¿Qué es el clima laboral?

Laura Sánchez
El clima laboral no es otra cosa el medio en el que se desarrolla el trabajo cotidiano. La calidad de este clima influye directamente en la satisfacción de los trabajadores  y por lo tanto en la productividad empresarial. Si eres capaz de conseguir una mayor productividad con un buen clima laboral, tienes todo lo necesario para conseguir grande éxitos en tu empresa. De aquella manera, mientras que un buen clima se orienta hacia los objetivos generales, un mal clima destruye el ambiente de trabajo ocasionando situaciones de conflicto, malestar  y generando un  bajo rendimiento. Ambiente de trabajo óptimo La calidad del clima laboral se encuentra íntimamente  relacionado con el manejo social de los directivos y las ventajas y desventajas del liderazgo empresarial, con los comportamientos de los trabajadores, con su manera de trabajar y de relacionarse, con su interacción con la empresa, con las máquinas que se utilizan y con las características de la propia actividad de cada uno.

Ventajas y Beneficios de mejorar el clima en la oficina

Propiciar un buen clima laboral es responsabilidad de la alta dirección, que con su cultura y con sus sistemas de gestión, prepararán el terreno adecuado para que  se desarrolle. La organización de la empresa deberá estar pensada, entre otras cuestiones, para generar un buen ambiente de trabajo para todos los empleados. Tener al capital humano necesario y lo más preparado posible, dentro de un ambiente de trabajo bueno y con buenas condiciones laborales, es la mejor combinación para que la empresa aumente su productividad, tanto la individual por cada trabajador como la grupal al sumar las fuerzas. Contar con un equipo con ganas de aprender, crecer y trabajar asegura tener un equipo motivado que consiga todos sus objetivos. Mejorar el clima en el trabajo puede traer varios beneficios:
  • Reducción del estrés relacionado con el trabajo
  • Reduce la rotación de personas y lo contratos temporales
  • Aumenta la productividad y permite que los trabajadores tengan ideas más creativas
  • Los trabajadores sienten una mayor satisfacción personal y a nivel profesional
  • Potencia la innovación y promueve la actitud positiva en el trabajo, lo cual es perfecto para momentos de crisis
  • Mejora la puntualidad de los trabajadores, al estar motivados se dirigen con motivación a trabajar
  • Actúa como facilitador para la adaptación de los trabajadores a sus puestos de trabajo
  • Facilita enormemente la comunicación entre los empleados
  • Incrementa de forma brusca el compromiso de los trabajadores con sus proyectos y la empresa en sí
  • Aumenta la capacidad de trabajar en equipo como un único ser, en lugar de varias personas trabajando a la vez, desarrolla la sensación de unicidad
Las políticas de personal y de recursos humanos la mejora de ese ambiente con el uso de técnicas precisas como escalas de evaluación para medir el clima laboral.

¿Cuáles son los indicadores clave para medir el clima laboral?

El capital humano es la base de los beneficios de una empresa, y es por ello que hay que cuidarlo. Si queremos tener Clima laboral variablesunos excelentes resultados empresariales habrá que fomentar una fuerte cultura empresarial que garantice la felicidad en el trabajo. Ésta será parte de un buen clima laboral, un concepto que cada vez adquiere más importancia.

Un buen clima laboral medirá el nivel de satisfacción de los empleados a través de una serie de indicadores. Será el resultado de las relaciones interpersonales de los trabajadores y de las percepciones que tengan en conjunto del ambiente laboral.

La herramienta más utilizada para medir el ambiente laboral es la encuesta del clima laboral. El anonimato deberá estar garantizado para poder hacer una evaluación realista y ajustada a la situación empresarial.

¿Cómo crear un buen ambiente laboral?

Elementos tan sencillos como la motivación laboral y la cohesión de los equipos de trabajo permitirán mejorar el rendimiento empresarial. Existen una serie de variables o indicadores que se pueden optimizar para crear un buen ambiente laboral.

