Razones por las que debes contratar un seguro médico en tu empresa

Gemma García
Existen seguros para empresas que son obligatorios y otros que son recomendables. Luego están los que pueden aportarte algunos aspectos positivos, no siempre medibles financieramente, pero que debes tener en cuenta. Los seguros de salud privados son los que generan una consideración más favorable entre los empleados. Unos trabajadores contentos, son más eficientes. Toma nota de los siguientes consejos para elegir un seguro médico en tu empresa, ¡no te arrepentirás!

No todo son abstracciones, no creas. Está claro que si contratar un seguro de salud para empresas tiene un impacto negativo en tus cuentas o un coste que no puedes asumir, entonces no puedes ni planteártelo. Pero, antes de desechar la idea, debes saber que normalmente las aseguradoras cuentan con paquetes especiales para las empresas y los precios son realmente mucho más asequibles que los que pagan los particulares por su cuenta.

Seguro médico para empresa
Imagen: TRAIMAK || Shutterstock

¿Se pueden deducir los seguros de salud para empresa?

Antes de entrar en detalles sobre la póliza y condiciones que más te interesan, hay un tema que no podemos dejar de tratar. Es el del impacto fiscal que tienen este tipo de seguros en tu negocio. Sí, esas son las buenas noticias, los seguros médicos de empresa tienen desgravaciones. Estás son las dos posibilidades:

  • Seguro médico para autónomos. Ya que estos profesionales no cuentan con la misma cobertura de Seguridad Social que el resto de trabajadores, les resulta muy conveniente completar con un seguro médico privado. Tienen la ventaja de que las compañías les ofrecen una tarifa plana, sin condicionantes que lo encarezcan como la edad, que hace que sean más baratos que los de particulares. Y, pueden incluir a sus familiares como asegurados. Respecto a la fiscalidad, es deducible hasta un máximo de 500 euros anuales por miembro de la familia (los hijos hasta los 25 años).
  • Seguro médico colectivo para empleados. Se pueden contratar generalmente a partir de los dos trabajadores por plantilla. Tienen el tratamiento de beneficios sociales, es decir, el empresario paga la póliza y el empleado la disfruta gratis, apareciendo en su nómina como retribución en especie. También se ofrecen en formato de tarifa plana, o sea, un precio fijo por cada asegurado. Otra posibilidad es la de tramos de prima por edad. En ambos casos, la póliza es mucho más ventajosa que la contratada a modo personal. De cara a las cuentas con Hacienda, es un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades (con un tope máximo de 500 euros por trabajador). Además, aunque es una retribución en especie, está exenta de tributar IRPF hasta el mismo límite de 500 euros anuales.

Beneficios de los seguros médico en tu empresa

Las grandes empresas tienen claro que proporcionar cobertura sanitaria privada de calidad es una forma de retener a sus empleados y directivos. Pero, esta política es igualmente aplicable en las pequeñas empresas. Haz cuentas y verás como la inversión suele compensar con creces. Estos son algunos de los beneficios que te reportará:

  • Reducción del absentismo laboral. Hay estadísticas que demuestran que tener un buen seguro médico hace que los empleados se sientan mejor en la empresa y se produzcan menos bajas.
  • Favorece la productividad. No es que haya una razón lógica que lo justifique, pero también es un dato que se ha comprobado por los empresarios que han dado el paso.
  • Mejora la prevención de riesgos laborales y la seguridad en las empresas. Entre otras razones porque las aseguradoras incluyen charlas y protocolos para la prevención de accidentes en las empresas para las que trabajan.

Y, un remate final en esto de los consejos para elegir un seguro médico en tu empresa. No te quedes con el primer seguro médico que consultes. La competencia es tal que las compañías que se dedican a este tema suelen ofrecer paquetes y condiciones muy ventajosas. Elige la que mejor responda a tus necesidades.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No