La logística empresarial

Patricia Nuño
La logística es una pieza clave en la cadena de producción y/o suministro de cualquier empresa. A través de la logística, las empresas consiguen poner a disposición de los clientes sus productos y servicios en el momento y lugar adecuados. logistica    

¿Qué es la logística?

La logística empresarial supone la ejecución, planificación y control de todas las actividades relacionadas con la obtención, almacenamiento y traslado de materiales (ya sea desde las materias primas necesarias en las primeras etapas del proceso de producción hasta los productos terminados que van directos al cliente final).

Los principales objetivos de la logística empresarial son dos:

  • Dar un excelente servicio al cliente.
  • Realizar el trabajo al mínimo coste.

La logística empresarial implica un cierto orden en los procesos que involucran a la producción y comercialización de mercancías.

Para conseguir estos objetivos, la empresa no puede actuar a su libre albedrío y de manera espontánea. Todo lo contrario. Es necesario un estudio y planificación previos para diseñar un sistema de control de toda la actividad logística de la empresa en sí, haciéndola lo más eficaz y eficiente posible.

Funciones de la logística empresarial

La logística empresarial engloba todo un entramado de elementos y procesos que, de no gestionar de manera adecuada, la empresa posiblemente acabaría en la quiebra. La organización y planificación eficaz de la logística empresarial permite a las empresas optimiza procesos y reducir costes.

Entre las funciones y actividades que comprende la logística empresarial, podemos destacar las siguientes:

  • Servicio al cliente. Gracias a la logística el departamento de ventas puede gestionar los productos y servicios en función de las necesidades de los clientes. Además, los tiempos de respuesta se reducirán y serán de mayor calidad. Una buena organización permite aligerar cualquier proceso.
  • Diseñar y planificar rutas de transporte más adecuadas y óptimas, así como el modo y el medio que se debe emplear para distribuir los productos a los clientes.
  • Gestión de inventarios. Almacenamiento tanto de materias primas, como productos intermedios como productos acabados. El almacenamiento de materiales se hará en función de los sistemas de venta de la empresa, de los productos más demandados por los clientes, o los más perecederos. El sistema de almacenamiento entre una empresa y otra puede distar muchísimo. Son muchos elementos los que hay que tener en cuenta: tipo de producto, tamaño, espacio y lugar de almacenamiento, etc. En definitiva, llevar un exhaustivo control del stock.
  • Procesamiento de pedidos. La buena gestión y planificación del stock, permite procesar los pedidos de manera muy rápida, satisfaciendo la demanda de los clientes de forma eficaz.
  • Gestión de datos, conociendo mejor nuestro propio producto y sistema de almacenamiento. Podemos obtener gran cantidad de información, referente a pedidos, horarios de mayor concentración de dichos pedidos, detección de errores e incidencias, etc.

Procesos logísticos de un negocio online

Las 7 claves de la logística empresarial

Conseguir una logística óptima es complicado; sin embargo, no es imposible. Detallamos las 7 claves de la logística empresarial (conocidas como las 7C de la logística):

  1. Producto correcto disponible.
  2. Cantidades correctas. Se debe mantener un nivel de inventario o stock adecuado y que permita proveer de producto ante las necesidades de los clientes. En todo caso, debe evitarse siempre la ruptura de stock.
  3. Condiciones correctas. Cuidar el transporte y almacenamiento de materiales, cuidando el producto y evitando cualquier desperfecto, sobretodo al trabajar con material frágil. Más información sobre la logística de almacenamiento.
  4. Lugar correcto de los materiales, para maximizar la eficiencia y facilitar el trabajo de búsqueda y detección de cualquier producto que necesitemos.
  5. Tiempo correcto. Cumplir con los plazos y evitar demoras innecesarias. Cualquier retraso, será un coste para nuestro negocio.
  6. Para el cliente correcto, es decir, debemos centrarnos en suministrar a nuestro target o público objetivo.
  7. Coste correcto. Buscar soluciones de logística que nos den mayores ventajas a nivel de costes, sin renunciar a calidad y condiciones de nuestro producto.

Conoce las diferentes clases de logística empresarial que existen en función del modelo de negocio o la estructura de la empresa.

Tipos de logistica empresarial

¿Para qué sirve la logística empresarial?

