Liderazgo empresarial

Desirée Puchades
¿Qué entendemos por liderazgo empresarial? A grandes rasgos, si te cuestionas ¿en qué consiste el liderazgo empresarial? Debes de saber que las estrategias de liderazgo no se aplican de un día para otro, conllevan un trabajo a largo plazo que se moldea a lo largo de los años y se basa en la experiencia de un buen líder empresarial. Pero, ¿Por qué es importante el liderazgo de empresa? ¿Cuántos tipos de liderazgo empresarial existen? Existen 5 tipos de liderazgos de empresa, entre ellos el autocrático y el transaccional. Infografía con tipos y ventajas del liderazgo empresarial

¿Qué es el liderazgo empresarial?

Si eres emprendedor y encabezas una PYME es interesante que conozcas toda la información que abarca el concepto de liderazgo empresarial, cuáles son las características de un buen líder de empresa y los inconvenientes y las ventajas del liderazgo empresarial. Es esencial que para que los cimientos de tu empresa se mantengan aprendas a ser un buen líder, hoy en día no vale con sólo dirigir. Así que descubre en qué consiste el liderazgo empresarial y las habilidades que debes de tener para aplicarlo con éxito en tu organización.

Actualmente las empresas y los directivos están en constante cambio, adaptándose a las nuevas formas para motivar y dirigir a los empleados. Por ello, si eres emprendedor debes saber en qué consiste el liderazgo empresarial. Te adelantamos que los jefes ya no sólo son gestores que delegan, ahora también deben inspirar a los trabajadores.

A raíz de dicha necesidad en los últimos años ha surgido el concepto de liderazgo empresarial, ¿en qué consiste el liderazgo empresarial? Pues bien, este término hace referencia a la capacidad que tiene un empresario de conducir su empresa hacia unos objetivos claros, coordinando todos los elementos que tiene en su mano para que todo fluya hacia el mismo camino y en beneficio de la empresa. En este punto hacemos referencia tanto de la gestión de equipos de manera eficaz, así como otras herramientas que ayudan a que el plan de negocio tenga éxito.

Definición de liderazgo empresarial

Dicho de otra manera, como definición de liderazgo empresarial entendemos que es el motor que conduce a la organización hacia una mejora continua y es un gran generador de valor. Por ello, dentro de las pymes, el liderazgo empresarial es una de las estrategias más básicas que aseguran su desarrollo. Favorece el rendimiento empresarial y mejora el clima laboral, entre otras, estas son algunas de las ventajas del liderazgo empresarial.

Qué significa el liderazgo empresarial

En función del tipo de empresa que posees, deberás decantarte por uno u otro de los tipos de liderazgo empresarial y aplicar aquella estrategia que mejor encaje con las necesidades de tu pyme.

Hasta ahí todo claro, pero sabemos que no es una tarea sencilla aplicar todo lo que abarca el concepto de liderazgo empresarial. Un líder empresarial debe motivar a sus empleados de la mejor manera posible y hacerlo de un modo persuasivo. El principal objetivo del liderazgo empresarial es conseguir que los trabajadores se sientan felices y así realicen sus tareas en un buen ambiente de trabajo para que los resultados de la organización sean buenos.

A diferencia de otros modelos o estrategias, el liderazgo empresarial no abusa de la autoridad del cargo del directivo, dado que este tipo de modelo de organización está desfasado y no conlleva resultados positivos en una empresa y fomenta actitudes negativas.

¿En qué consiste el liderazgo de empresa?6 Ejemplos de líderes empresariales que te inspirarán

Recuerda tener en mente que las personas no sólo trabajan para tener un salario y sobrevivir, muchas de ellas tienen motivaciones laborales y les gusta sentirse bien con todo aquello que hacen. .

En resumen, la definición de liderazgo empresarial y el concepto en sí abarcan determinadas habilidades que hacen referencia al líder de una empresa, éste debe aportar un valor añadido tanto a la organización como a las personas.

Y es que las universidades actualmente, no dejan de insistir en la necesidad de desarrollar las habilidades del liderazgo de empresa para garantizar una buena gestión de equipos y de recursos.

