¿Puedo colocar cámaras de seguridad en mi empresa?

Cada persona tiene unos derechos, los cuales no deben ser vulnerados en un puesto de trabajo. Por esto, el derecho a la intimidad no queda fuera a la hora de ser un empleado. Pero sabemos que en los centros de trabajo hay cámaras instaladas, ¿no vulnera esto nuestro derecho? ¿Significa esto que puedo colocar cámaras de seguridad en mi empresa?

¿Es legal colocar cámaras en el puesto de trabajo?

Los trabajadores deben mantener sus derechos según el artículo 18 de la Constitución Española, el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y el artículo 4.2 del Estatuto de Trabajadores. Por lo tanto, deben mantener su derecho a la intimidad igualmente. No obstante, en el Estatuto de Trabajadores, artículo 20.3, consta que el trabajador puede ver su derecho a la intimidad afectado. El empresario puede usar medios para comprobar si el trabajador hace bien su trabajo o controlar que cumpla con sus deberes. Esto significa que, efectivamente, puedo colocar cámaras de seguridad en mi empresa.

Cámaras de seguridad en el trabajo

nuruddean || Shutterstock

¿Con qué serie de condiciones puedo instalar cámaras de seguridad?

Por supuesto, existen una lista de condiciones a cumplir para no infringir un delito contra la intimidad:

  • Los trabajadores deben saber de la existencia de las cámaras instaladas. Si la empresa realizara una nueva instalación tendría que avisar de ello. Un punto importante es que puede que la compañía no avise directamente. La mención del uso de cámaras de seguridad puede aparecer en el contrato de trabajo. Una vez firmado, el trabajador da por entendido que sabe de la utilización de cámaras de seguridad. También, las empresas suelen colocar carteles informativos, como pegatinas, de la presencia de cámaras y ya bastaría como aviso.
  • Solo se debe grabar en lugares donde se desarrollen actividades laborales con el fin de poder garantizar una evaluación laboral. Por otra parte, grabar espacios privados, como aseos o vestuarios, está prohibido. Al igual que espacios públicos, como la calle o el exterior de la empresa.
  • Solo consultar las grabaciones con un fin determinado. En muchos casos, se consultan las grabaciones para saber si un empleado ha infringido alguna irregularidad conforme al contrato. Solo debemos hacerlo en estas ocasiones y para asegurar que realiza tareas adecuadas y productivas. Usar las cámaras de manera abusiva también vulnera el derecho de intimidad.
  • Puedo colocar cámaras de seguridad en mi empresa, pero no guardar las grabaciones más de 30 días en las bases de datos. A menos que sirvan como pruebas de un acto ilícito.
  • Hacer uso de ellas cuando no quede otra alternativa para garantizar el cumplimiento de contrato y normas.

¿Quién puede ver las grabaciones de las cámaras de seguridad?

Obviamente, no todo el mundo está autorizado a ver las grabaciones de las cámaras. Se sancionaría por parte de la Ley Orgánica de Protección de Datos al ser considerado uso indebido del sistema. Hay que saber que las grabaciones están protegidas por usuario y contraseña. De esta forma se limitan las personas que pueden acceder a ellas.


El encargado debe asignar quién puede tener acceso es el responsable del tratamiento. Para poder acceder, cada uno constará como autorizado en el documento de seguridad, donde también puede consultar sus obligaciones. Esta función suele ser asignada a personal de empresas de seguridad o trabajadores de la empresa que instala las cámaras. Además de ellos, en casos delictivos o protección de personas, los cuerpos de seguridad también pueden acceder a ellas.

Por el contrario, quien no puede ver las grabaciones son personas no autorizadas o terceros que no salgan en las imágenes tomadas.

Te hemos explicado que sí es legal colocar cámaras en tu negocio y quién puede ver los archivos. Ahora ya puedes vigilar a tus trabajadores legalmente. Pero has de tener cuidado y cumplir con la legalidad si no quieres problemas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No