¿Qué es la productividad empresarial?

La productividad es la relación entre el resultado de una actividad productiva y los medios que han sido necesarios para obtener dicha producción. En el campo empresarial se define la productividad empresarial como el resultado de las acciones que se deben llevar a término para conseguir los objetivos de la empresa y un buen clima laboral, teniendo en cuenta la relación entre los recursos que se invierten para alcanzar los objetivos y los resultados de los mismos.

factores que afectan a la productividad empresarial


Aumentar la productividad debe ser una estrategia fundamental para cualquier empresa ya que permite conseguir ingresos, crecimiento y posicionamiento. Para ello es imprescindible medir y monitorizar de forma continua la actividad mediante los indicadores de productividad empresarial.

La mejora de la productividad también es de vital importancia para la calidad de vida de un país ya que repercute en el incremento de salarios y logra hacer rentable el capital invertido lo que incentiva cada vez más la inversión, el aumento de empleo y el crecimiento de la economía. El aumento de la productividad impulsa el crecimiento de la economía y la competitividad.

Factores que influyen el la productividad empresarial

Conocer cuáles son los factores influyentes en este ámbito, te ayudará a mejorar la productividad empresarial de tu empresa y conseguir una organización mucho más eficiente.

Factores externos de la productividad empresarial

  • La calidad y disponibilidad de los recursos ya que afecta a la producción de productos y servicios.
  • La disposición de la industria, los cambios en el sector y la aparición de nuevos competidores lo que hace es que aumente la competitividad incentivando la mejora continua en la clima y la cultura organizacional.
  • El nivel de capital y su aumento, el cual facilita o no el nivel de inversión futuro
  • Los avances tecnológicos ya que mejoran el nivel y calidad de los conocimientos y los equipos utilizados
  • El entorno macroeconómico y microeconómico

Factores internos de la productividad empresarial

  • Un óptimo mantenimiento de todo el equipo para asegurar un funcionamiento en perfectas condiciones y continuado, evitando paradas que afecten a la productividad.
  • Adopción de las medidas correctivas necesarias para evitar embudos o cuellos de botella que hagan descender la producción.
  • Uso eficaz de todas las máquinas y capacidades.
  • Realizar inversión con el fin de sustituir la maquinaria obsoleta o muy anticuada y mejorar la automatización y la utilización de la tecnología de la información.
  • Mejorar los procesos de manipulación de materiales, almacenamiento, sistemas de comunicación y control de calidad
  • Prestar atención al rendimiento del material, sustituyéndolo cuando pierde eficacia o utilidad.
  • Elección de las materias primas más adecuadas.
  • Optimización del uso de la energía, poniendo en prácticas sistemas de ahorro.
  • Control adecuado de los desechos y las sobras. Utilizar sistemas de reciclaje.
  • Motivación de los empleados mediante incentivos salariales, reconocimientos y promoción personal y laboral, por ejemplo implantando políticas de recursos humanos que faciliten nuevos modelos de trabajo.
  • Formación empresarial adecuada y continua.
  • Promoción y cuidado constante del bienestar de los trabajadores, la salud y la prevención de riesgos.
  • Facilitar un buen ambiente laboral, conocido como clima laboral.
  • Técnicas de mejora continua consistentes en la introducción de pequeños cambios, corrección de errores y detección de áreas de mejora de forma constante, sin que supongan cambios traumáticos o difíciles de asimilar por los empleados.
  • Implicación de los empleados en equipos de trabajo con el objetivo de mejorar las áreas que más conocen por su experiencia de trabajo diario.
  • Implantación de sistemas enfocados a una mayor y mejor especialización y división del trabajo pero que, al mismo tiempo, favorezcan la coordinación entre departamentos.

Plantilla agenda organizadora