Los beneficios de la ética empresarial

Verónica Ruiz
Cada día se oye más hablar de la ética empresarial y muchas veces no sabemos a qué nos estamos refiriendo cuando se habla de este tema porque, ¿las empresas no están creadas para tener el mayor beneficio posible? Entonces, ¿Por qué tienen que tener una conducta ética? ¿Qué beneficios les produce seguir un código ético?

[caption id="attachment_61380" align="alignnone" width="825"]Ética empresarial Sinart Creative || Shutterstock[/caption]

¿Qué es la ética empresarial?

Para poder dar una respuesta a estas preguntas es necesario conocer en qué consiste la ética empresarial. La ética empresarial es un tipo de ética profesional que analiza los principios éticos y morales en el ámbito de los negocios, comprendiendo todos los aspectos de la conducta de dichos negocios, y sabiendo la relevancia que poseen tanto a nivel individual como colectivo dentro de la organización.

Es decir, la ética empresarial se encarga de las normas que rigen el funcionamiento de la organización, tanto en las relaciones de los distintos miembros entre sí, como en la de la organización con su entorno. Se implanta un código de conducta de una empresa para determinar las normas de comportamiento y actuación.

¿Por qué implantar un código de ética empresarial?

Al conocer la definición de ética empresarial ya podemos decir que uno de los principales motivos para implantar un sistema de valores éticos en la empresa es la de que nos sirva de guía en la vida cotidiana de la compañía.

Esto es, con la aplicación de un código ético todos los miembros de la organización sabrán cómo comportarse en cada momento, y las consecuencias de transgredir las normas de la misma.

Además, también sirve para que la misma organización conozca cómo interactuar con su entorno, de cara a obtener sus objetivos fundacionales, además de poder analizar en cada situación si está actuando tal y como se marcó al fundarse.

Para establecer un código ético hay que:

  • Definir las metas y el papel que queremos que desempeñe la empresa en la sociedad.
  • En todo código ético deben aparecer de forma clara los tipos de conductas que se pueden dar en la organización. Y estas deben estar dividida en las que son de obligado cumplimiento, las que son deseables y las que están prohibidas.
  • También debe contener un sistema de sanciones para cuando se realizan acciones prohibidas. Estas sanciones deben ser proporcionales e iguales para todos. Debe dar igual que el que se salte la norma sea el de la limpieza o el director de la planta, a igual falta igual castigo.
  • También debe contener el sistema de recompensas por buenas conductas.
  • En relación con los dos puntos anteriores, se debe establecer que personas u organismos internos serán los responsables de la valoración de las distintas conductas.

¿Qué ventajas ofrece la ética empresarial?

Dentro de las ventajas que la aplicación de un sistema de valores éticos aporta a la empresa destacan:

  • Mayor motivación del trabajador: Si todos los trabajadores saben que la organización les valora a todos por igual, que no hay tratos de favoritismo, que ante igual conducta existe la misma recompensa o castigo, se sentirán mejor integrados en la organización y su desempeño será mayor.
  • Mejor imagen de la organización: Si una empresa se preocupa de actuar éticamente en su entorno, de no centrarse sólo en conseguir el mayor beneficio económico posible, si se preocupa por su entorno, entonces la imagen de la misma mejorará mucho. Además, puede ser un factor importante para la consecución de nuevos clientes o la fidelización de los mismos.
  • Mejor funcionamiento interno: ya que cada miembro de la organización sabe cómo actuar en cada momento.

Hay algunas veces que los valores éticos de una organización no les permiten aprovecharse de las ventajas legales que les permitiría un país. Por ejemplo, cuando se monta una planta en un país con sueldos bajos, que permite el trabajo infantil o jornadas interminables, podemos pensar que nuestros valores éticos nos impiden obtener más beneficios.

Pero esto no es así. Al actuar de forma ética, contribuimos a mejorar el nivel de vida de esa región.  Como consecuencia, nuestros beneficios también aumentarán, ya que habrá un mayor número de clientes potenciales, con lo que una desventaja teórica se ha convertido en una ventaja.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No