  • Conciliación laboral y familiar: las medidas de flexibilidad facilitarán la vida laboral de los trabajadores. Algunos ejemplos son el teletrabajo o los servicios de guarderías.
  • Fomentar la responsabilidad autónoma del trabajador, con respaldo de la directiva.
  • Entorno físico de trabajo: correcta prevención de riesgos laborales y buen mantenimiento de las instalaciones.
  • Trabajo en equipo eficaz y cooperación entre miembros. Se pueden realizar actividades y eventos para fomentar los vínculos personales.
  • Directiva eficaz: capaz de liderar y gestionar equipos eficaces, y de transmitirles ilusión mediante objetivos comunes.
  • Promover la formación para que los empleados puedan hacer carrera profesional y superarse en la misma empresa.
  • Reconocimientos y compensaciones: el ejemplo más común es el nombramiento del empleado del mes.

Gestiona el clima laboral

El jefe de la empresa será el encargado de gestionar el clima laboral. Por ello, deberá tener dotes de liderazgo y de gestión de equipos eficaces que le garanticen el éxito. Gestionará el ambiente laboral haciendo que los trabajadores se sientan más cómodos, confíen en la directiva y tengan ganas de trabajar. También escuchará sus opiniones e ideas para mejorar la productividad empresarial. Un ambiente laboral agradable permitirá atraer talento a la empresa.

Fomentar el respeto y la motivación laboral ayudará a alcanzar las metas fijadas por la empresa. Los empleados valorarán que su jefe sea sincero y facilite toda la información que ellos necesiten. Como líder del equipo, serás el encargado de transmitir los valores de la empresa.

Te has preguntado alguna vez ¿Cómo es el clima laboral en tu empresa?

Está claro que las  empresas no tienen (regularmente) un clima laboral de fiesta. Sin embargo, es importante que el personal se sienta relajado y cómodo al realizar sus actividades.

Y aunque no se puede medir o cuantificar a ciencia cierta  el clima laboral, lo cierto es que su funcionalidad es un factor determinante para el éxito de las empresas.

Para saber cómo es la calidad el clima actual de mi empresa debo realizar un diagnóstico . Este estudio consiste en aplicar  encuestasentrevistas dinámicas de grupo al personal con la finalidad de obtener la percepción real que tienen los empleados hacia la organización.

El primer interesado en generar un clima de tranquilidad y concordia, en donde se puedan crear las relaciones adecuadas entre el personal, es el propio empresario.

¿Cuáles son los factores que afectan al clima laboral? Te los explicamos todos

El tema del clima laboral ha sido investigado de manera bastante exhaustiva y profunda en las últimas décadas, de ahí que se hayan identificado plenamente los siguientes factores que influyen directamente en la calidad del clima laboral:

