Objetivos de la contabilidad

Patricia Nuño
La contabilidad cuenta ya con una larga historia. A lo largo de los años, esta ciencia económica ha tenido diversas aplicaciones y, desde la época en la que empezó a surgir el negocio a través del trueque, la contabilidad empresarial ha tenido un papel fundamental. Y es que, el objetivo de la contabilidad siempre ha sido el mismo: proporcionar información sobre determinados hechos económicos y financieros en una compañía, de una manera ordenada clara, sintetizada, veraz y objetiva.

¿Con qué objetivos se realiza la contabilidad?

Como ya sabes, la contabilidad es una ciencia que se encarga de estudiar, medir, registrar y controlar todo el patrimonio y movimientos que se den en una compañía.

Sin embargo, podríamos desglosar en dos los objetivos de la contabilidad:

1. Objetivos generales de la contabilidad.

Entre los objetivos generales de la contabilidad, encontramos los siguientes:

  • Proporcionar información sobre cualquier hecho económico y financiero que se dé en una compañía.
  • Llevar un control y revisión constante en el tiempo de dichos movimientos, trazando así cuál es la marcha de la empresa en comparación con las metas y objetivos previamente propuestos.
  • Determinar los resultados de manera acertada, para saber si las acciones económicas implantadas y diseñadas son o no las adecuadas.

En definitiva, el objetivo general de la contabilidad es el de proveer información cuantitativa de forma estructurada y sistemática.

2. Objetivos específicos de la contabilidad.

Por lo que se refiere a los objetivos específicos de la contabilidad, los detallamos a continuación:

  • Clasificación de todas las operaciones registradas para facilitar su lectura, comprensión y, en definitiva, hacer al empresario la toma de decisiones mucho más fácil, clara y, sobretodo, eficaz.
  • Establecer, en términos monetarios, la información histórica (del pasado) y predictiva (del futuro), la cuantía de los bienes y servicios, las deudas que asuma la compañía, así como el patrimonio del que dispone la empresa.
  • Que el empresario disponga, siempre que así lo precise, de información ordenada y sistemática sobre cualquier movimiento económico y financiero que se dé en su compañía.

 

Finalidad de la contabilidad de una empresa

La finalidad de la contabilidad de una empresa es la de suministrar información en un momento dado, tanto de las actividades que se produzcan día a día, como de, finalmente, los resultados obtenidos durante un determinado periodo de tiempo.

Este registro de información objetiva y veraz da información básica al empresario sobre la marcha (real) sobre su compañía, basándose en datos totalmente objetivos a la hora de tomar cualquier decisión trascendental para la compañía.

Igualmente, la contabilidad de una empresa le permite a ésta no sólo controlar lo que está pasando ahora mismo; sino que puede analizar y estudiar qué paso el año pasado, hace dos o 5 años, gracias al carácter histórico y estructurado de la información; y, además, también se realizarán previsiones de qué puede pasar en un futuro, gracias a la información con la que contamos de antemano. Así, cualquier decisión que tome un empresario, lo hace teniendo a la racionalidad y a la eficiencia como principales protagonistas.

En definitiva, la ciencia de la contabilidad pretende determinar la situación exacta en la que se encuentra la empresa, analizando todos sus movimientos económicos, desde su comienzo. Así, se van controlando las variaciones producidas entre diferentes períodos, determinando así resultados de manera objetiva y real y, establecer, cuál es la situación de la empresa al final del ejercicio contable. La contabilidad, entendida como una ciencia para registrar operaciones y suministrar información válida para que las personas tomemos decisiones en base a un juicio válido y alejado de cualquier contradicción.

Tipos de contabilidad

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No