Las principales herramientas de lean manufacturing para tu empresa

La producción ajustada, más conocida como lean manufacturing, busca eliminar los desperdicios del proceso de producción de cualquier producto o servicio, lo que redundará en un mayor valor añadido y una mejor experiencia para el cliente. También tiene beneficios para ti, ya que te ayuda a reducir costes en los procesos, y puedes ofrecer el mismo producto a un precio más competitivo que la competencia. Pero para introducir de forma efectiva el lean manufacturing hay que utilizar una serie de herramientas que antes deberíamos conocer.

Herramientas de lean manufacturing
Imagen: Wright Studio || Shutterstock

¿Cuáles son las mejores herramientas de lean manufacturing?

Podemos hablar de hasta 23 herramientas de lean manufacturing:

  • Las 5s
  • Andon
  • SMED
  • Estandarizar trabajos
  • TPM
  • Value Stream Mapping
  • El flujo continuo
  • Heijunka
  • KPIs
  • Kanban
  • Jidoka
  • Just in time
  • Takt time
  • Gestión visual
  • Análisis de cuellos de botella
  • Gemba
  • Hoshin Kanri
  • Kaizen
  • PDCA
  • Poka-Yoke
  • Análisis de la causa raíz
  • Las 8 d
  • La gestión de la calidad total
  • TQM.

Son 23 herramientas que no aplicaremos de forma simultánea, sino que lo haremos según la situación y las necesidades de nuestra empresa.

Como tantas veces hemos señalado, cada empresa es un mundo, por no hablar de las diferencias que hay entre las firmas de diferentes sectores así que no podemos señalar una de estas herramientas como la más indicada para tu empresa. La clave está en conocerlas y aplicar la que mejor resultado pueda ofrecernos a la hora de eliminar los desperdicios de nuestros procesos productivos y acortar los plazos para obtener cuanto antes el resultado final. Si una de ellas te convence, investiga sobre ella y sobre cómo aplicarla a tu empresa.

Debes tener en cuenta que lo importante no es cuál es la mejor estrategia o si decides aplicarla o no, sino que su efectividad radica en su implementación en la empresa y la adaptación del proceso de producción a sus indicaciones. Incluso en empresas del mismo sector y con el mismo público potencial nos encontramos con procesos de producción diferentes, de ahí que sea imposible dar una respuesta generalista sobre cuál es la mejor herramienta de todas.

Más allá de estas 23 herramientas de lean manufacturing que podemos utilizar en nuestra empresa, hay una serie de tácticas o estrategias, que en ocasiones también aparecen incluidas dentro de las herramientas, que también podemos aplicar. Hablamos de Diagrama de Pareto, el Diagrama de Gantt, DAFO o AMEF, herramientas que no mejoran directamente los procesos de producción -de ahí que no las incluyamos con el resto- pero sí que nos permiten desarrollar el resto de herramientas de lean manufacturing.

Cómo aplicar las herramientas de lean manufacturing a la empresa

Una de las ventajas del lean manufacturing es que no hace falta aplicar todas las herramientas a la vez, sino que podemos empezar paulatinamente. No busques resultados a corto plazo, las mejoras se notarán a medio y largo plazo. Por eso se recomienda una implantación gradual. Eso sí, por mucho que podamos aplicar cada herramienta de forma independiente, muchas veces están interconectadas entre ellas, de ahí que podamos combinarlas para obtener un mejor resultado.

Conviene recordar que la aplicación del lean manufacturing implica un cambio en la filosofía de la empresa, y como pasa con cualquier otro cambio es necesario un tiempo para que los trabajadores y la propia dirección de la compañía se adapten a él. Es necesario que tanto empleados como jefes se suban al carro del lean manufacturing y confíen en las nuevas formas de actuar y en esta renovada filosofía empresarial, ya que si todos remáis en la misma dirección será más fácil que las estrategias de lean manufacturing triunfen y obtengáis un resultado positivo, que permita crecer a la empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No