Políticas empresariales

Juanma Caurin

Para poder gestionar la administración de una empresa de forma correcta, es necesario establecer una serie de normas y reglas que rijan la actividad diaria de la organización. En caso contrario, es posible que las diferentes que personas que forman parte de la empresa no conozcan cuáles son las leyes que se establecen dentro de una organización ni cuál es su propósito. Por ello, es necesario crear políticas empresariales que permite definir cuáles son los principios de la organización y cuáles son los modos de trabajo y estándares de actuación en cada una de las situaciones que se presentan en el día a día.

Importancia de la política organizacional

Las políticas empresariales, o políticas organizacionales, son muy importantes para la empresa, ya que se trata de unos principios creados por la dirección y aceptados por todos los integrantes con el objetivo de conseguir la mejor gestión que permita obtener grandes resultados. Los emprendedores y pymes deben ser conscientes de que las políticas de empresa no son cosa de las grandes empresas, sino que son necesarias en cualquier organización.

Políticas empresariales

Imagen: garagestock || Shutterstock

Con el establecimiento de estas políticas o formas de proceder se homogeneizan las decisiones y los protocolos de actuación en todos los ámbitos de la empresa. De esta forma, todas las personas saben cómo deben de actuar en cada momento en relación a las normas de la empresa.


Así, pues las políticas de empresa sirven como guía a todos los integrantes de la empresa para saber qué hacer en cada momento ante diferentes situaciones, que pueden ser extraordinarias, o de utilización diaria. Cuando nos disponemos a crear una empresa, es fundamental establecer estas políticas como hoja de ruta para toda la empresa.

Gracias a las políticas de una empresa, esta transmite a sus trabajadores qué es lo quiere la empresa, y qué hay que hacer para conseguirlo. Existen diferentes clases de políticas según los parámetros a los que se haga referencia. Por ejemplo, pueden existir políticas internas para el cumplimiento de todos los trabajadores o políticas que afectan a la actividad de un departamento.

Cabe destacar que las políticas organizacionales no son leyes, pero sí son reglas de una empresa. Por ello, el incumplimiento de ellas puede llegar a acarrear sanciones para los trabajadores dependiendo de la gravedad del asunto.

Si quieres conocer más información sobre las políticas empresariales, no dudes en consultar el especial que tenemos preparado para ti:

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No