Cómo ser un buen líder empresarial

Habilidades del liderazgo empresarial

¿Qué capacidades debe tener un jefe de empresa? Repasa las habilidades más básicas de un buen líder empresarial, sin olvidar que el objetivo principal es guiar al equipo de trabajo hacia unas metas concretas, los objetivos corporativos y garantizar el éxito de la PYME.

Este tipo de líderes deben reunir las 7 características de un buen líder empresarial y debe poner en práctica una serie de habilidades que no debes obviar.

Características del liderazgo consciente

El denominado liderazgo consciente se identifica con inspirar a las personas de un miembro del equipo o del departamento y que todos ellos se alineen con unos valores comunes.

En este sentido, liderar un equipo de trabajo y ser un líder consciente necesita tener un conocimiento profundo de uno mismo, de cada uno de los empleados, los recursos, los puntos fuertes y los puntos débiles. Sólo de esta forma el equipo puede desarrollarse con éxito y pasar por todas las etapas que son habituales.

¿Qué diferencia existe entre el liderazgo consciente y el liderazgo tradicional?

Básicamente ambos tipos de liderazgos pueden diferenciarse porque el primer de ellos abarca todo aquello que tiene que ver con el autoconocimiento. Es decir, que este tipo de líder se caracteriza por ser plenamente consciente de las debilidades y las fortalezas que posee.

Trabajar en consciencia implica:

  • Determina un objetivo
  • Conocer la realidad de tu talento
  • Conocerse a uno mismo profundamente

Características de un líder consciente

Saber delegar, la creatividad y la honestidad, entre otras son las características de un líder y que puede hacer que un equipo tradicional se transforme en un equipo de alto rendimiento. Un liderazgo empresarial puede ser muy carismático y consecuente, pero siempre debe influir de forma positiva en el comportamiento de los empleados, a continuación te desvelamos todas las características de un líder consciente, toma nota:

1. Capacidad de escucha activa
Una de las características básicas del liderazgo consciente es que además de hablar y transmitir toda la información, es decir ser 100% comunicativos, el líder debe ser capaz de escuchar, retener y emplear toda la información que recibe de manera estratégica. De esta forma la información no se estanca y gira en ambas direcciones.
2. Capacidad de observar
Un líder consciente se define por la capacidad de poder observar, tener una visión global y detallada del proyecto o trabajo y conocer el estado actual para determinar el estado al que se quiere llegar. Sólo así y con esa visión completa podrá identificar oportunidades, ideas y otras alternativas para llevar a cabo el trabajo eficientemente.
3. Capacidad de tomar decisiones
Elegir una opción u otra cuando el camino puede desembocar en varias perspectivas es complicado, por ello, un líder consciente debe ser capaz de tomar decisiones con claridad y determinar soluciones que llevará hasta el final. Si te muestras duditativo ante una decisión, es difícil que tu equipo confíe ciegamente en ti, dado que las decisiones pueden marcar determinadas acciones y tareas a desempeñar. Para ayudarte con la toma de decisiones existen algunas herramientas que pueden ayudarte como: el árbol de decisión o el análisis de Pareto
4. Capacidad con dosis de realidad
Es imprescindible contar con una figura que sea capaz de poner objetivos realistas y claros en base a resultados y el histórico anterior, así como trasladar al equipo la posibilidad de poder cumplir con todo ello con trabajo y constancia. De esta forma se obtiene un equipo basado en el positivismo y en la motivación laboral.
5. Capacidad de aprendizaje
Las cargas del liderazgo para un emprendedor o jefe de departamento no son pocas, y es una gran responsabilidad. Aún así, y a pesar de ser una figura de autoridad es conveniente desdibujar el rol de líder autoritario y conciliar al líder consciente como un aliado. Es un tipo de líder que puede equivocarse dado que siempre se encuentra abierto al aprendizaje y a aprender de sus errores.
<6. Capacidad de desarrollar el talento<
Un valor añadido de cualquier empresa son sus trabajadores, y fomentar la formación y el desarrollo profesional implica una mejora continua tanto para el equipo como para el trabajador. Por esta razón, el liderazgo consciente debe ir de la mano de la creación de perfiles de alto rendimiento, fomentar el aprendizaje y mucho más.
7. Capacidad de trabajo en equipo
Además de saber delegar, es importante que este tipo de líder sea capaz de trabajar mano a mano con todos los miembros del equipo, sepa colaborar y gestionar los conflictos que pueda surgir y que son muy habituales en el desarrollo de un equipo de trabajo. En este sentido, una de las habilidades más esperadas de este rol es la resolución de conflictos. Aquí cabe destacar que hablamos de una de las cualidades de liderazgo consciente y es la negociación constructiva.
8. Capacidad en la gestión de hábitos
Generar procesos de automatización para ser más productivos es totalemente lícito, ahora bien, un líder consciente debería ser capaz de potenciar una correcta gestión de los hábitos y las rutinas así como evitar que los miembros del equipo innoven y no se acomoden demasiado.

