Las pagas extras

Para un trabajador, hay dos meses al año en los que sus cuentas bancarias reciben un ligero incentivo económico. Se trata de los meses en que reciben las pagas extras.

Éstas vienen reguladas en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba la Ley del Estatuto de los Trabajadores, concretamente en su artículo 31.

¿Qué es la paga extra?

La paga extra o la gratificación extraordinaria se trata de una cantidad adicional al salario que cobra un trabajador.

El trabajador tiene derecho a dos pagas extras al año y la cuantía de las mismas, vendrá indicada en el convenio colectivo pertinente. Eso sí, dicha paga extraordinaria tiene como límite máximo el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), no pudiendo nunca superar su importe.

pagas extras

 

Por tanto, la paga extra se trata de un sueldo extraordinario que se da de manera puntual y que, como es lógico, los trabajadores esperan con mucha ilusión, pues les ayuda a hacer frente a ciertos gastos.

Los trabajadores que tienen derecho a esa gratificación extraordinaria serán aquellos en cuyo contrato quede reflejado el cobro de 14  pagas anuales (en lugar de 12).

¿Cuándo se cobran las pagas extras?

Tal y como queda recogido en el texto legal, todos los trabajadores tienen derecho a cobrar 2 pagas extras al año. Pero, ¿cuándo se cobran?  El artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores establece lo siguiente respecto a las gratificaciones extraordinarias:

“El trabajador tiene derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año, una de ellas en ocasión de las fiestas de Navidad y la otra el mes que se fije por convenio colectivo o por acuerdo entre empresario y los representantes legales de los trabajadores. Igualmente se fijará por convenio colectivo la cuantía de tales gratificaciones”.

En él se indica que el trabajador tiene derecho  a dos pagas extras al año, una en Navidad y la otra, ya sea en el mes que  se fije por convenio colectivo, ya sea por acuerdo entre empresario y trabajador.

Normalmente, el otro mes en el que los trabajadores cobran es en la época de verano, por junio. Se trata de una fecha en la que muchas personas están planificando sus vacaciones y la paga extra supone una gran ayuda para poder darse algún capricho más e ir más desahogados.

Cuánto se cobra en la paga extra

La cuantía que cada empleado percibirá en concepto de paga extra vendrá estipulada por el convenio colectivo. Lo normal de una paga extra es que se perciba el salario base. Dicha paga extra quedará reflejada en la nómina como “gratificación extraordinaria”. Eso sí, el trabajador debe tener presente que ese importe deberá declararlo en su declaración de la renta.

El prorrateo de las pagas extras

El prorrateo de las pagas extras consiste en que, el trabajador, en lugar de percibir las pagas extras en dos meses (por ejemplo, en verano y Navidad), cobrará un poco más a final de cada mes. La cuantía de las dos pagas se reparte entre los 12 meses.

No obstante, surgen ciertos conflictos a la hora de realizar el prorrateo de las pagas, pues son muchos los trabajadores que prefieren recibir esa alegría de cobrar doble dos meses al año. Pero en realidad, se prorrateen o no las pagas, el trabajador cobra lo mismo.

Antes de poner en práctica el prorrateo, hay que asegurarse de que el convenio colectivo no lo prohíbe expresamente. En el caso de que sí puedas, deberás utilizar una nómina con pagas prorrateadas para retribuir a los empleados.

La paga extra a jubilados

Es una duda que nos surge a muchos: ¿tienen derecho los jubilados a percibir la paga extra? Pues sí, aunque obviamente el importe que reciben dependerá de los años de cotización y su edad.

Un jubilado recibe 14 pagas en concepto de “pensión”, correspondiendo dos de ellas a las pagas extras. Es el Instituto de la Seguridad Social (INSS) quien se encarga de realizar dicho pago.