Centralita virtual para pymes: lleva tu negocio a una nueva dimensión

Paula García

Centralita telefónica virtual para empresas
Bojan Milinkov || Shutterstock

Cuando planteamos mejoras para nuestro negocio como la instalación de una centralita virtual es fácil que emprendedores, autónomos o pequeñas empresas la descarten porque “es demasiado para un negocio pequeño como el mío”. Sin embargo, no hace falta tener una gran multinacional, ni siquiera una empresa de tamaño medio, para contar con una centralita virtual. Su uso nos aporta un gran número de ventajas, así que vamos a conocer los principales beneficios de contar con el servicio de centralita virtual para empresas y emprendedores.

Recibe llamadas donde y cuando quieras

Para quienes aún no lo tengan claro, una centralita virtual es un sistema de telefonía IP avanzado que nos permite tener varios puestos telefónicos o extensiones, lo que nos permite mejorar la gestión de la atención telefónica de la empresa. La principal diferencia con las centralitas físicas es que al ser virtual nos ahorramos el aparato -que son caros y se quedan obsoletos- y no te exigen ningún tipo de mantenimiento. Además, puedes colocar tantas extensiones en tantos lugares como quieras, incluso en diferentes países.




De esta forma, podemos recibir las llamadas a la empresa desde cualquier lugar. Pero la cosa no acaba aquí, ya que especialistas en centralitas virtuales como Fonvirtual.com añaden a sus servicios la tecnología WebRTC, con la que puedes recibir llamadas en cualquier dispositivo conectado a internet, sin necesitar un teléfono IP. Es un paso más en el mundo de la atención telefónica, ya que basta con cualquier dispositivo con conexión a la red para atender a unos clientes que de esta manera también obtienen un servicio mucho más eficiente.

Control sobre la atención telefónica

El hecho de contar con una centralita virtual no nos impide ejecutar un control absoluto sobre las llamadas que entran a la empresa. Es más, a parte de quedar registradas estas centralitas cuentan con importantes sistemas de estadísticas que te permiten analizar todos los datos relacionados con las llamadas entrantes e incluso graban las llamadas. La grabación es algo básico para estudiar qué tipo de atención al cliente se ofrece, si el trato es el adecuado, si ofrecemos la respuesta que buscan los clientes, etc.

Para un control todavía mayor, podemos utilizar como extensiones teléfonos fijos y móviles, sin olvidar las extensiones WebRTC. No importa el operador que tengas, ni de fijo ni de móvil, todas las llamadas se pueden desviar gratis y sin límite de minutos, lo que permite atender a los clientes sin ninguna prisa. La tecnología WebRTC de la que antes hablábamos te permite controlar las llamadas que recibe la centralita desde la tablet, el ordenador o una app de tu móvil, sin tener que instalar nada.

Centralitas totalmente personalizables

Tener una centralita virtual nos abre muchísimas posibilidades para explotar nuestro negocio. Por ejemplo, podemos utilizar locuciones de voz, configurar un menú con opciones o crear una cola de espera con música, de forma que se agilice la atención al cliente. También nos ofrecen la posibilidad de crear listas blancas y listas negras con los clientes más importantes o con aquellos a los que -por la razón que sea- no queremos atender, respectivamente; y permiten pasar llamadas entre las diferentes extensiones.

Por último, hay que destacar la opción de llamar desde las extensiones WebRTC, lo que permite llamar desde el ordenador o la tablet mostrando el número de la centralita en la pantalla del receptor de la llamada. Como ves, tener una centralita virtual aporta un plus a nuestra empresa que nos permite marcar las diferencias con la competencia. No importan el tamaño de la compañía ni el sector al que se dedique: cualquier empresa puede contar con una centralita virtual e impulsar con ella su servicio de atención al cliente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Sin categoría