Por otra parte, destacamos que el liderazgo no es un proceso  que implica únicamente la capacidad de decidir, sino que incluye también, la habilidad de desarrollar una estabilidad emocional. En base a esto podemos afirmar que el liderazgo empresarial y inteligencia emocional están estrechamente relacionadas, lee cómo reforzar la inteligencia emocional del líder de la empresa y anota estas pautas.

Las mejores frases de liderazgo empresarial

Además, el emprendedor asume ciertas cargas del liderazgo empresarial que no debemos olvidar.

¿Cuáles son las clases de liderazgo empresarial más comunes?

Según el tipo de empresa que diriges deberás decantarte uno de los tipos de liderazgo empresarial, debido a que cada uno de ellos cubre unas necesidades específicas.

Las formas y estilos de liderazgo empresarial conllevan una serie de ventajas e inconvenientes, así como unas características concretas, sigue leyendo y descubre cuáles tienes tú y cuáles se adaptan mejor a tu tipo de empresa, descúbrelos:

1. Liderazgo autocrático

Este es uno de los más utilizados actualmente, permite a los jefes tomar el control y tomar todo tipo de decisiones. Hablamos de un estilo de liderazgo de empresa que no es abierto, ni democrático. Es poco colaborativo, el líder manda y los empleados ejecutan las tareas.

Pero antes de entrar a valorar los pros y contras del modelo, conviene definir el modelo de liderazgo autocrático. El líder es el centro de todas las decisiones y responsabilidades, su poder es ilimitado y controla a los trabajadores y todas las acciones. Los empleados deben limitarse a obedecer, ya que no tienen ninguna capacidad decisiva. En este escenario, el líder autocrático se autoconsidera como el único capaz de tomar las decisiones adecuadas para la empresa o el proyecto, sin aceptar consejo ni sugerencias de los demás.

Liderazgo autocrático

Rido || Shutterstock

Para que este modelo de liderazgo sea efectivo se antoja imprescindible que el líder cuente con un gran conocimiento del sector y experiencia en la empresa. Si no los tiene, será incapaz de guiar a su equipo hacia el éxito. Debe confiar en sí mismo, ser responsable y tener capacidad de liderazgo para orientar a su equipo y evitar que los empleados tomen sus propias decisiones. Por último, es básico tener la capacidad de respuesta ante cualquier situación sin dudar, ya que la mínima duda puede verse como un síntoma de debilidad.

Beneficios de los líderes autocráticos

Como hemos dicho antes, la clave para el éxito de este modelo está en dar un un líder autocrático que esté plenamente capacitado para ejercer este tipo de liderazgo. Si es así, tendremos a un líder capaz de encontrar el punto de equilibrio entre las diferentes cuestiones que afectan a la empresa y al proyecto, una persona capaz de gestionar los equipos de trabajo y dar las órdenes correctas. La cosa no acaba aquí, ta que también será capaz de analizar el papel de cada empleado para ver si su trabajo se ajusta a las órdenes.

Estos trabajadores pueden sentirse en parte menos presionados, ya que su función se limita a acatar las órdenes del líder, de modo que los empleados no son responsables de los fracasos. Esto hará que el líder autocrático se esfuerce más en tomar la decisión correcta. Finalmente, conviene destacar que estamos ante el modelo de liderazgo ideal para esos trabajadores que necesitan recibir órdenes para ejecutar su trabajo.

