empresa

Gemma García
Parece que remontamos de los momentos más duros de la última crisis económica internacional. Las secuelas aún vamos a sufrirlas un tiempo, entre otros colectivos, los propietarios de PYMES. Aprender de los errores que emprendedores y empresarios cometieron y les costaron tan caros, pasa por entender la importancia de la tesorería en la empresa.

Desde el departamento de tesorería se gestiona el flujo de caja, hasta ahí, todos de acuerdo. Pero, con un matiz que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. La tesorería debe ocuparse de administrar esos flujos con criterios de cierta rentabilidad. Traducido al lenguaje común, tiene que manejar los ritmos de pagos y cobros con control y anticipación. En especial, la relación de estos profesionales con las entidades financieras es una de las claves de su papel, como se analizamos al detalle.

Importancia de la tesorería
Imagen: Marian Weyo || Shutterstock

¿Por qué es tan importante la tesorería?

No nos cansamos de insistir en la importancia de la tesorería en lo que se refiere al éxito de una empresa. Además de preocuparte de que tu proyecto sea innovador, encaje en las demandas del mercado y se planifique con coherencia, tienes que asegurarte de que tu tesorería funciona en sincronía con las necesidades de tu empresa y la realidad financiera.

El departamento de tesorería trabaja a modo de radar que tiene la obligación de detectar los cambios y exigencias del entorno económico y del interno de tu negocio. Su labor es controlar los tiempos y disponer de toda la información de forma anticipada, para prever que tus medios de financiación empresarial y tu cadena de cobros no se vean atrapados por inestabilidades económicas.

Hablamos de cuestiones tan determinantes como contribuir a la rentabilidad de una empresa y proteger su margen de actuación, sin llevar a cabo prácticas especulativas e incurriendo en los menores costes posibles. Jugar con el corto y el medio plazo, conseguir las mejores condiciones en las operaciones con las entidades bancarias y con los clientes. Una actividad compleja y muy especializada que debe dejarse en manos de profesionales experimentados y que dispongan de las más avanzadas herramientas tecnológicas para ayudarles.

¿Cómo potenciar la gestión de la tesorería en la empresa?

Recuerda, una tesorería bien gestionada le permite a tu empresa disfrutar de “cash”, no sólo para estar al día en sus pagos, si no también para afrontar imprevistos. Hay determinados negocios en los que es aún más importante este control del flujo de caja. Nos referimos a los de carácter estacional, con entradas de dinero limitadas a ciertos periodos del año y en los que la provisión de los gastos fijos es imprescindible.

Uno de los consejos que siempre han circulado respecto al talante necesario para manejar la tesorería y no tener sustos dice que se debe ser “prudente en el tema de los ingresos y pesimista en los gastos”. La idea es que calcules siempre lo que tienes que pagar al alza, ese simple gesto hará que vayas acumulando un remanente que te seguro te será muy útil.

Si sigues preguntándote ¿por qué es tan importante la tesorería?, te proponemos una comparación muy visual: la tesorería es cómo la sangre de tu empresa. Quizá por eso se diga que es la gestión del “circulante” que permite que tus operaciones se mantengan al día. Y, reduce la pérdida de confianza de los bancos con los que trabajamos, de forma que están más dispuestos a ayudarnos en momentos en los que necesitemos recurrir a financiación externa.

No hay duda posible respecto a la importancia de la tesorería en la empresa, eso sí, aplicando las actuaciones que garanticen el control y anticipación que le da sentido.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No