La organización de la empresa

Uno de los aspectos claves para el correcto funcionamiento de las empresas es la forma en que se organiza cada una de las compañías. La organización de la empresa se centra en la estructura y los modos de actuación para conseguir que la empresa logre los objetivos empresariales que se plantea. Cuando nos disponemos a crear una empresa, es imprescindible definir cuál va a ser la forma en que se organiza la empresa para que todos sus componentes sepan cuál debe ser el funcionamiento correcto, las funciones que le corresponden, las responsabilidades y las jerarquías.

Organización de una empresa

Imagen: George Rudy || Shutterstock

Todas los emprendedores y pymes deben ser conscientes del papel que juega la organización de la empresa en los resultados de la compañía. La organización empresarial nos permite llegar a conseguir las metas propuestas de la forma más eficiente posible, teniendo en cuenta, además, que todos los engranajes se encuentren engrasados para que todas las partes de la organización funcionen como deberían.  Por ello, en el plan de negocio es necesario definir cuál será el modo en que organizaremos nuestra empresa para iniciar nuestra actividad.

¿Qué es necesario para una correcta organización de la empresa?

Las empresas son se organizan por sí mismas, ni se diseñan estructuras de forma aleatoria. Por ello, si no se disponen estructuras organizativas el funcionamiento de la empresa puede no ser el idóneo, incluso llegar a ser un caos de la organización.

Para conseguir que la organización de una empresa se disponga de forma efectiva debemos tener una visión holística de la empresa, es decir, ver la empresa como un todo y no como la suma de las partes. Debemos saber cuáles son todos los recursos de los que disponemos y organizarlos de forma que consigamos el mayor rendimiento con los menores recursos posibles. De esta forma, podremos realizar nuestra actividad y obtener los mayores beneficios. No solo debemos pensar en los recursos humanos, sino también en los materiales, los financieros y todo lo que dispongamos para integrarlos en una estructura organizativa que nos permita obtener una competitividad empresarial lo más alta posible.


Para definir la estructura será fundamental realizar el organigrama de la empresa donde se definirán las funciones y responsabilidades de cada uno de los empleados de la compañía. Es imprescindible que todos los componentes de la organización conozcan este organigrama para saber los roles de cada trabajador y a quién deben dirigirse en cada momento.

Además, para que toda organización sepa el camino a seguir, necesita un líder que permita estructurar toda esta organización y tomar las decisiones necesarias para que la actividad de la empresa funcione con normalidad. El liderazgo empresarial es fundamental para que todos los componentes de la empresa y los recursos disponibles trabajen en el mismo sentido y de la mejor forma posible.

 

Si quieres saber más, puedes consulta toda la información disponible en nuestro especial sobre la organización empresarial y aprende a cómo estructurar las empresas para sacar el máximo rendimiento de ellas y conseguir que funcionen correctamente:

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No