¿Qué es un certificado de calidad?

Patricia Nuño
Las empresas buscan ofrecer unos productos o servicios de gran calidad. De esta manera, se ganan la confianza y fidelización de sus clientes, gracias a la satisfacción plena de sus necesidades y superando, con creces, sus expectativas de consumo. Es por eso que algo de gran valor para las empresas es la posesión de los certificados de calidad, los cuales se convierten en un justificante de que sus productos cuentan con la calidad suficiente y un producto superior al de otras empresas de la competencia.

Qué es un certificado de calidad
Imagen: Jirsak || Shutterstock

Definición de certificado de calidad

Apostar por la calidad es un factor estratégico clave en un entorno cada vez más competitivo. Así, las empresas consideran cada vez de más relevancia que esa oferta de productos de valor sea validada y reconocida por una institución externa e independiente, dando credibilidad a dicha garantía.

Esto es lo que conocemos como concepto de certificado de calidad. La certificación de calidad es el resultado de un proceso en el que una serie de auditores calificados de una entidad  de certificación acreditada para ello garantice que un producto se ajusta a las características de la norma que se ha tomado como referencia.

El certificado de calidad es la vía que garantiza que un determinado producto o servicio cuenta y cumple con los requisitos mínimos de calidad exigidos. Se trata de una certificación que da una institución independiente y externa a la empresa que lo solicita.

No existe un único certificado de calidad. Existen muchas y variadas certificaciones de calidad, en función de los productos y las características que se exigen a los productos y/o servicios que aspiran a ellas, tales como la ISO 9001 o la ISO 14.001.  Así, las empresas recurren a una consultoría sobre cuáles son los certificados de calidad que son más efectivos y que le son de más fácil adquisición.

Elementos del certificado de calidad

En cuanto a los elementos que componen el certificado de calidad, es indispensable que conste lo siguiente:

  • Un periodo de validez.
  • Un detalle de los productos o servicios a los que se aplica y sobre los que tiene valor.
  • Norma de referencia que se ha usado como elemento de examen de la calidad del producto o servicio. En este apartado se explicarán y detallarán las características del mismo.
  • La entidad u organismo de certificación que lo ha emitido.
  • Información sobre el fabricante u organización que posee el certificado.

La disposición de un certificado de calidad, sin embargo, no supone únicamente un gran beneficio para la empresa que lo tiene en su posesión; sino que también se benefician los consumidores por diversas razones:

  • Se da información adicional sobre el producto o servicio, ayudando a los clientes a tomar una correcta decisión de compra.
  • Mayor confiabilidad en el producto o servicio, dando a la empresa más opciones de venta para con respecto a sus competidores que no están en posesión de dicho certificado de calidad.
  • A nivel de comunicación y marketing, toda empresa en posesión de un certificado de calidad, destaca en el mercado, incrementa su reputación y mejora su imagen corporativa considerablemente.
  • Los trabajadores de la empresa se implican y esfuerzan por la mejora continua del producto o servicio, con el objetivo y motivación de lograr nuevas certificaciones que avalen su gran trabajo.

La calidad, en definitiva, es sinónimo del esfuerzo y buen hacer de una compañía y todos los empleados que la componen. Un certificado de calidad ayuda a la empresa a obtener mayores beneficios, a crear su imagen de marca y, además, a destacar sobre su competencia.

Tipos de certificados de calidad

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No