¿Por qué es interesante el software como servicio (SaaS) en tu negocio?

Gemma García

La frase “estar en las nubes” ha adquirido un sentido completamente distinto desde la llegada de Internet. Porque, hoy en día, no hay nada más práctico que “estar en la nube”. Y más para los emprendedores y PYMES, para quienes trabajar en este entorno aporta cada vez más beneficios. Si aún tienes dudas, descubre por qué es interesante el software como servicio (SaaS) en tu negocio, un nuevo aliado que se va a convertir en tu sombra.

Sea cuál sea la naturaleza de tu proyecto, la tecnología y las herramientas informáticas son parte indispensable del mismo. El Saas es un nuevo sistema que surge para poner a disposición de cualquier empresario estos materiales adaptados a sus necesidades. ¡Un imprescindible que va ganando terreno!




Software como servicio

NicoElNino || Shuterstock

¿Qué es Saas?

Las siglas SaaS hacen referencia a la expresión “Software as a Service”, o sea, Software como servicio o Software en la nube, lo que ya da una idea bastante clara de lo que es. Básicamente, consiste contratar con un proveedor un servicio informático “a la carta” por el que se le paga una suscripción. Un alquiler de aplicaciones, dicho en otras palabras.

La idea es que la empresa no tiene instalado el software en sus ordenadores, sino que accede a él y a todos sus datos a través de un navegador desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Todo está alojado y centralizado en un único servidor. El proveedor del SaaS se ocupa de la actualización, mantenimiento y soporte de los programas contratados y de la seguridad de la información que pertenece al cliente.

Resumiendo, cualquier PYME o emprendedor tiene a su alcance las aplicaciones y soportes informáticos más modernos y competentes simplemente pagando una cuota. Es evidente que esta nueva fórmula abre un amplio abanico de oportunidades que ningún empresario puede desaprovechar, como veremos a continuación.

Beneficios del Software como servicio

Los usuarios particulares ya utilizamos el SaaS con herramientas como Dropbox, aplicaciones de correo electrónico o agendas, en la mayoría de estos casos de forma gratuita. Para las empresas es aún más interesante porque, pagando una cuota adaptada a sus posibilidades, disfrutan de ventajas tan significativas como:

  • Abaratar los gastos relacionados con su infraestructura tecnológica. A partir de ahora sólo pagas por lo que usas. Pero, además, olvídate de comprar programas y aplicaciones que dejan de serte útiles en un tiempo. Con el SaaS tienes la herramienta informática que necesitas en el momento que la necesitas. ¿Pago de Licencias y renovación de uso? Son preocupaciones que corren a cargo de tu proveedor. Igual que sucede con la partida de costes de mantenimiento, que desaparece de tus cuentas.
  • Accesibilidad total. Cualquier empleado, esté donde esté, sólo disponiendo de Internet podrá utilizar o consultar las aplicaciones o los datos de la empresa.
  • Máxima seguridad. El proveedor de SaaS es responsable de almacenar los datos de sus clientes, garantizando su confidencialidad y que no se van a perder o deteriorar.
  • Lo último a tu alcance. Puedes probar esa aplicación de la que oyes hablar a la competencia, hacerte con los programas más avanzados y comprobar su eficacia. Todo ello, sin dejarte el presupuesto del mes en ello, porque los gastos se reducen considerablemente al ser compartidos por varios usuarios.
  • Personalización y optimización del rendimiento de las aplicaciones. Tienes disponible la versión que mejor se adapta a tus características o la posibilidad de modificarla para que te sea más útil.
  • Nuestro hardware se independiza del software. Sí, es el momento de que inviertas en ese ordenador o móvil que tanto te gusta, sin tener en cuenta su sistema operativo u otros condicionantes técnicos. Porque ahora para usar todo tu software sólo necesitas una conexión a Internet y un navegador.

Este breve repaso es suficiente para explicar por qué es interesante el software como servicio (SaaS) en tu negocio. ¡Su crecimiento es imparable!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No