Riesgos del liderazgo autocrático

Sin embargo, esas mismas ventajas se pueden convertir en problemas cuando los trabajadores quieren dar sus opiniones sobre el proyecto, las órdenes, las tareas, etc. Cuando no las ven acertadas o si no se tienen en cuenta sus aportaciones, los empleados se pueden sentir infravalorados o perder la identidad con la empresa, de modo que nos arriesgamos a una caída de su rendimiento o incluso a que abandonen la compañía en busca de un empleo donde sí se sientan valorados.

También hay que resaltar que el liderazgo autocrático va en la dirección opuesta a las tendencias actuales en el mundo empresarial. La corriente mayoritaria apuesta cada vez más por la inclusión de los trabajadores en los órganos de decisión, una participación activa que choca frontalmente contra los principios del liderazgo autoritario. Es algo a tener en cuenta antes de adoptar este modelo, ya que puede ser un factor decisivo a la hora de que el talento se vaya de la empresa o de que los procesos de selección de personal fracasen debido a la falta de candidatos válidos.

2. Liderazgo democrático

Es denominado también liderazgo participativo, es muy interesante dado que es bueno para promover la participación y la implicaciones de cada uno de los trabajadores de la empresa. Finalmente el líder es la persona que toma la decisión final pero teniendo en cuenta las opiniones de los demás. En este caso, algunas de las características de un buen líder empresarial es la comunicación, la paciencia y la empatía.

No se recomienda aplicar esta clase de liderazgo de empresa cuando urge tomar una decisión, debido a que de esta manera se retrasa y se puede perder la oportunidad de negocio.

3. Liderazgo transaccional

Se basa en los procesos de intercambio económicos, entre los jefes y los empleados. Los trabajadores son motivados con incentivos y premios según los objetivos que alcanzan.

4. Liderazgo laissez-faire

Este tipo de liderazgo de empresa se basa en dejar cierta libertad a los empleados para desempeñar sus tareas, evitando así tener que ofrecer muchas instrucciones. Tienen unos líderes liberales que hacen y dejan hacer. El líder adopta un rol pasivo en la relación con sus empleados, que son los que tienen el mando.

Los objetivos que se fijen vendrán dados por los propios empleados, que tienen independencia operativa y en la toma de decisiones que afectan a la empresa. Así, el líder no se dedica a juzgar o valorar lo que aportan los empleados, que cuentan con una libertad total, y solo intervendrá en caso de que los trabajadores se lo pidan.

Liderazgo laissez-faire

Roman Samborskyi || Shutterstock

Esto no significa que cunda el caos en la empresa, ya que para que este modelo funcione, previamente el líder debe establecer una serie de normas claras. Su influencia en los éxitos o fracasos de la empresa o del grupo es escasa, ya que toda la responsabilidad recae sobre los trabajadores, que son los que se tienen que ocupar de generar el mejor clima para el trabajo. Puede ejercer cierto papel de mediador u orientador, pero siempre desde un punto de vista neutral y bajo petición de sus subalternos.

Beneficios y riesgos del liderazgo laissez-faire

Sin lugar a dudas, la falta de presión para alcanzar un resultado concreto y la libertad para que los trabajadores puedan desarrollar su trabajo tranquilamente, sin ningún tipo de exigencia, es la gran ventaja que tiene el laissez-faire frente a otros modelos de liderazgo empresarial. El hecho de sentir esta libertad y la responsabilidad de ser dueños de su destino y su trabajo suele hacer que los trabajadores tengan una motivación mayor, lo que se puede traducir en un mayor rendimiento a corto, medio y largo plazo.

Gracias a este modelo, los líderes son capaces de delegar tareas en sus equipos o trabajadores. Así, cada trabajador puede dar lo mejor de sí mismo y explotar al máximo su potencial, lo que permite a la empresa comprobar el talento de cada empleado de cara a una futura promoción empresarial en caso de que aparezcan vacantes. Un último punto a favor de este modelo es que al jugar un rol secundario, la ausencia del líder no se notará cuando este caiga enfermo, se ausente de lugar de trabajo debido a reuniones o vacaciones, etc.

Pero para aplicar correctamente este modelo de liderazgo, hay una serie de aspectos que se deben tener en cuenta, ya que si no lo hacemos la jugada nos saldrá mal. Para que el liderazgo laissez-faire triunfe es imprescindible que los trabajadores cuenten con las capacidades necesarias para cumplir con su trabajo. Si no tienen la formación o experiencia necesaria, fracasará. También es cierto que el liderazgo laissez-faire favorece el trabajo individual de cada empleado, penalizando el trabajo en grupo y afectando a la química de la plantilla.