  • Liderazgo: Este factor se refiere al tipo de relación que existe entre jefes y subordinados y el impacto de la misma en el ambiente laboral, y por lo tanto, en la productividad de la empresa. Dentro de los muchos enfoques que la teoría administrativa ha desarrollado al respecto, se sabe que  lo mejor es contar con un liderazgo flexible y adaptable. Es decir, el líder deberá tener una amplia gama de actitudes ante las diferentes circunstancias; a veces se deberá ser fuerte, a veces comprensivo.
  • Relaciones interpersonales. El tipo de relaciones que se crean entre el personal deben ser  sanas y fluidas, pues esto afecta a su vez el ánimo de la empresa en general. Es necesario vigilar  las relaciones, y estar atento a disgustos y malentendidos entre el personal.
  • Implicación. Se refiere al  grado de compromiso que sienten los empleados hacia la empresa y que en muchas ocasiones está determinado por la percepción del compromiso que la empresa tiene para con sus empleados. Los empleados muestran mayor compromiso en las empresas que tienen la mejor calidad, las mejores ventas y la mejor productividad.
  • Organización. Se refiere a los elementos que le dan estructura a la empresa, por ejemplo: los puestos, las políticas, los procedimientos, los manuales de operación, etcétera. En el caso de las PYMES, muchas veces la estructura de la empresa está poco definida, y el propietario desempeña un sin número de actividades, desde las operativas hasta las directivas. Por lo tanto, al ir creciendo deberá tener claro que actividades seguirá realizando y cuáles delegará.
  • Reconocimiento. Se suele decir que cuando alguien hace algo bueno nadie lo recuerda, pero hay un error, todos te lo recuerdan. El reconocer el trabajo bien realizado es vital para contribuir a la formación de un buen ambiente laboral. La psicología organizacional ha comprobado  que cuando una persona cree que es buena en alguna actividad, disfrutará al realizarla y lo hará cada vez mejor, lo que impactará su productividad. No desaproveche la oportunidad de reconocer al personal por cada trabajo bien realizado.
  • Incentivos. Se observa  que las empresas que tienen esquemas de remuneración poco dinámicos  son las que presentan mayor rotación entre su personal, pues al ganar siempre lo mismo se refuerza la actitud de que no importa el esfuerzo porque siempre se ganará lo mismo. En la actualidad muchas compañías están optando por esquemas compensación dinámica en donde se premie de alguna forma el esfuerzo. Podría creerse que esto solo puede aplicarse a los departamentos de ventas, sin embargo puede ser aplicado a cualquier departamento o empresa, pues cada uno debe tener sus metas y objetivos y en base a esto se puede crear un esquema que fomente en los empleados el deseo por esforzarse mas.
  • Igualdad. Aunque no todas las personas reaccionan de la misma manera a los mismos estímulos, es necesario dar el mismo trato a todo mundo. Hay que buscar otorgar las mismas condiciones y oportunidades a todos los empleados. Trata de evitar el favoritismo, ya que este fomenta envidias entre el personal y la discordia nunca es sana para el clima laboralEl buen líder conoce a su personal y sabe como motivarlo, reconociendo a las piezas débiles  y a los pilares del grupo.

¿Cómo gestionar los espacios de tu oficina de una forma eficiente? Seguro que no te lo habían contado

Los puestos de trabajo, las salas de reuniones, el acceso, la recepción y los espacios de descanso conforman los espacios esenciales a la hora de distribuir una oficina. Una de las misiones de la empresa es gestionar los espacios de la oficina de forma eficiente para que el bienestar laboral y sea favorable, eficiente, sostenible y seguro. Para ello, te adelantamos que es clave contar con un sistema de reserva de salas y la movilidad del personal en el puesto de trabajo.

Pasos para gestionar los espacios de la oficina

Cómo gestionar los espacios y entornos de trabajo

Ante un traslado, cambio de oficina o un rediseño de la misma pueden surgir múltiples dudas. Y es que la distribución óptima de los espacios puede aumentar la calidad del trabajo y favorecer el clima laboral, así como reducir el estrés y promover la inspiración. Pon en marcha el motor que asegura una empresa saludable, el mejor entorno para trabajar y fomenta el bienestar de tus empleados. A continuación hemos recopilado una serie de consejos para gestionar los entornos de trabajo y los espacios para trabajar, toma nota:

1. Estudia correctamente la identificación de los espacios

Uno de los primeros pasos para gestionar los espacios de una oficina es reconocer el espacio general del que se dispone y determinar la mejor ubicación para cada espacio, de esta manera puedes crear un entorno agradable para tus empleados. También es relevante diseñar los espacios de trabajo en función de sus objetivos y reflexionando para qué sirven, así como el equipamiento que es necesario.

2. Apuesta por un aplicación para la reserva de espacios

Optimizar los espacios para las reuniones de trabajo para organizar al personal, el tiempo de trabajo y la gestión de espacios es una tarea pendiente de muchas empresas. A la hora de apostar por un entorno productivo es necesario realizar una correcta gestión del entorno. Para los espacios comunes y que exista una planificación previa es importante contar con la reserva de salas de reuniones, del comedor o de otros espacios, así evitarás los conflictos laborales y facilitarás la forma de trabajar y los descansos.

En este sentido, es una buena opción contar con una app de reserva de salas o sistema para reservar salas de reuniones. Es una alternativa sencilla para que no coincidan dos equipos diferentes en el mismo espacio y el mismo momento. Se trata de organizar las peticiones de las reservas de las salas o espacios.

