¿Qué es la imagen corporativa?

¿Cómo puede ayudar la imagen corporativa a definir y reflejar la identidad y valores de una compañía? ¿De qué manera ayuda la imagen corporativa a que los clientes identifiquen de manera más eficaz tu marca y la diferencian del resto de las empresas del sector?

Te contamos todos los detalles para que comprendas el concepto de imagen corporativa y sepas cómo desarrollarla en tu compañía y sacarle, de esta manera, el máximo partido.

Concepto de imagen corporativa
Imagen: Wright Studio || Shutterstock

Definición de imagen corporativa

La imagen corporativa de una empresa está relacionada con todos aquellos elementos gráficos y visuales propios de una corporación o empresa. La imagen corporativa es el sello a través del cual una empresa quiere ser identificada y distinguida entre el resto de compañías del sector. Pero cuidado con confundirla con la identidad visual corporativa. Esta última se trata de todas aquellas representaciones visuales, a través de fotos, tarjetas, libretas y cualquier otro elemento del diseño gráfico que permite a los usuarios reconocer a una determinada compañía, visualizando únicamente lo que es su identidad visual.

La imagen corporativa es la base para la comunicación entre la empresa y los usuarios, estrechando la relación y cubriendo las necesidades con éxito.

Teniendo en cuenta el entorno tan volátil y cambiante en el que se mueven y compiten las empresas hoy en día, es fundamental para cualquier compañía contar con una imagen corporativa fuerte y con carácter, que le permita diferenciarse con creces del su competencia. Debes tener presente que el usuario cada vez es más profesional y tiene acceso a multitud de marcas, ninguna empresa hoy en día es indispensable. Así pues, es necesario que sepas muy bien en qué consiste y cuáles son las características de la imagen corporativa, haciéndote así un hueco en el mercado y alcanzar una cuota mayor.

Además, hoy en día, la mayoría de las empresas apuestan por una estrategia de comunicación omnicanal, es decir, atender al cliente a través de todas las vías de comunicación posible de la misma manera. Esto es, dar la posibilidad de realizar un pedido vía ordenador, realizar un cambio de talla vía app y realizar la devolución de la prenda en tienda física, por ejemplo. De ahí, que las empresas deban trabajar por una imagen corporativa potente, además, en todos y cada uno de sus canales, para garantizar una comunicación plena y eficaz con el cliente.

En definitiva, la imagen corporativa es uno de los signos de identidad que mejor representan a la empresa, puesto que es lo que ayudará al cliente a retener la marca. Por tanto, a través de la imagen corporativa, no sólo se trata de plasmar el logo, sino lograr reflejar unos valores determinados, con los que la marca quiere que sus clientes se identifique.

Ejemplos de imagen corporativa

Además, acertar y dar en el clavo con tu imagen corporativa te ayudará a optimizar recursos publicitarios, así como tiempo y esfuerzo. Porque una marca que se identifica con un golpe de vista, tiene un gran camino ganado. De ahí la importancia de la imagen corporativa, y de que coincida con la identidad corporativa que se busca proyectar.

Entre los ejemplos de imagen corporativa más famosos en el mundo empresarial encontramos, entre otros, a Apple o Nike. El nombre de esta última se inspira en el nombre de la diosa griega de la victoria, Niké. Además, el diseño de su logo a modo de tic curvo no sólo actúa como logotipo, sino que es un patrón presente en todas sus líneas de producto.

Las marcas así consiguen que el cliente, simplemente con ver su logo, o detectar un color, lo identifiquen directamente con la empresa, además de venir a su mente unos valores determinados y, por último y no menos importante, que el cliente sienta deseo y orgullo por portar un producto de esa marca, como puede ser un Mac de Apple.

Tipos de imagen corporativa

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No