Al desempeñar un papel secundario, algunos trabajadores pueden tener la sensación de que no hay un verdadero líder, o de que este no se implica en el proyecto del mismo modo que lo hacen ellos. En este caso, es posible que aparezcan conflictos laborales, tanto entre los trabajadores como entre uno de ellos y la figura del líder; y al haber adoptado esta posición tendremos más difícil poner remedio a la situación. También hay que saber dar a los trabajadores la información necesaria para no desviarnos de nuestros objetivos.

5. Liderazgo transformacional

Muchos expertos aseguran que es uno de los liderazgos de empresa más eficientes. Se caracteriza por tener un líder carismático que antepone el beneficio de la organización y de los empleados ante todo. Además de seguir unos objetivos es importante en el liderazgo trasformacional proponer nuevas iniciativas para seguir reinventándose y no quedar obsoletos.

El liderazgo transformacional surge en los setenta con James MacGregor Burns y unos años más tarde queda completado por Bernard Bass. Este tipo de jefe no solo es capaz de guiar e influir sobre un grupo. El líder transformacional consigue cambios, motivación, confianza y admiración por parte de sus seguidores.

Asimismo, se ha demostrado que es el que reporta mayores beneficios. Trata de abordar el capital intelectual de los individuos y los recursos materiales y financieros para conseguir el desarrollo y el crecimiento. Se esfuerza en mantener una organización inteligente, trabajo en equipo, comunicación y visión para conseguir la proactividad y la innovación. Por su parte, el liderazgo consciente hace referencia a la autoconciencia.

Cómo ser líder transformacional

Jacob Lund || Shutterstock

Entonces, ¿qué tienes que hacer para ser un líder transformacional? Además de las características del buen líder, te proporcionamos las claves para conseguir un liderazgo transformacional en tu organización.

  • Abraza el cambio como objetivo principal para poder avanzar y mejorar. Recuerda que el líder transformacional se basa en la variación en todas sus formas para mejorar y obtener beneficios.
  • Mantente al día con las tendencias y la formación continua, y transmítelo a los miembros. Así, lograrás una comunicación abierta que propiciará el surgimiento de nuevas ideas y soluciones.
  • No dejes de aprender y de enseñar.
  • Invita a participar y premia los esfuerzos de cada miembro, preocúpate por ellos y escúchalos. Esto te ayudará a estrechar lazos con ellos individualmente y conocer sus capacidades. Así podrás orientarlos mejor para conseguir el mayor aprovechamiento. El cambio directo proviene de ellos.
  • Anima a los miembros a plantearse preguntas y trata de transmitir una visión transformadora basada en el futuro a largo plazo. A veces, los grandes cambios llevan tiempo e implican elegir distintos caminos y asumir riesgos. Cree en ti mismo para tomar estas decisiones con determinación y energía.
  • Confía en los miembros de tu equipo y delega responsabilidades. Intenta transmitir feedback y comparte los éxitos con ellos, así lograrás mantener una imagen positiva y un clima de apoyo.

Lo que te impide NO ser un líder transformacional

Desde el punto de vista contrario vamos a ver cuáles NO son las claves para el desarrollo de este tipo de liderazgo:

  • Evita utilizar amenazas.
  • No te bases en el poder para conseguir el cambio, sino en la influencia con tu propio ejemplo.
  • La victimización para manipular es un algo que nunca deberás hacer.
  • Intenta no utilizar temas como el dinero, la religión o la violencia para conseguir algo.
  • No tomes una posición controladora correctiva, sino la de la estimulación preventiva. De esta manera, podrás conseguir una buena relación con todos tus empleados.

Un líder que escoge una perspectiva autocrática provoca que se tomen decisiones unilaterales. Las relaciones entre los seguidores serán limitadas y la comunicación solo se producirá de manera descendente. Los miembros no siguen al líder porque quieren, sino porque tienen que hacerlo.

El líder transformacional consigue ser un modelo  para sus seguidores y reporta mayores beneficios. Además, es alguien enormemente valorado por los que le rodean. Con estas claves para conseguir un liderazgo transformacional en tu organización podrás empezar a alcanzar la creatividad y la transformación.

