¿Qué posibilidades tengo de iniciar un negocio?

María Montero

Si tienes claro que quieres adentrarte en el mundo empresarial, pero no conoces las formas que existen para emprender un negocio, sigue leyendo, este post te sacará de dudas. Si quieres ser emprendedor, podrás encontrar las diferentes posibilidades que existen para montar un negocio.

Formas de emprender un negocio

Hay distintas maneras de emprender un negocio. Puedes desde crear tu empresa, basada en una idea de negocio propia y original, comprar un negocio ya puesto en marcha por otros o incluso adquirir una franquicia.

Lo ideal es que si vas a emprender un negocio lo hagas con el mínimo riesgo posible para que no pongas en peligro tu capital económico. Descubre las claves para emprender un negocio sin riesgos y asegura la viabilidad económica de tu empresa.

Crear una nueva empresa

Si tu intención es crear una empresa según una idea propia deberás elaborar un plan de negocio que determine la viabilidad de la nueva sociedad teniendo en cuenta tanto factores internos como externos.

Formas de montar un negocio

Imagen: pixfly || Shutterstock

Debes saber que si esta es tu opción, tienes que estar preparado para invertir una cantidad de tiempo que al principio te parecerá inasumible, una dedicación que irá disminuyendo hasta que la empresa comience a rodar.

Y ya no solo tiempo, una empresa puesta en funcionamiento por uno mismo requiere también de muchísima atención y, probablemente, se convierta en el epicentro de tu vida para los siguientes años. Además de presentar un plan de negocios tendrás que identificar tu mercado, determinar cuáles serán tus costes, establecer un presupuesto y buscar inversionistas.

Comprar un negocio

Si quieres iniciar un negocio, pero quieres algo que no te exponga tanto, existe la posibilidad de adquirir una empresa que ya esté en funcionamiento.

Existen diferentes ventajas e inconvenientes de comprar un negocio en funcionamiento: conlleva un ahorro de tiempo y dinero, no hay que centrarse en el lanzamiento ni el posicionamiento, puedes reconducir la estrategia empresarial teniendo en cuenta la experiencia e incluso puedes empezar tu nueva aventura empresarial generando ya ingresos porque el negocio está ya funcionando.


Pero a la hora de comprar un negocio que ya funciona no todo son ventajas, y tendrás que valorar algunos aspectos, como posibles deudas,  la reputación o el mantenimiento de la plantilla existente. Es por eso que es necesario conocer el estado de cuentas de la empresa en el momento de la adquisición, incluso por medio de una auditoría que valore la situación actual.

Si necesitas hacer una valoración más precisa a lo ahora de afrontar un traspaso de negocios, es conveniente que conozcas su historial de fracasos y éxitos, así como la cifra alcanzada gracias a las ventas, los márgenes de contribución y sus beneficios netos de, al menos, los tres últimos ejercicios.

Además, convendrá conocer la historia del producto, la posición de la empresa en relación a su competencia y será muy recomendable que te hagas una idea de las razones por las cuales el propietario vende su empresa.

Adquirir una franquicia

Si estás interesado en un producto de menor riesgo aparente puedes optar por la franquicia. Para ello, el emprendedor deberá realizar un minucioso estudio de investigación para identificar qué franquicias son más seguras y rentables.

Uno de los factores a tener en cuenta a la hora de hacerte con una franquicia es la curva de aprendizaje del negocio en el que quieres invertir. Cuanta más experiencia y trayectoria tenga una franquicia más fiable será y mejor rodaje tendrá para que el negocio no fracase.

Recuerda que el franquiciante seguirá siendo el dueño de la marca y tú solo tendrás el derecho para abrir un local con su marca bajo sus directrices, por lo que el orden y la disciplina son indispensables. Es aconsejable conocer todas las ventajas e inconvenientes de las franquicias para saber si es la opción idónea.

Que las franquicias son un método de emprededurismo más seguro y ventajoso es un hecho , ya que el 95 por ciento de los establecimientos franquiciados continúan vivos al menos hasta cinco años.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No