3. ¿Has pensado en implantar una nueva estrategia de workplace?

La estrategia de diseños de espacio del trabajo se basa en estudiar la cultura de la empresa y la forma de trabajar para establecer un modelo ideal de oficina y de cada uno de los rincones. Prioriza la funcionalidad, las dimensiones, el equipamiento, el uso, la tecnología y otros factores esenciales para cumplir con la actividad empresarial.

En caso de tener dudas, puedes contratar una empresa que ofrezca servicios de workplace strategy implementando las últimas tendencias de esta corriente. El workplace strategy puede aplicarse tanto en las pymes como en las grandes empresas y adaptándose a las modalidades de trabajo.

4. ¿Qué tipo de movilidad tiene tu personal?

Actualmente la modalidad híbrida entre el trabajo presencial y el teletrabajo así como otros aspectos que favorecen la movilidad fuera del espacio físico de trabajo implican que no existan espacios fijos de trabajo. Por lo tanto, uno de los consejos para gestionar los espacios de la oficina es estudiar la movilidad de tus empleados y en función de ello, establecer puestos de trabajo, salas de reuniones y otros espacios necesarios para el día a día en la oficina.

En esta línea, no siempre se establece un acuerdo respecto al número de sillas y mesas necesarias según el número de empleados, más bien se puede establecer una rotación de los puestos de trabajo físicos en función de la rotación del personal y de la línea de teletrabajo que se implante o del trabajo de oficina que se establezca.

5. Piensa en el branding

En función del tipo de empresa, su actividad empresarial y los espacios de trabajo debes adaptar unas condiciones necesarias que marcarán el uso del espacio. Por ejemplo: si la empresa busca promover la comunicación entre los equipos y departamentos puede apostar por espacios abiertos y compartidos.

Por otro lado, recuerda que básicamente las empresas venden sus espacios de trabajo como elemento diferenciador y de valor y además tiene un papel muy importante ante la captación y retención del talento.

6. ¿Y qué pasa con los espacios de descanso?

Dentro de las jornadas de trabajo se contemplan varios descansos para recargar las pilas, tomar un respiro y mucho más. Por ello, crear espacios de descanso agradables y que se adapten a las necesidades de los empleados en dichos momentos es clave para que el espacio de trabajo sea considerado de calidad.

7. Hablemos de la gestión de espacios críticos

La sensibilidad de los datos y la información, espacios donde prima la seguridad o la privacidad o los espacios donde se implementan soluciones avanzadas industriales son espacios críticos que deben estudiarse y diseñar ad doc para que no se deje ningún detalle al azar. En base a la actividad empresarial y si tu empresa tienen alguno de estos espacios tienes que analizar todas las posibilidades, buscar un diseño y una solución para que la gestión de estos espacios de trabajo sea la adecuada.

8. ¿Cómo son los departamentos de la empresa?

Los equipos y los departamentos que colaboran entre ellos deben tener una ubicación cercana y aprender a convivir con las diferentes generaciones de talento que existen actualmente. Aunque existen muchas herramientas y software que permiten el trabajo en equipo a distancia, a la hora de facilitar las tareas en la oficina es indispensable pensar en la ubicación de departamentos que cruzan sus tareas.

No se trata de tener una oficina de enormes dimensiones, sino de tener en cuenta los puestos no asignados, la movilidad, la generación de nuevos espacios y la implementación y el uso de herramientas como una app de salas para organizar y gestionar los espacios de trabajo.

En definitiva, para que tus empleados tengan unas mejores condiciones laborales físicas puedes poner en práctica cada uno de los consejos y optimizar así el espacio en la oficina y ganar productividad, funcionalidad, operatividad, y lo que es más importante hacer que tus equipos trabajen de la manera más cómoda.

¿Cómo mejorar el clima laboral de tu oficina? Te damos 8 consejos!

Hay muchos factores que influyen en el ambiente de trabajo de una empresa, pero como bien sabrás si el clima laboral es bueno, los trabajadores están más motivados y rinden más.