¿Aún no las has probado? Prueba esta modalidad de liderazgo y verás los resultados.

Clases de liderazgo empresarial

Una vez sabes cuáles son los tipos de liderazgo empresarial que existen, aplica en tu día a día el que crees que mejor se adapta a tu PYME, pero recuerda que siempre dependerá del contexto y tendrá consecuencias en los trabajadores. Por lo que debes conseguir mediante tus habilidades personales ser un líder que influya de manera positiva.

Toma nota, aquí te contamos cómo liderar un equipo de trabajo y las principales formas de liderar e influir de manera positiva en el comportamiento de las personas.

Beneficios del liderazgo empresarial

Clases de liderazgo empresarial

Los estilos de dirección empresarial y la manera de gestionar los equipos son muy cambiantes y mantener la motivación de los trabajadores es una tarea muy complicada.

Si aprovechas todas las ventajas y desventajas del liderazgo empresarial empezarás a comprender cómo se puede conseguir un modelo de liderazgo que aglutine al personal y los enfoque a los objetivos primordiales de la empresa.

Ventajas de un buen liderazgo empresarial

Guiar a una empresa y a sus trabajadores hacia los objetivos marcados es complicado, no podrás encontrarlo en un manual muy sencillo que te diga paso a paso cómo conseguirlo. Por ello, deberás trabajar tus habilidades como líder y ver el efecto que tienes en los empleados, para así mejorar los resultados y ganaros una buena reputación de marca en el mercado.

Las empresas son competitivas, innovadoras, y rentables, pero no es una tarea sencilla conseguir todo esto en una PYME. Si eres reúnes algunas de las características de un buen líder empresarial es muy posible que cada vez estés más cerca de conseguir que tu empresa fluya y sea un negocio rentable.

Si eres emprendedor, como bien sabrás que tener un buen liderazgo empresarial produce un efecto positivo tanto dentro como fuera de la empresa y también se reflejan los beneficios del liderazgo de empresa.

  • Se crea un clima laboral favorable para trabajar.
  • Una de las ventajas de liderazgo empresarial es que se mejoran los resultados en general de la empresa
  • Aumenta el trabajo en equipo.
  • Se incrementa la participación de los empleados en la toma de decisiones y otros factores importantes.
  • Debes apuntar también que otros de los beneficios de un buen liderazgo empresarial, la comunicación es más transparente.
  • La confianza y fiabilidad de cara a la empresa se mejora.
  • Se disminuyen las ausencias injustificadas en el trabajo.
  • Se mejora el rendimiento empresarial.
  • Se trabajan los objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Con el liderazgo consciente los empleados están motivados, este es uno de los mejores beneficios de un buen liderazgo empresarial.
  • Otro de los beneficios del liderazgo empresarial es que los beneficios de la empresa aumentan al trabajar todos en un buen clima laboral.
  • Al trabajar todos estos aspectos se trabaja la imagen de marca y la reputación de marca de la empresa.

En general, el liderazgo empresarial si se aplica correctamente puede convertirse en un gran motor de la organización y ayuda a emprender el camino hacia el éxito. Esto esto se debe a que este modelo se basa en la motivación y la gestión de equipos, es decir, que las personas son un recurso muy relevante dentro de una organización. Y al estar dirigidas o lideradas por un líder positivo el trabajo se promueve la participación activa de todos aquellos involucrados.

Desventajas del liderazgo empresarial

Por otro lado, ¿qué inconvenientes presenta el liderazgo empresarial y qué podemos hacer para evitarlos? Algunas de las desventajas del liderazgo empresarial que podemos señalar son:

  • Se pueden perder oportunidades ante la falta de ejecución.
  • Otra desventaja del liderazgo de empresarial es que puede haber un desacuerdo entre el líder y los trabajadores.
  • La productividad puede descender en aquellas empresas en las que no se pueden delegar tanto las tareas o se delegan las tareas más complicadas en el trabajador.

A pesar de conocer todos las ventajas y desventajas del liderazgo empresarial, es posible que un negocio fracase debido a que las estrategias empresariales deben estar bien diseñadas y adaptarse a las turbulencias del mercado actual.