El concepto de logística es fundamental para cualquier negocio. Sin una planificación y sin un control de los materiales de los que disponemos, así como de los tiempos y procesos, es muy probable que la empresa se vaya a pique.

La logística empresarial tiene como principal objetivo colocar el producto o materiales de los que dispone en el lugar y momento adecuados, tratando de hacer el proceso de almacenamiento, la distribución de productos y su entrega lo más eficaz y rentable posible.  Además, la empresa siempre se focalizará en la satisfacción de su cliente, realizando la entrega en los tiempos acordados y sin desperfecto alguno. Igualmente, este proceso debe ser rentable, optimizando tiempos y costes, empleando el mínimo de recursos posible (ya sean materiales o humanos).

La logística en cada empresa es totalmente diferente y debe estar 100% adaptada tanto a las necesidades y actividad de la empresa como de su cliente.

La logística como conjunto de medios necesarios, especialmente en el ámbito de la distribución de materiales, es clave para cualquier negocio. Sin embargo, los esfuerzos requeridos para desarrollar y rentabilizar este proceso son muchos, optando muchas empresas por la externalización de la logística a través de un operador logístico.

Curso online Intefi de planificación y gestión de la demanda

Tipos de logística empresarial

Cada empresa es un mundo, actuando cada una en un sector de actividad concreto. Además, cada negocio ofrece un producto específico y se dirige a un target concreto.

Por ello, existen diferentes tipos de logística en función de la empresa a la que nos refiramos y de sus necesidades específicas en cuanto a planificación, control y distribución de su mercancía se refiere.

Tipos de logística empresarial

Logística de aprovisionamiento: control de los suministros para cubrir las necesidades de los procesos operativos.

Logística de producción: gestión y control de la logística a nivel interno, a nivel de abastecimiento dentro de la propia empresa.
Logística de distribución: incluye la gestión de los flujos físicos, conocida como DFI y DFN. Logística inversa: tiene como objetivo asegurar la vuelta de la mercancía.

Te detallamos las distintas clases de logística existentes:

1. Logística de aprovisionamiento.

La logística de aprovisionamiento puede influir de manera decisiva en el funcionamiento y éxito o fracaso de una empresa.

El objetivo principal de la logística de aprovisionamiento es el control de los suministros, para cubrir las necesidades de los procesos operativos de la empresa.

¿Qué factores hay que tener en cuenta en la logística de aprovisionamiento?

  • Fechas de entrega.
  • Tipos de embalaje y carga de los proveedores.
  • Selección de proveedores.
  • Modelos de inventario.
  • Previsión de la demanda de nuestros productos.
  • Calidad del servicio.

2. Logística de distribución.

La logística de distribución incluye la gestión de los flujos físicos conocida como DFI (Distribución Física Internacional) y DFN (Distribución Física Nacional). Cada empresa fijará un sistema de distribución acorde a sus recursos y necesidades, así como las necesidades de su cliente final, que es quien en definitiva recibe la mercancía.

¿Qué variables incluye la logística de distribución?:

  • Logística de Almacenamiento.
  • Previsión de actividad de cada uno de los centros de almacenaje y logística.
  • Traslado de mercancías dentro del almacén.
  • Coste, caducidad y calidad de las mercancías.
  • Preparación de los pedidos.
  • Transporte hasta el cliente.

3. Logística de producción.

La logística de producción supone la gestión y control de la logística a nivel interno, a nivel de abastecimiento dentro de la propia empresa.

Normalmente, se funda en las decisiones directivas con el fin de mejorar la eficacia y eficiencia del proceso. De esta manera, se obtendrán los mismos resultados a menor coste.

4. Logística inversa.

La logística inversa, se trata precisamente del proceso al que nos hemos estado refiriendo, pero justo a la inversa. Tiene como objetivo asegurar la vuelta de la mercancía. Casos de logística interna:

  • Recogida del producto en las instalaciones del cliente (en lugar de llevarlo desde nuestro almacén, lo traemos). Imaginemos el caso, por ejemplo, de recoger una mercancía que se ha llevado al cliente por error o por algún defecto.
  • Reparación, reintegración en stock, destrucción, reciclaje, embalaje y almacenaje.

Procesos logísticos de un negocio online