Se sienten más identificados con la corporación, se reducen los retrasos y el índice de absentismo, y los clientes o la competencia se darán cuenta de ello, y tu empresa mejorará su imagen. Si quieres mejorar el clima laboral de la empresa, te proponemos una serie de 8 acciones para mejorar el ambiente de trabajo en tu compañía.

¿Cómo mejorar el clima laboral de tu empresa?

Estos son los principales recomendaciones que debes seguir para conseguir un clima laboral óptimo en tu empresa. Hay una serie de acciones que podemos llevar a cabo para conseguir un clima laboral positivo.

1. Un lugar de trabajo en condiciones

Sin lugar a dudas, el punto de partida para mejorar el clima laboral será ofrecer a los empleados un lugar de trabajo que se ajuste a lo que necesitan. Amplitud, buena distribución, iluminación, orden y limpieza son conceptos clave, pero no podemos pasar por alto una decoración adecuada o unos equipos y herramientas actualizados y que les permitan hacer su trabajo de forma eficiente.

Ambiente de trabajo óptimo

GaudiLab || Shutterstock

2. Generar confianza en la relación directivos-trabajadores

La relación con el jefe debe ser de confianza, transparente. La celebración de reuniones periódicas para compartir impresiones refuerza este clima de confianza, que promueve la implicación de los trabajadores y nos ayuda a ganar productividadLos líderes deben ser sinceros, pero también serán autocríticos, asumiendo errores cuando corresponda, y con buenas dotes comunicativas.

3. Ofrece formación a los trabajadores

No solo es una de las cuestiones más valoradas por los trabajadores, es algo imprescindible para que ni la plantilla ni la compañía queden obsoletos. El mundo de la empresa avanza a pasos de gigante, y ofrecer cursos o actividades formativas es un aliciente más para que los trabajadores se sientan implicados, reforzando su autoestima. Hay empresas que incluso becan los másteres o posgrados de sus empleados.

4. Flexibilidad horaria

Cada vez son más las empresas que permiten a sus trabajadores fijar su horario de trabajo, siempre con la obligación de trabajar un mínimo de horas. Por una parte, la flexibilidad horaria facilita a los trabajadores la conciliación familiar, de forma que se sentirán más valorados; por otra parte, aumentan las evidencias de que los horarios convencionales son improductivos así que mejorará la eficiencia de tu empresa.

5. Teletrabajo, una opción muy real

Va de la mano de la flexibilidad horaria, y siempre que el modelo de negocio lo permita podemos facilitar a nuestros empleados el trabajo desde casa, aunque sea un día a la semana. El objetivo no debería ser tanto completar X horas de jornada laboral sino alcanzar una serie de metas o logros. Al tener más autonomía, mejora el clima laboral y de nuevo nos encontramos con facilidades para la conciliación.

6. Desarrolla proyectos RSC

La responsabilidad social corporativa (RSC) refuerza la imagen de la empresa en la sociedad, algo que a los trabajadores siempre les gusta. Verán que la compañía contribuye al desarrollo social, económico o medioambiental de su entorno, y el hecho de ver cómo su trabajoofrece un mayor bienestar a su comunidad hace que estén más motivados, reforzando el ambiente en la oficina.

7. Potencia la competitividad

Siempre desde una perspectiva positiva para la empresa, hay que impulsar la competencia sana entre los trabajadores, ofreciendo recompensas por los logros obtenidos. Es la gamificación aplicada a la empresa, por lo que debemos dejar claro que se trata de una competición deportiva y honesta, con unas reglas y unos objetivos claros en todo momento.

8. Haz actividades de team building

Un escape room, una barbacoa al aire libre, un paintball, un día en un balneario, una cata de vinos… Las actividades fuera del espacio de trabajo, el llamado team building, ayudan a reforzar los lazos entre empresa y trabajadores, que tienen una nueva oportunidad de conocerse al margen del día a día laboral y dejar atrás la presión del puesto de trabajo, al menos durante unas horas.